• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
    • Medicamentos
    • Enfermedades
    • Cáncer
    • Menopausia
    • Alergias
    • Dietética
    • Vida sana
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar

Bekia viajes

Destinos

Los monumentos de Oviedo y del Reino de Asturias, arte prerrománico en el norte de España

Los monumentos de Oviedo y del Reino de Asturias, arte prerrománico en el norte de España
PATRIMONIO MUNDIAL

Los monumentos de Oviedo y del Reino de Asturias, arte prerrománico en el norte de España

La UNESCO viene reconociendo desde 1985 a varias iglesias prerrománicas astures como Patrimonio de la Humanidad por su incalculable valor histórico y artístico.
Jorge del Caz Martín

Uno de los años más trascendentales en la historia de España es, sin duda, el 711. Fue en ese momento en el que la cultura que habían establecido los visigodos por casi todo el territorio actual español a través de la fundación de su reino se rompió por completo con la conquista árabe. Los cristianos que resistieron a la invasión consiguieron huir al norte, protegidos por la Cordillera Cantábrica como muralla natural. Pronto comenzaron a reorganizarse de nuevo, dando lugar al nacimiento del Reino de Asturias en el 718, cuando don Pelayo fue elegido como líder y príncipe, dirigiendo el primer reino cristiano de la península Ibérica después de la llegada de los musulmanes.

Alejados de Al-Ándalus, los astures no solo comenzaron a recuperar los territorios perdidos tras la famosa Batalla de Covadonga, extendiéndose paulatinamente hacia la submeseta norte, sino que también desarrollaron un arte endémico que les continúa identificando y es parte de sus señas de identidad culturales. Se trata de la arquitectura prerrománica, que en ningún caso fue heredera de la visigoda y que ha recibido este nombre porque precedió a las formas románicas que llegaron a España desde Europa a través del Camino de Santiago. Iglesias y palacios se levantaron durante este período para construir y asentar las bases de un nuevo reino.

Estatua de Don Pelayo, primer Monarca del Reino de AsturiasEstatua de Don Pelayo, primer Monarca del Reino de Asturias

Miles de años después, en concreto en 1985, la UNESCO reconoció el valor histórico y artísticos de las diferentes construcciones que se levantaron en este período otorgando a buena parte de las iglesias prerrománicas astures el título de Patrimonio de la Humanidad, declaración que se extendió posteriormente a otros edificios, creando la categoría de " Monumentos de Oviedo y del Principado de Asturias " para identificar a este conjunto de joyas histórico-artísticas en 1998. Te contamos a continuación los tesoros que nutren a este privilegiado grupo para que no te los pierdas cuando visites la capital del Principado de Asturias y sus alrededores en tu próxima escapada.

Iglesias del Monte Naranco

El Monte Naranco, situado en Oviedo, es la capital del arte prerrománico astur, al encontrarse aquí las principales muestras de este estilo artístico y arquitectónico, así como también las más conocidas. Son estas las iglesias de Santa María del Naranco y la de San Miguel de Lillo, las cuales os explicamos más en profundidad a continuación.

Santa María del Naranco

  

Sin duda alguna, Santa María del Naranco es el atractivo cultural más conocido del Principado de Asturias. Situado en el Monte Naranco, a las afueras de la capital, su forma no tiene nada que ver con la de otras iglesias prerrománicas, lo cual no es casual. El primitivo uso del edificio fue civil, ya que fue una de las dependencias del conjunto palatino que Ramiro I construyó en este emplazamiento de las afueras de la capital, sirviendo posiblemente como Aula Regia. Sin embargo, a mediados del siglo XII se reconvirtió en iglesia, manteniendo el uso litúrgico durante varios siglos. De hecho, se aprecian signos de restauraciones posteriores, destacando un arco ojival gótico.

Santa María del Naranco es el emblema de los monumentos prerrománicosSanta María del Naranco es el emblema de los monumentos prerrománicos

Más de mil años de historia se encierran en este asombroso edificio que hemos tenido la suerte de que se haya mantenido en pie hasta la actualidad, convirtiéndose en el símbolo y estandarte del arte astur. Nueve metros de altura repartidos en dos plantas, destacando la segunda que cuenta con escultura propia de la época y dos maravillosos miradores desde los que se contemplan las mejores vistas del Monte Naranco.

San Miguel de Lillo

Junto con Santa María del Naranco, la Iglesia de San Miguel de Lillo es la otra joya prerrománica del Monte Naranco. De hecho, ambos edificios debían de formar parte del mismo conjunto arquitectónico levantado por Recaredo I, sirviendo esta construcción de templo palatino. Las verdes y frescas praderas de la montaña han dificultado siempre la conservación de estos edificios, pasándoles factura rápidamente a San Miguel de Lillo, que sufrió en el siglo XIII un derrumbe, lo que provocó que sus portentosas dimensiones se vieran reducidas considerablemente, conservando actualmente solo un tercio de su planta original. 

