• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
    • Medicamentos
    • Enfermedades
    • Cáncer
    • Menopausia
    • Alergias
    • Dietética
    • Vida sana
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar

Bekia viajes

Consejos

Consejos para superar el síndrome posvacacional

Consejos para superar el síndrome posvacacional
VUELTA A LA RUTINA

Consejos para superar el síndrome posvacacional

Afrontar la apatía y la sensación de estrés de los primeros días tras la vuelta al trabajo es sencilo. Te enseñamos aquí cómo aplacar el síndrome postvacacional.
Julio A. López

El síndrome postvacacional se genera tras la reincorporación al puesto de trabajo después de unas vacaciones. Cuanto más largas son, más se generan los malestares que conforman esta molestia, que genera frustración, apatía y depresión entre quienes vuelven a la rutina tras un descanso de, al menos, varias semanas.

Entre los síntomas que caracterizan a una persona con síndrome posvacacional destacan el malestar general, algunos cuadros de ansiedad (de menor o mayor intensidad), depresión, sudoración, falta de concentración, descenso acusado del rendimiento en el puesto de trabajo, cambios de humor, palpitaciones e incluso respiraciones agitadas y rápidas.

Entre los síntomas del síndrome posvacacional se encuentran la apatía, la ansiedad y la depresiónEntre los síntomas del síndrome posvacacional se encuentran la apatía, la ansiedad y la depresión

Aunque en algunos casos es inevitable, por norma general, el síndrome posvacacional dura alrededor de una semana hasta que el cuerpo es capaz de adaptarse a los antiguos ritmos y, así aumentar el rendimiento y la energía en el día a día. Entre algunos consejos para paliar sus síntomas, destacan los siguientes.

1 Descansa correctamente

Debes dormir al menos 7 u 8 horas seguidas para que el cuerpo se encuentre con la suficiente energía para afrontar el día a día. Además, el cansancio únicamente agravará la sensación de cansancio y apatía que caracteriza el síndrome posvacacional. Además, la adaptación del cuerpo a volver a madrugar no debe ser brusca, sino progresiva. Por ejemplo, en los días previos a la reincorporación al trabajo e incluso los fines de semana, puedes ir adelantado intervalo de tiempo determinado cada día hasta llegar a la hora necesaria para 'entrenar' tu cuerpo.

2 Mantente ocupado y haz ejercicio

Especialmente cuando la vuelta de vacaciones se realiza en horario de verano, en el que se pueden aprovechar más horas de sol, no te encierres en casa al volver del trabajo. Aprovecha la luz solar para hacer ejercicio al aire libre, dar un paseo o practicar cualquier afición que se pueda realizar en la calle. Esto generará endorfinas, la hormona que genera la sensación de bienestar. Además, encerrarte en casa hará que se cree un ciclo de pensamientos negativos que incluso puede alargar el síndrome.

3 Mantén una relación sana con tus compañeros

Una de las mejores formas de combatir el síndrome posvacacional es romper con todo aquello que te molesta de tu trabajo antes de tomarte tu, por otra parte, merecido descanso. Si uno de los problemas en el trabajo eran aquellas rencillas que podías tener con algunos compañeros o compañeras, es momento de limar asperezas.

Una nueva relación con tus compañeros de trabajo ayudará a que el trabajo se haga más amenoUna nueva relación con tus compañeros de trabajo ayudará a que el trabajo se haga más ameno

Si antes de vacaciones no pudiste resolver algún asunto pendiente con tus colegas, s in duda este es el momento para hacerlo. Solucionar los problemas te ayudará a despejar la mente y generará tranquilidad.

4 Reduce e incluso evita tomar bebidas con alcohol o cafeína

En momentos en los que tienes ansiedad y falta de concentración, las bebidas alcohólicas o con cafeína son las menos indicadas, ya que agravarán esa sensación durante tu trabajo y fuera de él. Las bebidas con alcohol, además de deshidratar, agudizarán la apatía y la desconcentración. Por otra parte, las bebidas con cafeína, al ser estimulantes, impulsarán la sensación de ansiedad y las palpitaciones.

5 No caigas en pensamientos recurrentes negativos

En el síndrome posvacacional, al igual que en otros problemas psicológicos, la mente es nuestra peor enemiga. Por ello, debes dotar a tu cerebro de mecanismos para afrontar los pensamientos negativos de modo que no se apoderen de ti con contraargumentos que rebatan esa sensación de tristeza.

Hay que bloquear los pensamientos negativos con otros positivos que los rebatanHay que bloquear los pensamientos negativos con otros positivos que los rebatan

También es recomendable ocupar tu mente con alguna afición que practiques a menudo, ejercicio o incluso ver series o películas. Y, sobre todo, no pienses en el trabajo fuera del horario laboral. E vita contestar a correos o mensajes del móvil fuera del horario. Debes aprender a disfrutar y centrarte en los momentos de ocio.

6 Dentro de lo posible, gradúa el trabajo a realizar

Es cierto que, durante los primeros días tras las vacaciones, la productividad no es la habitual incluso al periodo anterior a tomar el descanso. No obstante, siempre que el ritmo de trabajo lo permite, procura no realizar las tareas más arduas los primeros días, o dedícate a llevarlas a cabo en menores dosis, permitiéndote retomar las tareas de forma progresiva.

7 Organízate

En momentos en los que los niveles de concentración son inferiores a los que generalmente suelen tenerse, es recomendable apoyarse en instrumentos para asegurar al cien por cien la organización y no dejar nada en el tintero. Emplea calendarios, agendas o cualquier recurso que consideres que sea útil para que tu única labor sea apuntarlo en el día que se tenga que realizar y consultarla alguna vez al día.

Asegura tener en tu mano agendas o cualquier forma de organización que permita no olvidarte nada y así no estresarteAsegura tener en tu mano agendas o cualquier forma de organización que permita no olvidarte nada y así no estresarte

Además, también sería adecuado realizar una lista de tareas a realizar y colocarlas por orden de prioridad, fecha de entrega o dificultad, así, además, se pierde menos tiempo a la hora de pensar cómo ejecutar el nivel de trabajo diario y se puede hacer con mayor detenimiento y profesionalidad las tareas indicadas.

Artículos recomendados