• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
    • Medicamentos
    • Enfermedades
    • Cáncer
    • Menopausia
    • Alergias
    • Dietética
    • Vida sana
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar

Bekia viajes

Destinos

Qué ver en Hannover: sigue la 'Línea Roja' y visita los monumentos de esta ciudad reconstruida tras la II Guerra Mundial

Qué ver en Hannover: sigue la 'Línea Roja' y visita los monumentos de esta ciudad reconstruida tras la II Guerra Mundial
EN ALEMANIA

Qué ver en Hannover: sigue la 'Línea Roja' y visita los monumentos de esta ciudad reconstruida tras la II Guerra Mundial

Descubre todo lo que tienes que ver en la capital de Baja Sajonia, cuyo casco histórico fue reconstruido tras los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.
Jorge del Caz Martín

Aunque las ciudades crecen, evolucionan y se enriquecen con el paso del tiempo, la historia, algunas veces, corta de raíz toda esta tendencia y se ven obligadas a empezar de nuevo. Esto mismo es lo que sufrió Hannover, la capital de Baja Sajonia y uno de los rincones de Alemania y prácticamente toda Europa que más sufrió las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial. El casco histórico y urbano quedó totalmente destruido tras los duros bombardeos de 1943 que se llevaron a cabo sobre la ciudad, que quedó completamente enterrada en cenizas y esqueletos, tanto de edificios como de su propia población. Sin embargo, Hannover resucitó, emprendiendo una importante reconstrucción histórica, social y cultural.

Hannover, un legado restaurado que merece la pena visitar Hannover, un legado restaurado que merece la pena visitar

Con el paso de las décadas consiguió recuperar el esplendor que le había caracterizado e, incluso, lo ha llegado a superar; convirtiéndose en una de las ciudades más avanzadas de todo el continente, destacando por sus valores ecológicos, por las ferias que se celebran en ella o por la cantidad de estudiantes Erasmus que acoge. Los edificios de Hannover son ejemplos vivos tanto del pasado anterior al conflicto bélico como del tesón de una población asolada que quería recuperar su historia. Su reparación es una de las obras más importantes que se han emprendido en Europa, dando lugar a un legado restaurado que merece la pena visitar.

Cómo llegar a Hannover

No hay excusa para no visitar Hannover, ya que la capital de Baja Sajonia cuenta con un aeropuerto por el que acceden la mayor parte de sus visitantes. Se encuentra situado a 12 kilómetros al norte del casco urbano y en él aterrizan vuelos de compañías como Vueling o Lufthansa. En el caso de que se quiera coger un taxi, en tan solo 20 minutos estarás en tu alojamiento de la ciudad, mientras que la mejor opción de transporte público es el tren S-Bahn S5, que en tan solo 18 minutos conecta la terminal con la Estación Central o Hannover Hauptbahnhof.

La 'Línea Roja' de Hannover

Una de las mejores formas de descubrir todos los encantos de Hannover es seguir su 'Línea Roja'. Se trata de una iniciativa turística implantada hace años en la ciudad que sirve de guía turística a los visitantes, ya que es una marca pintada en el suelo de sus calles que les conduce a sus 36 monumentos más importantes. Tiene una extensión de 4,2 kilómetros y comienza y finaliza en la Estación Central o Hannover Hauptbahnhof.

Ópera de Hannover, uno de los primeros monumentos que se visitan en la 'Línea Roja'Ópera de Hannover, uno de los primeros monumentos que se visitan en la 'Línea Roja'

En la oficina de turismo se puede adquirir un amplio folleto informativo con el que completar la historia de los diferentes hitos que se contemplan durante el paseo, estando disponible en diversos idiomas, entre ellos en castellano. Algunos de los lugares que forman parte de la 'Línea Roja' de Hannover son los siguientes, aunque no son todos, ya que muchos de ellos son simplemente las casas entramadas de madera que se pueden observar en el reconstruido y pintoresco casco histórico.

Ópera de Hannover

Uno de los primeros monumentos que se visitan en la 'Línea Roja es el edificio de la Ópera. Fue construida en estilo clacisista a mediados del siglo XIX y la primera obra que se representó fue 'Las bodas de Fígaro' de Mozart en 1852. Se convirtió entonces en el Teatro Real de la corte y su actividad no se vio interrumpida ni con la caída de la monarquía alemana en 1918, pero lo que no pudo frenar fue la bomba que destruyó su estructura. El esqueleto externo fue lo único que se mantuvo en pie, aunque fue totalmente reconstruida siguiendo las mismas trazas clásicas que tenía.

Plaza del Mercado de Hannover, situada en el corazón histórico de HannoverPlaza del Mercado de Hannover, situada en el corazón histórico de Hannover

Plaza del Mercado

Uno de los puntos más pintorescos del recorrido de la 'Línea Roja' es la Plaza del Mercado. Situada en el corazón del casco histórico de Hannover, en ella se concentran algunos de los edificios más bonitos de la ciudad, destacando las casas con fachadas en tonos pastel o de arquitectura entramado del período gótico. La Casa de Leibniz es una de las más fotografiadas después del Ayuntamiento Viejo o la Iglesia del Mercado, que también se encuentran aquí.