La Iglesia de San Miguel de Lillo se encuentra en el monte Naranco de OviedoLa Iglesia de San Miguel de Lillo se encuentra en el monte Naranco de Oviedo

El interior de San Miguel de Lillo, completamente abovedado, cuenta con algún fresco que ha sobrevivido al paso del tiempo, pero la gran mayoría se han perdido debido a la humedad del ambiente. La iglesia, al igual que Santa María del Naranco, se puede visitar de forma guiada únicamente, destacando que en días puntuales se siguen celebrando oficios religiosos, por lo que es un monumento vivo que tiene su esencia original. 

Santa Cristina de Lena

Situada a 35 kilómetros de la capital, la Iglesia de Santa Cristina de Lena es otro de los templos prerrománicos que forman parte de los Monumentos de Oviedo y del Reino de Asturias reconocidos como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985. Una de las curiosidades de este edificio es su planta, que es de cruz griega, totalmente distinta a las de tipo basilical del resto de iglesias del arte astur de la época. Santa Cristina de Lena fue construida en el siglo IX, aunque su fisionomía actual ha sido levemente modificada con las restauraciones efectuadas en los siglos XIX y XX, después de haber sido catalogada como Monumento Nacional en 1885 a fin de evitar su derrumbe.

Santa Cristina de Lena se encuentra a 35 kilómetros al sur de OviedoSanta Cristina de Lena se encuentra a 35 kilómetros al sur de Oviedo

La estampa bucólica del exterior es inolvidable, coronando esta coqueta ermita un pequeño monte verde rodeado de árboles. La sencillez es palpable tanto en su exterior como en su interior, en el que sobresale el altar principal, con tres arcos de medio punto que recuerdan a la galería de Santa María del Naranco y forman todo un arco del triunfo que constituye el conjunto escultórico más importante del templo, estando esta capilla a una altura superior a la del resto del templo para destacar su importancia. Se puede visitar su interior pagando una entrada cuyo precio es simbólico, aunque los lunes y el mes de noviembre permanece cerrada.

San Julián de los Prados

La Iglesia de San Julián de los Prados es la más antigua y grande de los templos prerrománicos que han llegado hasta nuestros días y se añadió a la lista de la UNESCO en 1998. Se encuentra situada en Oviedo y fue promovida por Alfonso II El Casto a comienzos del siglo IX, siendo conocida popularmente como Santuyano. Sus dimensiones son espectaculares y es perfecta para estudiar el arte astur, ya que sigue los principios básicos de esta rama arquitectónica previa al románico, contando con planta basilical o arcos de medio punto. Está dedicada a los mártires egipcios Julián y Basilia, destacando la sencillez exterior que contrasta con la riqueza artística interior que todavía hoy conserva.

San Julián de los Prados se asienta junto a la salida de Oviedo en dirección a Gijón y AvilésSan Julián de los Prados se asienta junto a la salida de Oviedo en dirección a Gijón y Avilés

El pórtico y la espadaña son los elementos más destacados del cuerpo de la iglesia, aunque el visitante se sobrecoge cuando cruza el umbral de la puerta y se encuentra con los frescos que recubren la arquitectura interior. Estas verdaderas obras de arte, que siguen los motivos vegetales o geométricos, son únicas en todo el continente europeo, ya que son escasas las iglesias de este período que conservan la decoración pictórica original y, además, en el propio templo, no habiéndose trasladado a ningún museo. Destacan también los capiteles de la capilla mayor, labrados a la perfección.

Cámara Santa de Oviedo

La Catedral de San Salvador de Oviedo conserva en su interior una verdadera joya del arte prerrománico astur, como así es su Cámara Santa. Este espacio, en el que se conservan las reliquias más preciadas del templo catedralicio, fue construido en el siglo IX y continúa teniendo la misma función primitiva de su origen: custodiar los tesoros más valiosos del Principado de Asturias, como así son las cruces de la Victoria y de los Ángeles, la Caja de las Ágatas, el Arca Santa o el Santo Sudario.

Para la defensa de todo este importante patrimonio histórico, se construyó una torre defensiva, conocida como Torre Vieja, al mismo tiempo que esta cámara. Cabe destacar que la Revolución de Asturias de 1934 provocó la voladura de la Cámara Santa, teniendo que emprender una importante restauración para recuperar todo su esplendor, utilizando para ello las mismas piedras y planos originales. Fue consagrada nuevamente en 1942, coincidiendo con el 1.100 aniversario de la muerte del rey Alfonso II El Casto, pieza clave en la creación de esta cámara. Está dividida en dos plantas, siendo estas la Cripta de Santa Leocadia y la Capilla de San Miguel.

Fuente de FoncaladaFuente de Foncalada

Fuente de Foncalada

Situada en la misma calle a la que da nombre, se trata del único monumento incluido en la categoría de la UNESCO para reunir a las mejores obras de arte prerrománico astur que no es de tipo religioso, siendo añadido en la ampliación realizada en 1998. La Fuente de Foncalada es un atractivo cultural situado en el mismo centro de Oviedo que servía para proveer de agua a los habitantes de la ciudad. Es importante destacar que es la única obra pública medieval que se conserva en la capital asturiana y una de las más importantes de todo el norte peninsular. Su construcción fue ordenada por el rey Alfonso III y en su frontón se encuentra esculpida la Cruz de la Victoria, símbolo del Reino de Asturias, junto con dos inscripciones de corte religioso.

Artículos recomendados