• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
    • Medicamentos
    • Enfermedades
    • Cáncer
    • Menopausia
    • Alergias
    • Dietética
    • Vida sana
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar
Exclusiva Carolina Iglesias se une a 'Tu cara me suena 11' y pasará por el clonador como invitada
MANÍAS EXTRAÑAS

La gente hace cosas rarísimas al llegar a los hoteles

La gente hace cosas rarísimas al llegar a los hoteles
Diego López García

Diego López García

He recorrido medio mundo. Amante de viajar, la aviación y la cultura japonesa.

Última actualización: 26 Febrero 2024
¡Comenta!
Buscar cámaras ocultas, bloquear la puerta o esconder el pasaporte son las particulares rutinas de una influencer que están arrasando en las redes.

El vídeo tiene cerca de 60 millones de reproducciones en redes sociales y narra las peripecias que la señora en cuestión realiza cada vez que llega a un hotel. Las define como "consejos de seguridad" y no sé si es por el apellido ruso de la influencer en cuestión o porque ha visto muchas películas, pero debe ser un poco frustrante creer que vives en un telefilme de espías de sobremesa y que todo el mundo va a por ti. Menudas vacaciones.

En cualquier caso, visto el tirón de los consejos, vamos a intentar repasarlos y entender por qué los hace. Muchos son contraproducentes, otros no sirven para nada y alguno demuestra hasta qué punto se puede llegar a ser neurótico.

@natalia.be.beWe came on vacation and here are a few things that I will do first for safety. You never know what can happen, especially when you have a child you worry more. I hope these lifehacks help you?? #travellife#hacks#hotel#tipsandtricks#hoteltips#hotelhack#hack#lifehacks#safetytips#safetyfirst? original sound - The Motherhood Journey

La moneda en el picaporte

¿Qué? La interfecta deposita cuidadosamente una moneda en el borde del picaporte de la puerta de la habitación por dentro.

¿Por qué? La suposición más común es saber si alguien ha intentado entrar en la habitación estando ellos dentro, ya que desde fuera colocar algo así es imposible.

Nuestro veredicto. Vista la estabilidad de la moneda es capaz de caer al suelo con una corriente de aire o un suave golpe a la puerta por fuera. Imagínate el disgusto que te puedes llevar viéndola en el suelo y que no haya pasado nada. Por lo general, si no quieres ser molestado en tu habitación existe el cartel de no molestar. En caso contrario, todos los empleados suelen llamar a la puerta y avisar antes de entrar. Puedes no enterarte, porque estés en el baño o tengas los auriculares puestos y que pasen estando tú dentro. Es, además, relativamente frecuente. Tras la limpieza suele venir personal diferente a mirar el minibar o encargados a comprobar que la limpieza de la habitación es correcta. En definitiva, que la moneda no sirve para nada y si te la encuentras en el suelo sólo va a servir para emparanoiarte más.

La tirita en la mirilla

¿Qué? Aplicar una tirita en la mirilla de la puerta.

¿Por qué? Como el que la pone en la webcam del portátil, imaginará que la gente se pelea por mirarle a través de ella y ver qué hacen dentro de la habitación.

Nuestro veredicto. En este caso estamos ante una práctica relativamente inocua, si así duermes mejor, allá tú. Pero la realidad es que sirve para poco. Todas las mirillas están diseñadas para mirar desde dentro hacia fuera, y si lo haces al revés obtienes una imagen bastante deformada. ¿Has ido alguna vez a un hotel y visto a alguien mirar así por las mirillas de la habitación? Yo tampoco. Eso sí, yo intentaría quitarla cada vez que salgas de la habitación, porque si el personal de limpieza se la encuentra puede pensar o que estás cucú o que guardas un tesoro en tus aposentos y se ponga a buscarlo.

El dedo en el espejo

¿Qué? Colocar suavemente el dedo en los espejos de la habitación.

