• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
    • Medicamentos
    • Enfermedades
    • Cáncer
    • Menopausia
    • Alergias
    • Dietética
    • Vida sana
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar

Bekia viajes

Destinos

Una mañana en la Sagrada Familia para visitar el monumento principal de Barcelona

ÚLTIMA HORA: Sigue en directo la gala de los Premios Emmy 2019
Una mañana en la Sagrada Familia para visitar el monumento principal de Barcelona
MERECE LA PENA

Una mañana en la Sagrada Familia para visitar el monumento principal de Barcelona

Descubre todo lo que tienes que ver en la Sagrada Familia de Barcelona para no perderte ni un solo detalle de la obra por excelencia de Antonio Gaudí y el modernismo catalán.
Jorge del Caz Martín

Los turistas que pasean por Barcelona se pierden entre las callejuelas del Barrio Gótico, buscando la legendaria Basílica de Santa María del Mar o el romántico puente de la calle del Bisbe; también entre las arterias que parten de las principales avenidas, perfectamente ordenadas y similares entre sí a la par que diferentes, o entre los rincones del Born o de El Raval, tratando de esquivar a los diferentes skaters que han invadido la zona. Sin embargo, lo que ninguno se pierde cuando visita la ciudad es la Sagrada Familia, el monumento por excelencia de la capital de Cataluña y uno de los más espectaculares de toda España. Luz, color y grandeza se dan la mano en uno de los edificios más fascinantes del mundo.

Panorámica de la fachada del Nacimiento de la Sagrada FamiliaPanorámica de la fachada del Nacimiento de la Sagrada Familia

Oficialmente conocida como Basílica y Templo Expiatorio de la Sagrada Famili a, se trata de una iglesia inacabada ubicada en pleno centro de la ciudad y cuyo apellido de "expiatorio" hace referencia a que se levanta piedra a piedra con las aportaciones que hacen los fieles, y ahora también turistas, para su construcción. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO junto al resto de obras barcelonesas de Antonio Gaudí, es la representación por excelencia del modernismo catalán, un lugar por el que es obligatorio pasar una vez en la vida y al que volver cuando esté concluida, lo cual está previsto para 2026, coincidiendo con el primer centenario de la muerte de Gaudí, su principal constructor. Gracias a este arquitecto y su toque de locura, se proyectó un edificio con el que la luz del gótico quedó reinventada en pleno siglo XX, pudiendo comprobar esto por ti mismo con una visita in situ. Continúa descubriendo a continuación con Bekia Viajes todo lo que debes saber sobre la Sagrada Familia de Barcelona para no perder detalle cuando la visites.

La Sagrada Familia, una historia incompleta

La historia de la Sagrada familia está todavía escribiéndose, aunque su punto de partida se sitúa en 1882, cuando se coloca la primera piedra. Años antes, Josep Maria Bocabella i Verdaguer había estado viajando por Roma, visitando sus diferentes iglesias y conventos. Fue en la capital de Italia donde adquirió una gran devoción por San José, lo que le llevó a fundar a su vuelta a Barcelona la Asociación Espiritual de Devotos de San José, quien decide construir una iglesia dedicada a la Sagrada Familia con la que se fomentasen los valores cristianos. El proyecto fue encargado en un primer momento al arquitecto Francisco de Paula del Villar y Lozano, quien diseña una iglesia de estilo neogótico. Sin embargo, abandona las obras poco después, antes de finalizar la cripta, que fue inaugurada en 1989 y desde entonces se han celebrado misas en ella de forma ininterrumpida. El proyectó recayó entonces en Antonio Gaudí, un genio que para muchos era un auténtico loco pero que dio la vuelta al completo al diseño originario, pasando del neogótico a las formas modernistas que caracterizan toda su obra.

El techo interior de la Sagrada Familia fue concluido en 2010El techo interior de la Sagrada Familia fue concluido en 2010

Gaudía comenzó a trabajar de forma permanente en la Sagrada Familia en 1914, llegando incluso a vivir en el obrador de la misma para estar más cerca de la que estaba camino de convertirse en la joya de toda su carrera profesional. Además, el sentimiento religioso que le caracterizaba provocó que se implicase todavía más con el proyecto, aunque todo se truncó con su muerte en 1926 después de ser atropellado por un tranvía. El cuerpo de Gaudí reposa en la Capilla del Carmen de la cripta basilical y su espíritu permanecerá siempre unido a la Sagrada Familia. De no haber sido por él y su prodigiosa imaginación, hoy en día no habría una cola de turistas esperando a acceder al interior de esta iglesia. Desde entonces, diferentes arquitectos han continuado la construcción gracias a las aportaciones y donativos de fieles y visitantes. Dos de las fachadas ya están terminadas, falta una por comenzar y las torres estarán concluidas en 2022. Ildefonso Falcones se inspiró en la Basílica de Santa María del Mar del Barrio Gótico para su novela "La Catedral del Mar", pero seguro que tomaría como referencia para dar forma a los personajes el espíritu incansable de los barceloneses, que continúan escribiendo día a día la historia de la Sagrada Familia con el único objetivo de verla concluida lo antes posible.

