• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
    • Medicamentos
    • Enfermedades
    • Cáncer
    • Menopausia
    • Alergias
    • Dietética
    • Vida sana
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar

Bekia viajes

Destinos

Qué ver en Colonia, una ciudad de más de dos mil años de historia

Qué ver en Colonia, una ciudad de más de dos mil años de historia
EN ALEMANIA

Qué ver en Colonia, una ciudad de más de dos mil años de historia

Uno o dos días son suficientes para visitar esta ciudad de Alemania al completo, una de las más grandes del país que fue reconstruida tras la Segunda Guerra Mundial.

Dicen que la energía no se crea ni se destruye, solo se transforma. Algo parecido le ha ocurrido a lo largo de la historia a Colonia. Esta ciudad situada al noroeste de Alemania no puede presumir de ser la más grande del país, porque ocupa el cuarto puesto, pero sí de ser la más antigua. Fundada en el año 38 a. C., casi dos mil años después se vio obligada a renacer nuevamente, transformarse desde las cenizas, hasta convertirse en uno de los puntos más vanguardias de Europa, todo un centro cultural y económico de primer orden en el viejo continente.

Colonia  es uno de los puntos más vanguardistas de EuropaColonia es uno de los puntos más vanguardistas de Europa

Con su catedral como emblema turístico y símbolo de la resistencia frente el horror, Colonia es mucho más. La gran mayoría de los turistas la visitan durante el Carnaval, cuando la fiesta inunda sus calles, o en Navidad para conocer sus mercadillos. Viajes en la época que viajes, descubre a continuación todo lo que tienes que ver en esta ciudad tan importante de Alemania y prepara a la perfección tu visita para no perderte nada.

Colonia en la historia

La situación de la ciudad junto al río Rin permitió que desde el inicio de los tiempos fuera habitada por las distintas tribus germanas. Sin embargo, fueron los ubios los que la fundaron en el año 38 a. C. Oppidum Ubiorum, que significa literalmente "ciudad de los nubios". Uno de los hechos más trascendentales se vivió en el 50 d. C., cuando el emperador romano Claudio le concedió el título de ciudad libre del imperio, debido a que aquí había nacido su mujer Agripina; y en su honor le puso el nombre de Colonia Claudia Ara Agrippinensium, siendo de aquí de donde procede la denominación actual.

Su gran casco histórico quedó muy destruido tras la Segunda Guerra MundialSu gran casco histórico quedó muy destruido tras la Segunda Guerra Mundial

A mediados del siglo V, finalizó la ocupación romana de la ciudad, pasando a ser controlada por los francos. La cristianización de la zona estaba asentada desde hacía tiempo y el arzobispo cada vez tenía más influencia, sobre todo cuando se constituyó el Sacro Imperio Romano Germánico. A raíz del traslado de las reliquias de los Reyes Magos de Milán a Colonia, se convirtió en un punto de peregrinaje para los europeos a la altura de Roma o Jerusalén, dando lugar a la construcción de su imponente catedral gótica.

Durante la Edad Media, Colonia era la ciudad más grande y poblada de lo que sería la actual Alemania. En los siglos venideros, sobrevivió a ataques de vikingos y de los franceses, que la ocuparon durante el gobierno de Napoleón. Fue ya durante la Segunda Guerra Mundial cuando su casco histórico quedó destruido al 90% tras sucesivos bombardeos del bando aliado. Solo su catedral quedó en pie, aunque sufrió graves daños. Su reconstrucción siguió el plano medieval, pero solo los edificios históricos se levantaron como entonces, por lo que su casco urbano se caracteriza por la arquitectura de posguerra.

La Catedral, el imprescindible

El principal monumento de la ciudad y motivo que lleva a los turistas a visitar esta ciudad es su catedral. Situada en su casco histórico reconstruido, la piedra piedra se colocó en 1248, aunque no se finalizó hasta bien entrado el siglo XIX. Después de 600 años de construcción en los que se mantuvo el gótico original, la catedral de Colonia se convirtió en uno de los edificios más altos del mundo en aquel momento, aunque todavía hoy sigue siendo uno de los templos más grandes de la Cristiandad.

La Catedral es el principal monumento de la ciudad, y fue construida en 600 añosLa Catedral es el principal monumento de la ciudad, y fue construida en 600 años

Después de sobrevivir a la Segunda Guerra Mundial, fue profundamente restaurada y declarada Patrimonio de la Humanidad en 1996. Es casi imposible hacerle una fotografía entera a su fachada desde los pies por las dimensiones que presenta, anticipando la arquitectura interior tan portentosa. Sin duda, el elemento más destacado es el retablo de los Reyes Magos del siglo XII, donde se expone la arqueta gótica dorada en la que reposan los restos de estas tres figuras de la Biblia.

Los mejores museos de Colonia

Durante siglos, Colonia fue también uno de los cruces comerciales más importantes de toda Europa. Todo ello condujo a que las principales familias nobles de la ciudad aglutinaran importantes fortunas, dedicando el dinero al mecenazgo o el coleccionismo. Todavía hoy esta herencia artística se respira en muchas de sus galerías, aunque también se han abierto otros tipos de museos que atraen la atención de los turistas. En total, más de 30 salas que convierten a Colonia en unas de las capitales de la cultura por excelencia de todo el mundo, destacando los que presentamos a continuación.