¿Por qué? Esta es para premio. Lo que está es intentando identificar espejos con doble fondo. Es decir, que detrás del espejo esté alguien viendo o grabando qué sucede al otro lado. La mayoría de los espejos convencionales tienen la capa reflectante detrás del cristal, por lo que al depositar tu dedo verás una pequeña separación entre él y su reflejo. Si dicha separación no existe, eso es que la capa reflectante está delante del cristal, y que lo de detrás puede ser un espejo de doble cara.

Nuestro veredicto. Desde un punto de vista estrictamente técnico, la prueba no tiene una validez total, ya que la mayoría de los espejos normales funcionan con el cristal por delante, pero que lo haga de la otra forma no quiere decir que tenga doble fondo o sea un espejo trucado. Más allá, salvo que te alojes en la Pensión Mariuska o seas el presidente de una organización mafiosa, ¿qué hotel iba a instalar cámaras detrás de sus espejos?

El pasaporte en el pañal

¿Qué? Guardar el pasaporte y el dinero dentro de un pañal.

¿Por qué? Para evitar que te lo roben... ¿quién iba a querer meter la mano en algo así?

Nuestro veredicto. En cuanto al dinero, joyas y demás, lo recomendable es intentar viajar siempre con lo justo y necesario y aprovechar los pagos con tarjeta de crédito siempre que sea posible, siendo mucho más seguro y trazable. Lo del pasaporte sí que me parece para dar de comer a parte. ¿Quién iba a querer robarte un pasaporte? ¿Para qué le sirve a un desconocido un pasaporte con un nombre y foto que no es él? ¿Qué saca el hotel de ahí si seguramente ya te lo pidió y fotocopió cuando hiciste el check in?

El gadget para bloquear la puerta

¿Qué? Una especie de cierre con dos placas unidas para hacer de cadena en la puerta.

¿Por qué? Volvemos al elemento del principio. Aquí el gadget en cuestión también sólo funciona desde dentro. Y si la moneda al menos te avisaba de si entraba alguien, éste directamente se lo impide.

Nuestro veredicto. Para lo único que sirve es para que no puedan entrar de manera fácil si sufres algún percance o accidente en la habitación. Directamente desaconsejado. Si prefieres que no entre nadie, utiliza los propios métodos de seguridad de la puerta y no cosas exóticas. Además, en algunos países como Estados Unidos los empleados del hotel tienen la obligación de entrar en las habitaciones cada cierto tiempo por motivos de seguridad después de los tiroteos perpetrados desde algunas de éstas. Vamos, que por tu celo de seguridad te pueden confundir con un loco. No sé si es peor el remedio que la enfermedad.

Limpiar el mando de la tele

¿Qué? Una toallita para limpiar el mando de la televisión.

¿Por qué? Hace unos años salió un estudio diciendo que el mando de la tele del hotel era el lugar donde más gérmenes se acumulaban.

Nuestro veredicto. Esto es como lo de la tirita en la mirilla, si con ello duermes más tranquilo, adelante. Es cierto que hace unos años se publicó que el mando era el lugar de la habitación que más gérmenes acumulaba, pero desde entonces se ve que la televisión ha ido perdiendo adeptos. Un nuevo estudio dice que dicho lugar ya no es el mando, sino el interruptor de la luz de la entrada. En realidad, o te fías de la limpieza del establecimiento o la rehaces tú toda al llegar, porque lo de re-limpiar algunas cosas sí y otras no tampoco demasiado sentido.

Mucho más Bekia Viajes en Instagram

Instagram Bekia viajes Instagram Bekia viajes Instagram Bekia viajes Instagram Bekia viajes Instagram Bekia viajes Instagram Bekia viajes Instagram Bekia viajes Instagram Bekia viajes

Nuestra amiga Natalia es una maniática de la seguridad que vive atemorizada de que las habitaciones de hotel a las que va tengan cámaras ocultas que la espían en el baño y tiene todo un ritual de cosas absurdas que hace nada más llegar a su habitación. Lo sentimos, pero seguramente no seas tan importante para que nadie se moleste en un despliegue de espionaje digno de una película de James Bond. Recordamos que las vacaciones son para disfrutar y si cada vez que sales de casa te llevas en la maleta todas estas preocupaciones, tal vez sea mejor no salir.

Artículos recomendados