Menú
Playa de las Catedrales: la magia del Cantábrico en Lugo
Playa de las Catedrales: la magia del Cantábrico en Lugo
ENCLAVE NATURAL

Playa de las Catedrales: la magia del Cantábrico en Lugo

Este impresionante enclave se encuentra en el municipio gallego de Ribadeo (y a unos 10 kilómetros de esta localidad), al norte de la provincia de Lugo, casi limítrofe con Asturias.

Brais Besteiro

Si por algo destaca Galicia, además de por su gastronomía, es por su impresionante costa con un total de 1.489 kilómetros de recorrido, lo que supone un 34% del total peninsular. A su vez este extenso territorio se divide en Rías Altas y Rías Baixas. Las primeras corresponden al norte y noroeste de la comunidad incluyendo toda la costa de la Provincia de Lugo hasta el llamado Cabo de Finisterre (A Costa da Morte), que se encuentra en medio de la provincia de A Coruña. Las segundas parten desde el mismo punto hasta la desembocadura del Río Miño en en la frontera con Portugal.

Y entre todas las rías y playas destaca un sobre las demás por motivos más que evidentes: A Praia das Catedrais (Playa de las Catedrales). Este impresionante enclave se encuentra en el municipio gallego de Ribadeo (y a unos 10 kilómetros de esta localidad), al norte de la provincia de Lugo y casi limítrofe con Asturias, bañado por las aguas del Cantábrico (a tener en cuenta por las bajas temperaturas que puede alcanzar el agua si se tiene en mente darse un baño).

Hay que tener en cuenta las mareas para pasear por la playaHay que tener en cuenta las mareas para pasear por la playa

Este espacio natural fue declarado Monumento Natural en el año 2005. Y este no es el único título que ostenta, sino que también es considerado Red Natural desde el 2000, Zona de Especial Protección de los Valores Naturales, así como Reserva de la Biosfera desde 2007. Por eso, año tras año renuevan las dos etiquetas que acreditan su calidad: la bandera azul que posibilita su baño y la Q de Calidad Turística.

Una formación rocosa de hace más de 500 millones de años

Los característicos acantilados que se pueden ver hoy día y que hacen de esta playa la meca del gótico natural por excelencia no siempre fueron así. Incluso no siempre se llamó A Praia das Catedrais. Su nombre original fue A Praia das Augasantas (Playa de las Aguasantas) por la posible presencia de un antiguo manantial de aguas medicinales con propiedades milagrosas. O al menos eso cuenta la historia popular del lugar.

Hay piedras erosionadas a distintos niveles puediendo comprobar como va evolucionandoHay piedras erosionadas a distintos niveles puediendo comprobar como va evolucionando

Geológicamente hablando, este entorno natural está formado por rocas de hace aproximadamente 500 millones de años que hasta hace 350 millones formaron parte de una gran cordillera montañosa del calibre del Himalaya que dejó de existir cuando colisionaron dos superficies, las antiguas Laurusia y Gondwana. El paso de los años hizo todo lo demás. Los diferentes movimiento tectónicos y la constante erosión del mar y los agentes climatológicos acabaron erosionando de esta característica forma como si de los contrafuertes de las catedrales góticas se tratasen.

La importancia de las mareas

Teniendo en cuenta que las características erosiones en las rocas se producen principalmente por la erosión del mar, las mareas son un factor importante a la hora de visitar esta playa. Cuando hay pleamar (cuando el agua alcanza su nivel más alto) queda totalmente sumergida siendo posible sólo visitarla desde la parte alta de los acantilados. Esto tampoco es un contratiempo, porque también ofrece unas impresionantes vistas desde todo lo alto.

Con la marea baja se crean pequeñas charcas en las que bañarse sin peligroCon la marea baja se crean pequeñas charcas en las que bañarse sin peligro

Sin embargo uno de sus mayores atractivos es poder visitarla desde el propio arenal y esto solo es posible cuando la marea está baja, de forma que el agua se retira considerablemente. Bastará con caminar unos 600 metros hacia la derecha desde las únicas escaleras de acceso para pasear entre las impresionantes columnas de piedra. Además, en bajamar se crean pequeñas calas que son el divertimento ideal para los más pequeños, que podrán darse un baño sin ningún tipo de riesgo, ya que el mar no estará al nivel suficiente como para romper de manera brusca contra las piedras. En la página oficial de A Praia das Catedrais se dispone de una tabla de información en la que se puede consultar las mareas de cada uno de los días.

