Menú
5 destinos para amantes de la literatura
5 destinos para amantes de la literatura
TURISMO LITERARIO

5 destinos para amantes de la literatura

Multitud de rincones de todo el mundo son el escenario en el que se desarrollan algunas de las obras más reconocidas de la literatura universal.

Jorge del Caz Martín

Los viajes más maravillosos que vivimos a lo largo de nuestra vida se desarrollan en el mundo de las palabras y el papel. La lectura despierta la imaginación y, con ella, las aventuras más fascinantes que se puedan soñar. Literatura y turismo se dan la mano cuando el viajero se pone en camino intentando alcanzar las huellas de esos personajes que le han hecho divagar como si del propio Don Quijote se tratara, reviviendo sus hazañas, sus historias de amor o sus inquietudes. Si eres uno de estos amantes de la literatura, además de incansable viajero, no te pierdas los 5 destinos que te proponemos a continuación para disfrutar del turismo literario y enamorarte, todavía más si cabe, de la vida de los protagonistas de tus libros favoritos.

Luchando contra gigantes en La Mancha

"En un lugar de La Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor". Así empieza la primera novela moderna del mundo y la más reconocida de la literatura española. Miguel de Cervantes, con su excelsa prosa, se coronó con "Don Quijote de La Mancha", toda una obra literaria que consigue hacernos viajar por los pintorescos rincones de esta región española siguiendo las ingeniosas locuras de su personaje principal, Alonso Quijano, y su escudero, Sancho Panza.

La lectura enloqueció a este oriundo de La Mancha, que tantas novelas de caballerías llevaba a sus espaldas que acabó creyéndose un caballero más de los muchos que dominaron el Medievo. Todavía hoy resuenan en Campo de Criptana los relinchos de Rocinante, el corcel sobre el que Don Quijote intentó tumbar a un grupo de feroces gigantes en forma de molinos que acamparon en las llanuras manchegas. Siglos después, miles de turistas son todavía espectadores de esta crucial batalla mientras se fotografían con los inofensivos titanes. Además, cerca de este pueblo se encuentran las Lagunas de Alcázar de San Juan, cuya reserva de aves es única y contemplarla una experiencia sumamente enriquecedora.

Los molinos eran una de las obsesiones del personaje Don QuijoteLos molinos eran una de las obsesiones del personaje Don Quijote

Las aventuras de Don Quijote no terminan en Campo de Criptana, sino que siguen hasta El Toboso, el lugar de nacimiento de Dulcinea, la mujer que robó el corazón del ingenioso hidalgo. Como buen caballero, el protagonista tenía que tener una amada que reencarnase los ideales de belleza y virtud, un amor platónico al que tratar de cortejar. Tres museos te esperan en El Toboso para descubrir todo lo relacionado con Miguel de Cervantes y con el personaje femenino de su magna obra.

Un huerto romántico en Salamanca

La literatura está repleta de parejas de enamorados cuyo destino, fruto del amor que se profesaban, estaba abocado a su perdición. Las letras españolas cuentan en su inventario con "La Celestina", tragicomedia renacentista atribuida a Fernando de Rojas que centra su argumento en la historia de Calixto y Melibea.

La rueda de la fortuna siempre gira y dictamina el destino de estos dos personajes que, inducidos por una vieja y codiciosa alcahueta, Celestina, se ven conducidos a estar juntos. El huerto de su último encuentro es actualmente uno de los rincones más románticos de Salamanca, un parque lleno de arbustos, flores, rosaledas y plantas de hortalizas y verduras que hacen las delicias de los turistas de la ciudad en un día de calor. Como todo buen huerto, no podía faltar un pozo con el que dar vida a la vegetación. Sin embargo, ha sido conquistado por los enamorados del siglo XXI, que dejan su huella en forma de candados amarrados a sus brazos de hierro.

El Huerto de Calixto y Melibea se encuentra en SalamancaEl Huerto de Calixto y Melibea se encuentra en Salamanca

Aunque no se diga de forma explícita, los expertos determinaron que fue en Salamanca donde se desarrolló la trama de "La Celestina", una ciudad que respira el sentimiento renacentista a cada esquina, en gran parte gracias al maravilloso patrimonio arquitectónico con el que cuenta, que le sirvió para ser declarada Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Además del huerto de los enamorados, no puedes perderte muy cerca de él la catedral, que domina el skyline de esta urbe castellanoleonesa. La Plaza Mayor es otro de los rincones imprescindibles de Salamanca, junto con la Casa de las Conchas, la Casa Lis o algunas iglesias y conventos. Una de las panorámicas más increíbles de la ciudad se contempla desde el puente romano que cruza el río Tormes, otro bonito recuerdo que te puedes llevar de esta romántica urbe.

París, a vista de gárgolas

Existen multitud de novelas que han sido transformadas en obras de teatro, musicales o en películas de cine, llegando a superar las adaptaciones a la propia historia literaria. Uno de los ejemplos más reconocidos es "Notre-Dame de Paris", la obra por excelencia de la literatura del Romanticismo.

