Menú
Qué ver en San Marino, un pequeño país rodeado por Italia
Qué ver en San Marino, un pequeño país rodeado por Italia
IRRESISTIBLE

Qué ver en San Marino, un pequeño país rodeado por Italia

Descubre este minúsculo país que sin duda alguna recomendarás a todos tus conocidos.

Tatiana Ojeda Bermúdez

San Marino es uno de esos lugares que en un primer momento, no te planteas visitar cuando viajar a un país como Italia cuando tienes por delante la inmensa Roma, la artística Florencia o la mítica Venecia. Sin embargo, si te encuentras planeando un viaje a la costa este de Italia y te gustan los destinos diferentes, no puedes perdértelo, a continuación te contamos por qué.

4Un poquito de historia de San Marino

Hablamos del quinto Estado más pequeño del mundo, por detrás del Vaticano, por supuesto. San Marino constituye la República más antigua de Europa y mantiene su independencia como país, a pesar de estar en plena Italia desde 1631. Esta independencia siempre ha sido respetada por los italianos a pesar de las antiguas luchas napoleónicas.

Panorámica de San Marino, toda una maravilla por descubrirPanorámica de San Marino, toda una maravilla por descubrir

San Marino está ubicado entre las Regiones italianas de Emilia Romagna, a la que pertenece Bologna y Las Marcas, en las laderas del Monte Titano, a aproximadamente 10km del Mar Adriático. Su longitud como país es escasa, consta de 61 km cuadrados de superficie y tiene más o menos 30.000 habitantes. Aunque cabe añadir que el turismo es uno de sus afluentes económicos más importantes. ¿Será la curiosidad que despierta este pequeño territorio?

Si eres todo un amante de la naturaleza, este es tu destinoSi eres todo un amante de la naturaleza, este es tu destino

En cuanto a cultura, tiene gran fama sus cerámicas pintadas a mano y la gastronomía. La ciudad está constituída por arquitectura medieval y, además, se encuentra bastante cerca de la región de Veneto, por lo que sus vinos también son famosos. Estas dos características suman un atractivo brutal para turistas de países en los que la gastronomía, no es tan venerada como la mediterránea y que buscan un viaje más cultural.

Imprescindibles de San Marino

Como en toda ciudad turística, en San Marino existen varios lugares históricos y muy reconocidos que no te puedes perder durante un viaje a la costa del Adriático ¡Atención!

1 Basilica de San Marino

Hablamos de la principal iglesia católica de San Marino, que está situada en la Piazza Domus Plebis, en la zona noroeste de la ciudad. Allí se encuentran las reliquias de San Marino Diácono, actual patrón y fundador de la ciudad.

Ubicada en la Piazza Domus Plebis, es la principal iglesia católica de San MarinoUbicada en la Piazza Domus Plebis, es la principal iglesia católica de San Marino

Su construcción data del año 2838 y en patrimonio artístico, destaca su portada de estilo neoclásico. Nos recuerda mucho a los templos de la antigua Grecia.

2 Plaza de la Libertad

No hay ciudad o pueblo que se precie sin una mítica plaza y en caso de San Marino no iba a ser menos. La Plaza de la Libertad es el centro civil y político, donde se encuentra el Palazzo publico, una construcción de lo más impresionante.

Situada en el corazón del pueblo y repleta de calles con mucho ambienteSituada en el corazón del pueblo y repleta de calles con mucho ambiente

Además, en pleno centro podemos encontrar la estatua de una guerrera en mármol, que también llama bastante la atención. Durante la Edad Media era el centro neurálgico de la ciudad.

3 Las tres torres de San Marino

Las torres de San Marino residen sobre los picos del Monte Titano. Son denominación de esencia del país, tanto que están representadas en su bandera y su escudo.

La más antigua de las tres es la Guaita, conocida también como Fortaleza de Guaita o La Rocca (En italiano), fue construida en el siglo XI siendo así la primera torre del Monte Titano. Sus usos fueron militares hasta que se convirtió en prisión en el siglo XVIII.

La torre (Rocca) Cesta o Fratta, es la torre que podemos encontrar en el punto más alto de San Marino. Fue levantada dos siglos después que la Guaita. Su interior alberga el Museo de Armas Antiguas, donde podemos ver más de 500 piezas que datan de la Edad Media. Si nos apetece disfrutar de unas vistas espectaculares, serían desde esta torre.

Hay un sendero que permite ir conociendo las torres con unas vistas increíblesHay un sendero que permite ir conociendo las torres con unas vistas increíbles

Por último y no por ello menos impresionante, se encuentra la torre Montale, erigida en el siglo XIII. Es la más pequeña de las tres y la más alejada del centro histórico. Sin embargo, tuvo un papel muy importante en la antigüedad gracias a su ubicación. Actualmente no podemos visitarla, pero es curioso saber que alberga una pequeña prisión en su interior exactamente a 8 metros de profundidad.

Como último recurso de las tres torres, tenemos el sendero que las une, comunmente llamado "Passo delle Streghe" o paso de las brujas. Allí podemos acceder a unas vistas panorámicas preciosas.

4 Puerta de San Francisco

Al tratarse de una ciudad medieval, San Marino constaba de un elaborado sistema defensivo, actualmente destacado por la puerta de San Francisco. Esta construcción, que es también el punto de acceso a la ciudad data de 1361 y es conocida, entre otros de sus nombres como Puerta de los Locos. Si somos observadores, en su fachada podemos encontrar una pequeña advertencia que condena a todos aquellos viajeros que quieran entrar a la ciudad de San Marino con armas. Estos, serían gravemente castigados ¡Será mejor prevenir!

Por lo tanto ¿Merece la pena visitar San Marino? La respuesta es sí. Se trata de una ciudad pequeña pero con muchísimo encanto. Además, si eres aficionado al turismo medieval es sin duda un destino que debes visitar si haces un viaje a Italia.

Artículos recomendados