Más allá de la propia playa, el entorno en el que se encuentra dispone de una flora y fauna muy amplia que tampoco tiene desperdicio. Numerosos tipos de aves catalogadas como Especies Amenazadas así como también anfibios (la rana de San Antón) y diferentes mamíferos. En cuanto a vegetación, destaca especialmente la Acelga Salada, una especie también catalogada en peligro crítico o peligro de extinción. Por todo esto, desde la propia organización de la playa se ruega a los visitantes sean respetuosos con el entorno para que se siga manteniendo en perfecto estado.

Hay que tener en cuenta una serie de normas de seguridad para evitar daños personalesHay que tener en cuenta una serie de normas de seguridad para evitar daños personales

A tener en cuenta antes de ir

Al ser de gran interés turístico, A Praia das Catedrais cuenta con una amplia disponibilidad de diferentes medios de transporte para llegar hasta allí. El más común es el coche, dado que se puede llegar desde diferentes puntos gracias a las Autovías A8 (con el desvío 516 directo a la playa) y la A6; y, la más especial de todas, la carretera nacional N-634 que recorre toda la cosa permitiendo disfrutar de impresionantes vistas. En caso de desplazarse desde Ribadeo, se dispone de transporte público con horarios flexibles y conexión directa con el centro de la ciudad y la propia playa. Incluso durante los meses de verano se pone un servicio especial de autobús propio para el viaje directo hasta el lugar para facilitar lo máximo posible a los turistas. En el caso de venir desde más lejos, diferentes empresas de autobuses cuentan con línea tanto con ciudades de Galicia, Asturias e incluso de Madrid. También un servicio de ferrocarril Ferrol-Gijón.

Consejos de seguridad

Es importante tener en cuenta que el espacio que se va a visitar está principalmente manejado por la propia naturaleza, y aunque la mano del hombre pueda evitar ciertos peligros, sí se ruega que los visitantes tengan ciertas precauciones que se pueden encontrar explicadas también en su propia página web.

El primero de los casos es la cuestión de las mareas. Como ya se explicó, estas varían peligrosamente, por eso es importante iniciar la ruta una hora antes de la hora de producirse la baja mar, de esta forma se contará con tiempo suficiente para realizar la visita a las cuevas y regresar hasta la salida sin ningún riesgo. También hay que tener en cuenta que la zona que más tarda en quedarse descubierta también es la primera en volver a cubrirse a la hora de subir la marea, por eso es mejor no profundizar mucho.

En caso de que la marea esté alta se puede pasear por los acantiladosEn caso de que la marea esté alta se puede pasear por los acantilados

En caso de realizar la visita en temporada en la que las mareas no reduzcan mucho su tamaño, es conveniente no adentrarse mucho más del lugar donde el agua cubre los tobillos por varias razones: puede haber algún charco profundo, alguna piedra peligrosa o incluso algún golpe de mar inesperado. En el caso de realizar el recorrido por la parte alta, es decir, encima de los acantilados (perfecto para cuando la marea está alta), también se ruega que los propios visitantes extremen su propia seguridad evitando acercarse demasiado al borde así como no escalar los islotes. Tampoco está permitido mover elementos naturales como piedras fuera de su lugar original.

Más allá de la seguridad, hay que tener en cuenta que si se piensa en visitar este enclave natural entre el 1 de julio y el 30 de septiembre es necesario hacer una reserva con antelación, en algunas fechas incluso 45 días antes. La disponibilidad varía en función del número de personas que se reserve. Cuando se realiza esta también se puede seleccionar la opción de que sea guiada, lo cual la hará mucho más interesante. Una vez se selecciona el día en el calendario, automáticamente se genera información básica de las mareas especificando las horas de bajamar y pleamar.

Artículos recomendados