Menú
Un paseo por Agua Amarga: de la belleza del pueblo a sus impresionantes playas
Un paseo por Agua Amarga: de la belleza del pueblo a sus impresionantes playas
COSTA DE ALMERÍA

Un paseo por Agua Amarga: de la belleza del pueblo a sus impresionantes playas

Este sereno y salvaje lugar invita al descanso, la buena comida y el disfrute de una costa alejada del ruido y la masificación en pleno corazón del Parque Natural de Cabo de Gata.

Alejandro Iriarte

El pueblo de Agua Amarga es uno de los núcleos más poblados y visitados de la costa almeriense de Cabo de Gata, su playa urbana y su antiguo embarcadero minero, la preferida por los turistas; pero esta blanca y salerosa pedanía de Níjar guarda otros encantos, sabores y lugares que no todos recuerdan visitar.

A pie, en bicicleta o en coche, si visita Agua Amarga no se conforme con el pueblo, siga la línea costera y disfrute de esta desierta y rocosa costa. De la Punta del Plomo llegamos a las Calas de Chumba y Montoya, todos rincones protegidos, con aguas cristalinas y con una biodiversidad única.

El pueblo de Agua Amarga es muy conocido en la costa almerienseEl pueblo de Agua Amarga es muy conocido en la costa almeriense

A pocos kilómetros -siguiendo la carretera AL-5106- debe visitar la Torre de Mesa Roldán, un bonito enclave con vistas a la campiña y a la Punta de Media Naranja, una antigua torre defensiva de piratas berberiscos construida en 1497 y abandonada tras la Rebelión de los Moriscos en 1530.

Desde Mesa Roldán no deje de disfrutar de un atardecer en la Playa de los Muertos. Esta espectacular playa es un arenal de blanca arena y negra roca y constituye uno de los iconos del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar.

De calas y tapas

Además de la Playa de los Muertos, otras bonitas playas y calas almerienses están en las cercanías de Agua Amarga. Esta vez, en dirección sur encontraremos las calas de San Pedro y cala Hernández, dos calas que a pesar de su cercanía lucen distintas texturas; del blanco arenal de San Pedro pasamos a los cantos rodados y negras cavidades rocosas de Hernández.

La cala de San Pedro, cerca de la Playa de los MuertosLa cala de San Pedro, cerca de la Playa de los Muertos

Estas dos experiencias nos servirán de break antes de llegar al exótico pueblo de Las Negras, un bonito lugar antiguo hogar de un bandolero morisco, 'el Joraique', un pueblo que ofrece todo tipo de ocio, camping y la cocina más típica de la costa.

Por último, antes de proponer la excursión más natural y entretenida con la Vía Verde de Lucainena te recomendamos otras visitas más alejadas de Agua Amarga; los pueblos de San José, La Isleta y La Fabriquilla, tres postales clásicas, más conocidas y que pocos dejan de visitar.

Un sendero imprescindible

Uno de los atractivos más demandados en esta rocosa y agreste costa mediterránea es el senderismo y las rutas verdes en el corazón del Parque Natural. Existen variedad de rutas y senderos para todos los gustos y condiciones físicas, caminos a pie de playa, en desierto y en montaña.

La zona de Agua Amarga destaca por su aridez, un espacio sin apenas sombra donde la resistencia es un requisito básico para el disfrute de este deporte pero que, en el caso de la Ruta de la Vía Verde de Lucainena a Agua Amarga no llega a ser un requisito indispensable y se ha convertido en una actividad para disfrutar en familia.

El Parque Natural Gata-Níjar cerca de Agua AmargaEl Parque Natural Gata-Níjar cerca de Agua Amarga

Vestigios de los yacimientos mineros y de las vías de ferrocarril que conectaban el interior con el antiguo embarcadero de mineral de Agua Amarga (en funcionamiento desde 1896 hasta 1942) son los rasgos más diferenciales de esta excursión, un recorrido apto para la mayoría, con un trayecto circular de 8,2 kilómetros y una duración estimada de 2 horas y 40 minutos.

Cortijos, olivares centenarios, cañaverales, roca volcánica y hasta fósiles marinos acompañan esta ruta, una actividad obligada si se deja ver por este inhóspito lugar, un nuevo destino que todavía hoy sigue sin explotar y regala una experiencia tan plácida a la vez que salvaje.

Artículos recomendados