Menú
Las 5 ciudades mas bonitas de España
Las 5 ciudades mas bonitas de España
MARAVILLAS IBÉRICAS

Las 5 ciudades mas bonitas de España

Sevilla, Granada, Salamanca, Barcelona y San Sebastián impresionan por su belleza en una España en la que de norte a sur y de este a oeste hay numerosas ciudades magníficas.

Guillermo Álvarez Corrales

España es un país grande y, sobre todo, muy diverso. Ni la cultura, ni la gastronomía, ni los paisajes tienen nada que ver sí la cruzas de norte a sur, o de este a oeste. La diferencia puede acarrear ciertos problemas si no se sabe llevar bien, pero en el caso de España, la diversidad enriquece profundamente al que es destinos preferidos de todo el mundo para pasar las vacaciones.

No hace falta irse demasiado lejos para descubrir paisajes apasionantes o rincones de ensueño a lo largo de las tierras de España. En esta ocasión te proponemos una selección de 5 ciudades españolas que pueden considerarse como las más bellas. Está claro que todo va a gustos, precisamente por esa diversidad tan importante y rica con la que se cuenta en España, pero nadie puede negar que estas 5 urbes ibéricas son auténticas joyas.

Sevilla

Sevilla tiene un color especial, y muchas cosas más... Visitar la capital de Andalucía debería ser obligatorio al menos una vez en la vida, si bien es cierto que para conocer bien lo que esconde y ofrece, no vale solo con una visita, sino que hay que repetir. De todos modos, regresar a Sevilla una y mil veces no es cosa que un premio y una gran alegría para ese viajero o viajera que reencuentre con los tesoros de Sevilla.

La belleza de la Giralda al atardecerLa belleza de la Giralda al atardecer

Responder a la pregunta de por qué Sevilla es una de las ciudades más bellas de España es muy sencillo. No hay más que ver la Giralda. Este hermosísimo monumento que quedó como resquicio de la dominación árabe en la capital hispalense es su símbolo. Venta y 97,5 metros de altura, que llegan a los 110 si se cuenta el Giraldillo, escultura que remata la Giralda en su cúspide y que fue realizada en 1568. El alminar de la antigua mezquita sevillana es muy hermoso por fuera, pero también muy interesante por dentro, y las vistas son tremendas. Si estás en la Giralda tienes que ver también la catedral, que tiene en su haber el ser la catedral gótica cristiana con mayor superficie de todo el mundo. Por si fuera poco, aloja en su interior la magnífica tumba de Cristóbal Colón, descubridor de América.

Sí de Torres va la cosa no hay que perderse la Torre del Oro, torre albarrana que en su momento tenía fines defensivos y que se alza en las orillas del caudaloso río Guadalquivir, donde se puede tomar un barco recorrer el río y admirar 10 a sevillanas que desde ahí se pueden contemplar. Quien visite Sevilla tiene que pasar por el barrio de Santa Cruz y por el barrio de Triana, pero no debe escaquearse de visitar la impresionante Plaza de España y de paso tomarse la foto con la provincia española de la que provenga, si es que el visitante es español o es española.

El interior del Real Alcázar de SevillaEl interior del Real Alcázar de Sevilla

También es importante, por no decir obligatorio, entrar en el Real Alcázar de Sevilla. La Giralda es el más espectacular y probablemente el monumento más reconocible de la capital andaluza, pero a bonito no hay quien gane al Real Alcázar, palacio fortificado de estilo árabe que cuenta también con espacios de arte mudéjar, gótico, renacentista y barroco. Edificios aparte, la parte más bella son sus jardines.

Granada

Dale limosna, mujer, que no hay en la vida nada como la pena de ser ciego en Granada. Este dicho tradicional tiene como objetivo señalar a quién no lo sepa que Granada es el esplendor. Es muy fácil justificar por qué esta ciudad andaluza es una de las 5 más bellas de España. Si se dice La Alhambra, no hace falta añadir nada más. Este conjunto de palacios y jardines que acogió la corte del Reino Nazarí de Granada hasta su expulsión por los Reyes Católicos en 1492, desborda por su belleza y monumentalidad. Destacan la Alcazaba, los Palacios Nazaríes, el Partal y El Generalife. Si viajas a Granada dedica unas cuantas horas a esta maravilla.

La majestuosidad de La AlhambraLa majestuosidad de La Alhambra

Pero por mucho que La Alhambra sea el monumento más reconocible y vistoso, Granada ofrece más. A los pies de La Alhambra se erige orgulloso el barrio del Albaicín, dónde puedes perderte entre sus calles estrechas, admirar sus casas blancas y disfrutar del flamenco en estado puro. No muy lejos de allí se encuentra el Sacromonte, que es todavía más auténtico. La Catedral de Granada es de visita obligada, como también lo es la Capilla Real, donde descansan reyes Católicos, Juana la Loca, Felipe el Hermoso y Miguel de Paz, único hijo de la primogénita de Castilla y Fernando de Aragón, y con cuya muerte se acabó el sueño de unir las coronas de Castilla y Aragón con la de Portugal.