La factoria Disney se encargó de llevar a lo más alto la historia original de Victor Hugo, quien desarrolló una trama en torno a la Catedral de Notre-Dame de París protagonizada por Esmeralda, el jorobado y deforme Quasimodo y el desdichado diácono Frollo. Hoy en día, los millones de turistas que recibe París tratan de alcanzar los pasos de estos inmortales personajes mientras pasean por los tejados de la catedral, donde las gárgolas vigilan la bella panorámica de la ciudad de la luz.

Las gárgolas de la Catedral de Notre Dame son uno de los elementos más famosos del edificioLas gárgolas de la Catedral de Notre Dame son uno de los elementos más famosos del edificio

La Catedral de Notre-Dame se localiza en la Isla de la Cité del río Sena, donde tiene lugar la mayor parte de la trama, destacando también el Palacio de Justicia, que protagoniza algunos momentos de la novela de Victor Hugo y que fue levantado sobre un antiguo palacio real, del que sólo ha sobrevivido la Sainte Chapelle. París es más que su famosa Torre Eiffel y los amantes de la literatura tienen un espacio reservado en la isla de la ciudad del Sena con Esmeralda y Quasimodo.

Verona, la ciudad del eterno amor

No hay historia de amor que más haya triunfado en el mundo que la de Romeo y Julieta, a pesar de que su romance acabó siendo toda una tragedia. Shakespeare, el más importante de los autores ingleses, se sorprendería de que su obra sea una de las que más veces se ha representado en teatros en toda la historia, pero ¿quién puede resistirse a la pasión de estos enamorados?

Como toda ciudad italiana, Verona tiene un encanto natural que de por sí ya es una excusa para acercarse a visitarla. Sin embargo, pocos conocen de antemano que la ciudad cuenta con uno de los anfiteatros romanos mejor conservados del mundo, puesto que acercarse a la casa de Julieta atrae más al público. Allí, miles de turistas arrojan cada día mensajes de amor, esperanza y deseos, y también rozan sus manos en la estatua de Julieta para atraer el amor. Una historia con final desdichado pero que no deja de ser un estandarte del ideal romántico.

La casa de Julieta es una de las más visitadas de VeronaLa casa de Julieta es una de las más visitadas de Verona

No puedes irte de la ciudad del eterno amor sin pasar por algún coqueto restaurante y disfrutar de sus maravillosos risottos, además de platos de pizza y pasta como en el resto de Italia. Un paseo por el centro de Verona o subir a la Torre dei Lamberti será la guinda perfecta para descubrir el lugar en el que se desarrolla la obra shakespeariana.

El Madrid de Benito Pérez Galdós

Aunque nació en Las Palmas de Gran Canaria, Benito Pérez Galdós se encargó de retratar a la perfección las calles de Madrid. Considerado como uno de los mayores novelistas de la historia, su inconfundible prosa nos hace viajar por los rincones de la capital de España, que se configura como un personaje más de sus obras literarias. El realismo, la minuciosa descripción de todos los escenarios y el perfecto retrato psicológico de los personajes son las señas de identidad de las novelas de este autor con el que descubrimos Madrid.

María Zambrano llegó a afirmar que Galdós era el escritor que una ciudad como Madrid necesitaba "para existir, para vivir y para verse también". Recogemos las palabras de esta pensadora y ponemos rumbo a los puntos galdosianos de la capital. La primera novela en la que retrató a la Villa y Corte fue "La Fontana de Oro" (1870), en la que artistas y políticos liberales se reúnen en una taberna cerca de la Puerta del Sol, hoy en día reconvertida en bar irlandés que puedes encontrar en el número 1 de la Calle de la Victoria y muy transitado en la noche de esta zona madrileña.

La Puerta del Sol es uno de los lugares más concurridos de MadridLa Puerta del Sol es uno de los lugares más concurridos de Madrid

Casi 200 localizaciones dan forma al plano del Madrid de Galdós, destacando emblemáticas postales como el Palacio Real y sus alrededores, que aparecen en diversas tramas de sus novelas, como en "La de Bringas", "La desheredada", "El doctor centeno" y "El amigo manso". Lo mismo ocurre también con escenarios del Madrid de los Austrias, apareciendo en "Fortunata y Jacinta" la Plaza Mayor o la Cava de San Miguel, y con calles tan emblemáticas como Arenal, recurrente en "Tormento".

Para conocer el Madrid de Benito Pérez Galdós solamente hay que leer sus novelas, dejarse llevar por sus descripciones y descubrir de primera mano las calles de la capital cuando el libro esté finalizado tratando de buscar las huellas que los personajes dejaron en ellas. Sin embargo, si todavía te quedas con ganas de más turismo literario, Madrid cuenta con el Barrio de Las Letras, en el que vivieron grandes literarios del Siglo de Oro español, como así irás descubriendo cuando pasees por sus calles.

Artículos recomendados