Museo Ludwig

Situado en uno de los edificios más modernos que se pueden contemplar a orillas del río Rin, el Museo Ludwig se ha convertido en todo un lugar de peregrinación para los amantes del arte modernista y contemporáneo de diversos artistas del siglo XX, como  Hockney, Picasso, Miró, Dalí o Warhol, entre otros. El nombre del museo se debe a la familia que donó la colección a la ciudad en 1976, cuya riqueza se debe a su importancia en la industria del chocolate. Cabe destacar que este museo aglutina la tercera mayor colección de obras de Pablo Picasso de todo el mundo, por detrás de París y Barcelona, por lo que su visita se hace imprescindible.

En el Museo Ludwig se puede encontrar arte modernista y contemporáneoEn el Museo Ludwig se puede encontrar arte modernista y contemporáneo

Museo Wallraf-Richartz

Otro de los museos que hay que conocer en Colonia es el Wallraf-Richartz. Su visita permite recorrer las páginas de un libro de Historia del Arte, desde el Medievo hasta comienzos del siglo XX. Sus principales activos son las obras de Rembrandt, Rubens, El Bosco, Van Dyck o Durero, destacando de este último la "Adoración de los Magos". No obstante, también presenta una sección más actual con cuadros de Van Gogh o Manet.

Museo del Chocolate

En 1991, Colonia abrió el primer museo del mundo dedicado al chocolate. A través de sus diversas salas, que se recogen en un edificio de metal y cristal en una de las orillas del río, se recorren los más de 5.000 años de historia de este dulce alimento, comenzando por la elaboración de las culturas milenarias americanas y pasando por su llegada a Europa, cuando se establecieron aquí importantes industrias. Lo mejor de la visita es la degustación en el Chocolat Grand Café.

El Museo del Chocolate de Colonia fue el primero del mundoEl Museo del Chocolate de Colonia fue el primero del mundo

Museo Romano-Germánico

Frente a la catedral de Colonia se descubrió una importante villa romana del siglo III en 1941. Tras su restauración, se decidió construir un museo sobre y en torno ella para explicar el pasado romano de la ciudad, abriéndose en 1974. Hoy en día, es uno de los más visitados de todo el país, acudiendo la gran mayoría de visitantes a contemplar el impresionante mosaico de Dionisio, entre otros muchos objetos que conserva.

Museo del Perfume

Aunque posiblemente no es el museo más espectacular de Colonia, sí que es uno de los más importantes. Dedicado al perfume, en él se explica todo lo relativo al auténtico Agua de Colonia, creado por Giovanni Maria Farina en el siglo XVIII y que llegó a rivalizar con el intenso y barroco perfume francés. Su extensión por toda Europa consiguió que la ciudad se ganase el título de 'Ciudad de Fragancias', siendo esta curiosidad una de las muchas que se descubren en este museo.

Schildergasse es la call comercial de Colonia por excelenciaSchildergasse es la call comercial de Colonia por excelencia

Schildergasse, la calle comercial

Aunque tu intención no sea hacer turismo de compras en Colonia, no por ello tienes que dejar de pasar la Schildergasse, la calle comercial por excelencia. Desde la fundación romana de la ciudad esta vía siempre ha sido una de las más transitadas y utilizadas, siendo hoy en día una de las más concurridas de Alemania según algunos estudios. Paseando por ella te encontrarás edificios tan sorprendentes como el Weltstadthaus   o una de las viejas iglesias protestantes de la ciudad, además que el camino te servirá para entrar en contacto con la población local, que siempre es una experiencia que hay que vivir.

Las zonas verdes de Colonia

Respirar en alguno de los pulmones verdes de Colonia es otro de los planes que te proponemos cuando dudas sobre qué ver en esta ciudad de Alemania. Hay que destacar el  Wahn Heath, un refugio para 700 especies de plantas y animales en peligro de extinción en la que se trata de frenar el avance de a huella del hombre y la destrucción de la naturaleza.

El Rheinpark es para muchos el parque más bonito de ColoniaEl Rheinpark es para muchos el parque más bonito de Colonia

Este espacio está algo alejado del centro, por lo que, si no quieres coger demasiados transportes, también puedes optar por el  Rheinpark, el que para muchos es el parque más bonito de Colonia. Además, dentro de él se encuentran unos baños romanos en los que relajarse en cualquier época del año y cuenta también con un teleférico que no solo permite contemplar la inmensidad verde del entorno, si no también conectarlo con el zoológico de la ciudad.

Antes de irte, cruza el Hohenzollern

  

Nadie puede irse de Colonia sin contemplar ni recorrer el Puente de Hohenzollern. Fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial por los alemanes, aunque tras la finalización del conflicto se reconstruyó nuevamente. Actualmente, los trenes y los peatones son los únicos que lo atraviesan para salvar el curso del río Rin. Desde el lado contrario a la ciudad vieja se contempla una maravillosa panorámica de la catedral gótica, sobre todo al anochecer. Sin duda, esta es una de las mejores postales que te llevarás de recuerdo en tu visita a Colonia, una vista que te será difícil de olvidar. 

Artículos recomendados