Salamanca

Si una ciudad que tiene solo una catedral puede resultar profundamente hermosa, imagínate si tiene dos. Este es el caso de Salamanca, ciudad leonesa que atesora incontables monumentos y que bien merece una visita o dos o tres. Lo que más llama la atención y le da ese toque tan especial que le hace merecedora de encontrarse en tan digna lista, es su color, obtenido por obra y gracia de la llamada piedra franca de Villamayor. Por eso es tan especial pasear por sus calles y mirar de un lado a otro para admirar la grandiosidad de la que alberga la primera universidad del Reino de León, que data de 1218.

Salamanca posee la primera universidad del Reino de LeónSalamanca posee la primera universidad del Reino de León

Es precisamente la Universidad de Salamanca a la primera parada interesante para el viajero o viajera que llega a este rincón del oeste de España. Después de conocer su interior y de peinar la fachada en busca de la rana y el astronauta, hay que poner rumbo a la Catedral, o mejor dicho a las catedrales, y visitar tanto la nueva, como la vieja. Cada una tiene su encanto y la decisión de cuál es más bonita es mejor dejarla a gusto de cada uno o cada una. La Plaza Mayor es visita obligada, como también lo es el huerto de Calixto y Melibea, la Clerecía, la Casa de las Conchas o el palacio de Monterrey, que pertenece a la Casa de Alba.

Barcelona

Barcelona es una ciudad muy grande y está llena de bonitos rincones que merecen la pena ser visitados. Conocer la ciudad condal es necesario y toda una experiencia para los sentidos. Para empezar nada mejor que la Sagrada Familia, la obra inacabada del arquitecto Antoni Gaudí. Vale que no está al completo, pero las obras avanzan a buen ritmo crece la pena el desembolso que supone entrar en el Templo Expiatorio.

La visita de la Sagrada Familia es obligatoria si vamos a BarcelonaLa visita de la Sagrada Familia es obligatoria si vamos a Barcelona

La catedral gótica de Barcelona también es muy recomendable, además de ser la puerta gótico, qué esconde edificios y calles llenas de encanto. Es buen momento para acercarse al paseo de Gracia, seguir por Plaza Cataluña y enfilar la Rambla. Entre mimos, puestos de flores y otros comercios vas a poder admirar una arteria llena de encanto, aunque también muy bulliciosa. Puedes parar por el mercado de la Boquería, admirar el Liceu o girar a la izquierda si vas en dirección al mar y entrar en la plaza del Rey.

Al terminar La Rambla se ve la estatua de Colón, y por fin el mar Mediterráneo. Esta zona es muy animada, y si tienes ganas de playa puedes empezar por la Barceloneta y recorrer los kilómetros de costa con los que cuenta Barcelona, deteniéndote en el Port Olimpic. Si ya te has cansado de tanta agua, sube hasta el Parc Güell, otra maravilla de Gaudí, que tiene unas vistas espectaculares sobre la capital de Catalunya.

El Parc Güell es uno de los lugares más visitados de BarcelonaEl Parc Güell es uno de los lugares más visitados de Barcelona

Si buscas más rincones con encanto acércate al Parc de la Ciudadela y pasea entre fuentes y hermosa vegetación. No muy lejos de allí se encuentra el Arco de Triunfo, y si has decidido que te apetece más Gaudí, vuelve al Paseo de Gracia y entra en la Casa Milá y en la Casa Batlló. Cuando termines tu periplo barcelonés, habrás entendido por qué esta ciudad es una de las más bellas de España.

San Sebastián

San Sebastián es una urbe totalmente abierta al mar, lo que le impone un empaque especial y le da un toque muy atrayente. El sello donostiarra es la playa de La Concha, un lugar maravilloso en todas las épocas del año, pero sobre todo cuando hace calor y el sol brilla en un cielo totalmente azul. Admirar la isla de Santa Clara en el medio, la ciudad vieja y el monte Urgull a la derecha, y el Monte Igueldo a la izquierda, no tiene precio. Frente al Cantábrico se encuentra también el palacio de Miramar, residencia de verano de la Reina regente María Cristina, madre de Alfonso XIII, y que en la actualidad acoge cursos universitarios.

El sello donostiarra es la playa de La ConchaEl sello donostiarra es la playa de La Concha

La catedral del Buen Pastor de San Sebastián es un buen comienzo para iniciar una ruta desde La Concha y suba por la encantadora ciudad vieja. Es indispensable acercarse a las orillas del río Urumea, cruzar alguno de sus hermosos puentes, y darse la vuelta para contemplar el Teatro Reina Victoria Eugenia, edificio neorrenacentista de principios del siglo XX que acogió las ediciones del Festival Internacional de Cine de San Sebastián hasta 1999. Al otro lado del río, y con vistas a la playa de Zurriola, se alza poderoso el Kursaal, un edificio que levanta pasiones y críticas, según el gusto del visitante y del residente. Donosti no es la ciudad más monumental e impresionante de España, pero sí es una de las que más encanto y poder de atracción tienen. No solo asombran sus edificios y enganchan sus calles, sino que su emplazamiento natural le convierte en un destino imprescindible y en una de las 5 ciudades más bonitas de España.

Artículos recomendados