El exterior de la Sagrada Familia

El nuevo modelo que proyectó Gaudí pretendía que el visitante no tuviera que acceder al templo para conocer las enseñanzas del Evangelio, ya que la arquitectura exterior es todo un libro abierto que narra la vida de Jesucristo a través de su esqueleto de piedra. La basílica está formada por 18 torres : 12 de ellas representan a los Apóstoles y custodian cada una de las 3 fachadas porque son la voz de la Iglesia; 4 representan a los Evangelios, es decir, Mateo, Marcos, Lucas y Juan; la torre más alta será la dedicada a Jesucristo y, cerca de ella, se sitúa la torre de la Virgen María. Existe un tipo de entrada que te permite subir hasta alguna de las torres para contemplar la arquitectura más de cerca. Por su parte, el templo cuenta también con tres fachadas : Nacimiento, Pasión y Gloria. La primera de ellas es la que lleva el auténtico sello de Gaudí, ya que fue levantada cuando el arquitecto todavía vivía y ha servido de modelo para ir rematando el resto del cuerpo. El mejor punto para fotografiar esta fachada es desde el lago del parque que está enfrente, habiéndose convertido en uno de los mejores miradores para contemplar el monumento.

Fachada de la Pasión de la Sagrada Familia antes de ser concluidaFachada de la Pasión de la Sagrada Familia antes de ser concluida

La segunda fachada, Pasión, fue finalizada en 2018 y cuenta con decoración de Josep Maria Subirachs, representando el pasaje de la pasión y muerte de Cristo, todo ello en forma de S. A modo de curiosidad, dicen las malas lenguas que su egocentrismo le llevó a usar la letra de su apellido para organizar la disposición de las esculturas, aunque otros aluden a que es la letra del Salvador. Además, con esta fachada el turista puede percatarse que nada es fortuito ni casual en la Sagrada Familia, confirmándose con dos simples ejemplos: el tablero lleno de números de uno de sus rincones demuestra que sumando cualquiera de sus filas o columnas siempre se obtiene como resultado 33, es decir, la edad en que Jesús murió crucificado, o que los pilares que sostienen la fachada tienen forma de hueso, aludiendo a la muerte.

La portada restante, Gloria, todavía no está erigida y será lo último que se añada al templo. La razón que lo explica es muy sencilla, y es que será la más imponente de todas, ya que dará acceso a la basílica, y para su construcción se tienen que derribar varios bloques de pisos que se encuentran en la Calle Mallorca porque si no será imposible construir la escalinata central, un pleito complicado que mantienen los gestores de la Sagrada Familia y el Ayuntamiento de Barcelona.

El interior de la Sagrada Familia

Si el exterior de la Sagrada Familia les resulta oscuro a algunos turistas, no pueden decir lo mismo del interior, donde la luz, las formas geométricas y el color son la seña de identidad. La estética responde a un imponente bosque de pilares y columnas que sostiene su alta techumbre, que parece no tener fin. Gaudí sabía que nunca vería terminada la obra, por lo que dejó dicho a sus discípulos muchas de las cosas que tenían que aplicar para conseguir el resultado que se buscaba. Una de ellas es que las vidrieras superiores tenían que ser transparentes para que la luz entrase perfectamente e iluminase el dorado de las bóvedas, mientras que las cristaleras inferiores eran las que tenían que llevar color e inscripciones, leyéndose en muchas de ellas nombres de catedrales del mundo o de advocaciones de Vírgenes y santos. Con estos juegos de luz, no solo se reinventaba el gótico, sino que también se trataba de simbolizar que la Sagrada Familia era la llamada Nueva Jerusalén o Jerusalén Celestial.

Juego de colores en el interior de la Sagrada FamiliaJuego de colores en el interior de la Sagrada Familia

El altar mayor está presidido por un Cristo crucificado esculpido por Francesc Fajula y suspendido sobre un baldaquino rodeado de 50 velas, y al fondo se encuentra un órgano que algún día será más espectacular de lo que ya es, pues faltan tubos por añadirse. Forma parte también de la decoración los cuatro tetramorfos de metacrilato que representan a los cuatro Evangelistas sobre los cuatro pilares que se encuentran sobre el altar mayor. La Sagrada Familia fue consagrada por el Papa Benedicto XVI en 2010, cuando la elevó a título de basílica, siendo el momento en que el interior del templo estuvo totalmente culminado, a excepción del suelo, que se utilizó el corcho para que los asistentes a la ceremonia pudieran pisar sin problemas. Hoy en día, se trabaja ya en el piso de la iglesia, que curiosamente contará con calefacción radial.

Otro de los espacios que hay visitar, además de la cripta en la que se encuentra enterrado Gaudí, es el museo, que explica más en profundidad toda la historia del edificio. Se encuentra situado debajo de la iglesia y está formado por una serie de pasillos que, además, unen las fachadas de Nacimiento y Pasión, por lo que también está pensado como forma de comunicar ambos extremos de la basílica. En él se conserva una maqueta de una iglesia que Gaudí iba a construir en la Colonia Güell, por lo que sirve para entender también la técnica del arquitecto y acercarse a su manera de pensar.

Detalle del Cristo crucificado que preside el Altar Mayor de la Sagrada FamiliaDetalle del Cristo crucificado que preside el Altar Mayor de la Sagrada Familia

Aunque el interior de la Sagrada Familia se puede explicar de una u otra forma, lo mejor es entrar para sentir en primera persona la mezcla de sensaciones que se viven cuando te topas con esa explosión de luz y color que Antonio Gaudí quiso conseguir para la que es su tesoro más preciado. Como consejo final, lo mejor es sacar las entradas con antelación, ya que los pases se agotan rápido, sobre todo en fines de semana y horas centrales del día.

Artículos recomendados