Menú
5 motivos para viajar a Lisboa
5 motivos para viajar a Lisboa
PORTUGAL

5 motivos para viajar a Lisboa

La sencilla capital de Portugal se caracteriza por proteger su identidad cultural, su rica gastronomía y sus grandes y famosas playas.

Álvaro Jiménez de Blas

Los viajes son la manera perfecta para desconectar del estrés que supone el día a día, conocer otros rincones, aprender de otras culturas y disfrutar de un entorno distinto al habitual aunque hay que saber escoger el destino adecuado.

Una de las opciones más elegidas suele ser la de visitar otros países y lo más demandado suelen ser las capitales. Una de ellas es Lisboa, capital de Portugal, que esconde multitud de motivos por los que alojarse durante unos días.

Lisboa, capital de Portugal, esconde secretos únicos bajo su aparente sencillezLisboa, capital de Portugal, esconde secretos únicos bajo su aparente sencillez

A priori, la ciudad lusa no parece la más atractiva de Europa ya que los primeros nombres que suelen aparecer son París, Roma, Berlín o Londres pero es un destino lleno de particularidades, con una gastronomía muy buena y que apuesta claramente por la cultura.

A continuación, se detallan cinco motivos por los que se recomienda visitar Lisboa. La capital portuguesa es el destino idóneo para personas de cualquier edad que busquen tanto unos días tranquilos como un amplio abanico de actividades.

Hay muchas cosas que ver en Lisboa por lo que es bueno dedicar entre cinco y siete días , como mínimo, para poder disfrutar de la ciudad al máximo y marcharse a casa con la sensación de haber aprovechado el tiempo y haber visto todo.

Monumentos

Las construcciones arquitectónicas son uno de los reclamos de la ciudad portuguesa ya que se pueden encontrar lugares tan conocidos como la Plaza de Comercio, Torre de Belém, el Castillo de San Jorge o el Monasterio de los Jerónimos. Los amantes de los museos no pueden irse de Lisboa sin ver el Museo Nacional de Arte Antiga (que acoge multitud de pinturas y esculturas), Museo del Carruaje (considerado uno de los mejores del mundo en su sector), el Museo del Azulejo o el Museo del Fado (especializado en la música tradicional portuguesa).

Lisboa dispone de monumentos y museos que ensalzan la cultura tradicional portuguesaLisboa dispone de monumentos y museos que ensalzan la cultura tradicional portuguesa

Lisboa es una ciudad que ha sabido mantener y conservar tanto su historia como sus monumentos. Toda su arquitectura se encuentra intacta a pesar del paso de los años y tanto los turistas como los residentes en la capital portuguesa pueden disfrutar de todos sus monumentos como sino hubiesen pasado los años por ellos.

Aunque no sean monumentos como tal, Lisboa cuenta con parques y áreas naturales con gran variedad en fauna y flora. Los más destacados son el Parque Natural de Sintra-Cascais y Parque Natural de Arrábida, los dos muy cerca de la ciudad lusa.

Gastronomía

La gastronomía es uno de los reclamos que usa Portugal para atraer turistas ya que ofrecen una amplia variedad de productos de alta calidad que son muy difíciles de encontrar en cualquier otro punto de Europa o del mundo.

Al hablar de Portugal lo primero que se viene a la cabeza es el bacalao, un pescado típico de la zona que preparan de múltiples formas. Todos los restaurantes especializados en comida lusa ofrecen bacalao a precios asequibles. Visitar Lisboa sin probar su pescado es como no haber estado allí nunca.

Dentro de la comida tradicional de Lisboa encontramos el bacalao o sus pasteles de nataDentro de la comida tradicional de Lisboa encontramos el bacalao o sus pasteles de nata

El vino es otro de los productos estrella para degustar en Lisboa. Aunque la mayoría de ellos se hacen en Oporto, Lisboa es una de las zonas de Portugal en las que más cantidad se vende. No hace falta ser experto en vinos para poder degustar uno bueno en cualquier bar o restaurante de la ciudad.

Por último, hay que destacar sus pastelerías, que destacan por su abundancia. En cada calle puede haber dos o tres pastelerías que siempre están llenas por la variedad de productos que ofrecen y por su calidad. Además de los habituales, Lisboa ofrecen dulces propios de la zona como los pasteles de Belém o los travesseiros. Tan importante es saber que ver en Lisboa como que comer durante la estancia en la ciudad lusa.

Amabilidad

Los portugueses y residentes en Lisboa suelen ser, por lo general, personas muy amables y muy hospitalarias que ofrecen su ayuda a todo aquel que la solicita. Las leyendas urbanas sobre su mal carácter o lo mal que se llevan con los españoles no son aplicables a la mayoría de la población.

El idioma puede parecer un inconveniente a la hora de visitar Lisboa pero no hay que preocuparse ya que ellos dominan tanto el portugués como el inglés a la perfección. En caso de viajar sin saber ninguno de los dos idiomas no pasa nada ya que los portugueses hacen el esfuerzo por entender y comunicarse en español o en cualquier otra lengua como el francés o el italiano.

Vida diurna y nocturna

Visitar Lisboa también supone, además de ver los monumentos citados anteriormente, realizar una ruta por el Tajo o acudir a algunas de las playas que están a pocos kilómetros de la ciudad. Las playas de Cascais y son las más conocidas y más frecuentadas por los turistas aunque no suele haber mucha gente metida en el agua por las bajas temperaturas del agua de la zona. La Costa de Caparica, a 15 kilómetros de Lisboa, es otro paraíso para disfrutar de buenas playas.

Las playas de Cascais y la Costa de Caparica con las zonas con mar más emblemáticas de LisboaLas playas de Cascais y la Costa de Caparica con las zonas con mar más emblemáticas de Lisboa

Los turistas se pueden preguntar que ver en Lisboa por la noche y la respuesta es sencilla ya que Lisboa se transforma cuando se va el sol, deja a un lado la tranquilidad y presenta gran cantidad de bares, pubs o discotecas. La zona más frecuentada para salir por las noches es la del Barrio Alto, donde hay mucha variedad de locales.

Otras zonas para tomar una copa, disfrutar de buena música y con buen ambiente son el Chiado, Avenida 24 de Julho, el barrio de Bica o el barrio del Príncipe Real. Las discotecas de mayor capacidad y más representativas están en el barrio de Santos.

Transporte público

Lisboa es una ciudad pequeña pero cuenta con una red de transporte público de mucha calidad que conecta toda la ciudad. Hay cuatro líneas de metro que acercan a los viajeros a cualquier zona de la ciudad en poco más de treinta minutos. También hay gran cantidad de líneas de autobús que recorren Lisboa y que pasan cada diez o quince minutos. Todo lo que hay que ver en Lisboa es muy accesible gracias al transporte público.

El transporte público en Lisboa facilita en gran parte el turismo por la capital portuguesaEl transporte público en Lisboa facilita en gran parte el turismo por la capital portuguesa

Para los que quieran aparcar el coche y salir de Lisboa existe la opción de usar el tren, que en algo más de media hora llega a Cascais o Sintra, dos destinos que hay que visitar obligatoriamente si se va a realizar un viaje a Lisboa. Para los que quieran cruzar el Tajo e ir a la otra zona del río hay un ferry que sale cerca de la Plaza de Comercio y tarda cinco minutos.

Artículos recomendados