Menú
Qué ver en dos días en Milán
Qué ver en dos días en Milán
LA CIUDAD DE LA MODA

Qué ver en dos días en Milán

Se puede aprovechar para ver otras ciudades como Verona, Bérgamo una vez que se visita Milán ya que la ciudad se puede ver perfectamente en 24 horas.

sheila gonzalez oliva

Milán es una ciudad, que enamora desde que se pone un pie en la ciudad italiana. Lo primero que se ha de hacer es buscar los vuelos de bajo coste que ofrece aerolínea Ryanair, ya que para visitar la ciudad basta con tan solo 48 horas. Es muy sencillo desplazarse al centro de la ciudad ya que nada más salir del aeropuerto se encuentran autobuses directos entre los que se encuentra Terravisión los cuales desplazan hasta las Estación Central de Milán. Suelen tener un coste 'low cost' de entre 5 a 8 euros, por lo que puede variar. Existe la opción de pagar en el momento (solo con efectivo) o a través de internet en la página oficial. Una vez que se llega a la Estación Central hay que desplazarse al alojamiento.

Es muy sencillo desplazarse al centro de la ciudad ya que hay autobuses directosEs muy sencillo desplazarse al centro de la ciudad ya que hay autobuses directos

Es aconsejable, además, de llevar calzado cómodo porque la ciudad no es que tenga muy buenas comunicaciones (único contra) es aconsejable desplazarse en transporte público. A partir de las 9 de la noche hay un bono de 3 euros que sirve hasta las 7 de la mañana y se puede coger: bus, metro o tranvía las veces que se quieran.

Un poco de historia

La ciudad de Milán es la mayor Área Metropolitana de Italia y el segundo municipio de Italia por población. Es la capital de la Ciudad metropolitana de Milán y de la región de Lombardía. Milán es una metrópolis que intercala la parte antigua con la moderna, en la que incluye los más novedosos rascacielos en la zona financiera y de más lujo de la ciudad. Fue fundada por los celtas alrededor del año 600 a.C. y desde entonces se ha convertido en un destino turístico de lo más aclamado por ciudadanos de todo el mundo.

Es la capital de la Ciudad metropolitana de Milán y de la región de LombardíaEs la capital de la Ciudad metropolitana de Milán y de la región de Lombardía

Qué ver en Milán

De las primeras cosas que visitar en la ciudad italiana y por supuesto, de las más impactantes es la Plaza del Duomo donde se encuentra la famosa catedral de Milán que impresiona por su tamaño, diseño y antigüedad donde capturar una panorámica de ensueño al atardecer que es cuando más bonita se ve. A pesar de que esa hora es la mejor para visitarla por la luz que tiene y el contraste de luces que se forman lo cierto es que verla de noche es otro imprescindible del viaje.

Nadie que visite Milán se puede ir sin visitarla por dentro y subir a la terraza donde se ve la ciudad de la moda desde las alturas, una imagen que quedará en la retina para siempre. Se pueden comprar los ticket por internet pero es aconsejable ir al punto de venta oficial que se encuentra en uno de los laterales de la catedral y pone un cartel donde se puede leer 'billetería'. Hay diferentes tarifas y combinaciones para ver. En esta visita se perderán aproximadamente dos horas, dos horas y media en función de la gente que haya en la cola para entrar a la catedral.

En la Plaza del Duomo está la catedral de Milán que impresiona por su tamaño, diseño y antigüedadEn la Plaza del Duomo está la catedral de Milán que impresiona por su tamaño, diseño y antigüedad

En el mismo perímetro se puede ver la famosa Galleria Vittorio Emanuele II, donde se encuentra el cuadrilátero de la moda como las míticas tiendas de Gucci, Louis Vuitton, Versace y Prada entre otras. Hay dos librerías , una de arte y otra en la que venden libros en general, tanto en inglés como en italiano, sobre todo de moda donde se puede adquirir una reliquia ideal para regalar o para darse un capricho. Libros que jamás hayas visto se encuentran entre los muros de las galerías.

Otra parada obligatoria para los amantes del café es el ir al nuevo establecimiento de Sturbucks situado en el Palazzo della Poste (en el edificio de Correos) de la Piazza Cordusio, muy cerca del Duomo las galerías de Vittorio Emanuele II. Es uno de los más grandes del mundo además de tener una fachada de lo más espectacular. Posee más de 2.300 metros cuadrados y una decoración minuciosa de lujo típico milanés, homenajeando a las tradicionales cafeteras italianas. Una parada para merendar que no se olvidará jamás.

En la Galleria Vittorio Emanuele II están las tiendas de Gucci, Louis Vuitton, Versace y PradaEn la Galleria Vittorio Emanuele II están las tiendas de Gucci, Louis Vuitton, Versace y Prada

Una ruta encantadora

Justo al otro lado de las galerías se encuentra la Plaza de la Scala, una de las más concurridas de Milán, donde se encuentra el Teatro alla Scala, un lugar que no está de más ver una vez que se está por la zona. Por la Via Santa Margherita se llena de nuevo a la Plaza del Duomo y a mano izquierda se ve la Via Mercanti, se seguirá caminando y a unos pocos metros se encuentra el Palazzo della Regione y otros edificios de lo más curiosos al más puro estilo italiano.

Otro de los lugares emblemáticos de la ciudad es el Castillo Sforzesco y el Parque Sempione. Una vez se llegue hay museos del castillo que están bastante bien y no son de precios excesivamente caros. Una vez se haya visitado el parque, que hay para unas 2 horas como mínimo, se pueden visitar tranquilamente las calles comerciales más importantes que son la Via Montenapoleone y la Via della Spiga.

En el Castillo Sforzesco hay un museo que están bastante bien y no es excesivamente caroEn el Castillo Sforzesco hay un museo que están bastante bien y no es excesivamente caro

Segundo día en Milán

El siguiente día será algo más tranquilo ya que en el primero se ha visitado casi todo. Una de las partes más impactantes del viaje será sin lugar a dudas el Cementerio Monumental. Impacta desde el primer momento que se ve la fachada, pero lo que hay en el interior es impresionante, puro arte e historia. a grandiosidad de la arquitectura de las tumbas no dejará indiferente a nadie. El metro para llegar es la parada de metro Garibaldi y a escasos metros se ve perfectamente la entrada que es totalmente gratuita. Sin duda uno de los lugares que más impresionan de todo Milán.

Una vez se termine de ver el cementerio, que puede durar una, dos o incluso tres horas, se puede volver a la estación de metro y llegar a Cardona en pocos minutos donde se encuentra la Iglesia de Santa Maria delle Grazie. Cabe recordar que es fundamental reservar con bastante antelación la entrada para poder disfrutar de ver La Última Cena de da Vinci.

En la Iglesia de Santa Maria delle Grazie se puede disfrutar de 'La Última Cena' de da VinciEn la Iglesia de Santa Maria delle Grazie se puede disfrutar de 'La Última Cena' de da Vinci

Tampoco puede faltar uno de los barrios más emblemáticos de Milán, China Town, un barrio donde lo oriental ha tomado protagonismo y parece que te traslades a la mismísima China, con comercio de todo tipo, y por supuesto pastelerías típicas y restaurantes donde poder hacer un intercambio cultural de lo más reconfortante.

Artículos recomendados