  • Iglesia del Mercado. Dedicada a San Jorge y Santiago, esta iglesia luterana es una de las más importantes de la ciudad. Se construyó en el siglo XIV sobre los restos de un antiguo templo románico, edificándose en estilo gótico y con ladrillo rojo que todavía hoy tiene. Aunque durante el siglo XIX se llevaron a cabo varias intervenciones y restauraciones sobre ella, concretamente en el interior, de nada sirvió porque quedó prácticamente destruida al completo entre julio y octubre de 1943 a causa de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.
  • Viejo Ayuntamiento, el edificio civil más antiguo de la ciudadViejo Ayuntamiento, el edificio civil más antiguo de la ciudad

  • Viejo Ayuntamiento. Junto a la Iglesia del Mercado se encuentra el Viejo Ayuntamiento de Hannover, conocido en alemán como Altes Rathaus. Se trata del edificio civil más antiguo de la ciudad y unas de sus mejores muestras góticas, a pesar de la reconstrucción que se tuvo que hacer tras la Segunda Guerra Mundial. Su falsa fachada es el elemento más representativo, siendo levantada en ladrillo, aunque en su interior no hay que dejar de contemplar el patio, que ha sido recubierto con un panel de vidrio. Hoy en día, el Viejo Ayuntamiento cuenta con cafeterías y locales comerciales y ejerce de Registro Civil.

Iglesia de San Gil

Conocida en alemán como Aegidienkirche, se trata de las ruinas de la Iglesia de San Gil. Construida en el siglo XIV en estilo gótico, fue remodelada con el paso de los siglos, por lo que también se pueden encontrar motivos barrocos, aunque su historia se truncó en 1943, ya que fue objetivo de los bombardeos que sufrió la ciudad. Se trata de uno de los pocos edificios de Hannover que no se reconstruyeron, salvo su torre.

Iglesia de San Gil, remodelada con el paso de los siglosIglesia de San Gil, remodelada con el paso de los siglos

La Iglesia de San Gil, con su desnudez interior, simboliza los horrores de la guerra y el vacío que deja en la población, pero es también un emblema de la reconciliación y la paz, ya que en su campanario se encuentra una campana japonesa donada por Hiroshima que cada 6 de agosto suena en recuerdo de todas las víctimas. Su entrada es gratuita, por lo que hay que hacer una parada obligatoria en la 'Línea Roja'.

Ayuntamiento Nuevo

Inaugurado en 1913, la historia del Ayuntamiento Nuevo de Hannover duró tan solo 30 años, ya que en 1943 fue destruido durante los bombardeos. El edificio se sitúa fuera de los límites del casco antiguo, concretamente en la Trammplatz y en el Parque Maschpark, donde la población y los turistas suelen reunirse para disfrutar del sol, un buen picnic o practicar deporte al aire libre.

Ayuntamiento Nuevo aparenta la forma de un magnífico palacio clasicistaAyuntamiento Nuevo aparenta la forma de un magnífico palacio clasicista

El Neues Rathaus, como así se conoce a este monumento en alemán, aparenta la forma de un magnífico palacio clasicista. De hecho, su construcción fue muy costosa y alcanzó los 10 millones de marcos. Hoy en día, su interior alberga numerosas salas de exposición, destacando en la planta baja la exhibición de maquetas que reflejan la evolución de la ciudad, siendo una de las más destacadas la de 1945, que representa Hannover totalmente destruida tras la Segunda Guerra Mundial.

Museo Estatal de Baja Sajonia

También fuera del casco histórico encontramos el Museo del Estado de Baja Sajonia, conocido en alemán como Niedersächsisches Landesmuseum Hannover. Se encuentra situado frente al Nuevo Ayuntamiento, aunque la 'Línea Roja' te guiará hasta él. Abierto solamente de martes a domingo, su acceso no es gratuito, pero merece la pena por contemplar la maravillosa exposición que alberga en su interior. El edificio es de estilo neorrenacentista y fue finalizado en 1902, aunque sufrió importantes daños durante la Segunda Guerra Mundial, destacando la destrucción de su cúpula.

Museo Estatal de Baja Sajonia, donde sobresale la Galería EstatalMuseo Estatal de Baja Sajonia, donde sobresale la Galería Estatal

El Museo Estatal de Baja Sajonia cuenta con una exhibición muy amplia, que abarca desde la pintura, la escultura, la arqueología, historia natural, etnología y hasta un vivero con peces y anfibios. Sobresale especialmente la Galería Estatal, donde se pueden contemplar obras de reconocidos autores como Rembrandt y Rubens. No solo contienen cuadros de artistas alemanes, puesto que también dispone de fondos procedentes de colecciones francesas, flamencas e italianas, por lo que es una parada perfecta para los amantes de la Historia del Arte.

Nanas de Hannover

La artista Niki de Saint Phalle puso luz y color a la orillas del río Leibniz en 1974 con sus famosas 'Nanas'. Se trata de un conjunto de esculturas voluminosas que representan a tres mujeres. La población no recibió con buenos ojos estas obras, que fueron duramente criticadas, pero pronto las abrazaron hasta el punto de que se convirtieron en el símbolo de Hannover durante la Expo del 2000. De hecho, llegaron a declarar a la artista como hija honorífica de la ciudad.

Jardines Reales de Herrenhausen

Aunque el gobierno británico pidió que no se bombardease el complejo Herrenhausen, muy ligado a la Familia Real Británica, nada se pudo hacer y el palacio construido en el siglo XVII se quemó al completo en octubre de 1943. No obstante, buena parte ha sido reconstruido recientemente y luce con el esplendor de antaño, siendo utilizadas algunas de sus salas como Museo de Historia.

Jardines Reales de Herrenhausen, siendo el más impresionante el Gran JardínJardines Reales de Herrenhausen, siendo el más impresionante el Gran Jardín

El palacio dio origen al establecimiento de un conjunto de jardines, conformados por el Großer Garten, el Berggarten, el Georgengarten y el Welfengarten. El más impresionante de todos es el primero, el Gran Jardín, que cuenta con elementos como la Gran Cascada que se libraron de los bombardeos y constituye el rincón verde de estilo barroco más importante de Europa. En el recinto de los Jardines Reales de Herrenhausen se puede visitar también una gruta con obras de Niki de Saint Phalle.

Artículos recomendados