• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
    • Medicamentos
    • Enfermedades
    • Cáncer
    • Menopausia
    • Alergias
    • Dietética
    • Vida sana
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar

Bekia viajes

Destinos

Qué ver en Rotterdam: una ruta por los edificios más vanguardias de Europa

Qué ver en Rotterdam: una ruta por los edificios más vanguardias de Europa
EN PAÍSES BAJOS

Qué ver en Rotterdam: una ruta por los edificios más vanguardias de Europa

La segunda ciudad más grande de Países Bajos presenta una moderna arquitectura con impactantes obras incluidas en cualquier guía de viaje y que son verdaderos monumentos.
Jorge del Caz Martín

Cada vez con más frecuencia, los turistas europeos amantes de los viajes relámpago se dejan caer por Rotterdam. Se trata de la segunda ciudad más grande de Países Bajos y cuenta con uno de los puertos más importantes del viejo continente y prácticamente de todo el mundo. Además de ello, la arquitectura que se puede admirar en sus calles es el principal filón con el que se presenta a los visitantes, ya que sus edificios son verdaderos regalos para la vista de quienes los contemplan, que no dejan de fotografiarlos para llevarse a casa sus propias postales de recuerdo. Descubre a continuación todo lo que tienes que ver en Rotterdam y planea a la perfección tu escapada a una de las ciudades más vanguardistas de Europa.

Cuándo viajar a Rotterdam

Cualquier época del año es buena para viajar a Rotterdam. Al igual que ocurre en el resto de Países Bajos, es una ciudad en la que las precipitaciones son frecuentes, aunque no destacan especialmente por su intensidad. Los meses estivales son los mejores, ya que es cuando más horas de luz hay, lo que permite contemplar en todo su apogeo la fascinante arquitectura que se admira en sus calles. Además, no ir cargado con un chubasquero a todas horas es una ventaja, algo que sin duda no podrás dejar de hacer si optas por cualquier otro momento del año que no sea el verano. Por otra parte, los fines de semana son los días preferidos por los viajeros para dejarse caer por Rotterdam, ya que dos o tres jornadas de turismo son más que suficiente para conocer todos los secretos de este rincón holandés.

 Rotterdam es la segunda ciudad más grande de Países Bajos Rotterdam es la segunda ciudad más grande de Países Bajos

El origen de la moderna arquitectura de Rotterdam

Los turistas que pasean por Rotterdam se preguntan siempre por qué es una ciudad tan cosmopolita y joven, algo que sorprende en el viejo continente europeo en el que todas las urbes cuentan con un casco histórico de renombre y de largo pasado. Para resolver esa duda, hay que explicar la historia reciente de este punto de los Países Bajos. Durante la Segunda Guerra Mundial, concretamente el 14 de mayo de 1940, las tropas nazis llevaron a cabo un terrible bombardeo compuesto por 57 ataques que acabó con la vida de más de mil personas y la destrucción de todo el centro histórico, arrasado por el fuego. De hecho, tal fue el shock que supuso en el gobierno holandés que los dirigentes suplicaron la rendición para evitar que otras ciudades del país corrieran la misma suerte.

Los edificios vanguardistas imprescindibles de Rotterdam

Después del bombardeo de 1940, Rotterdam quedó prácticamente destruida al completo y pocos fueron los edificios que se salvaron, entre los que destacan la Iglesia de San Lorenzo, el ayuntamiento o el Hotel Nueva York. Es por ello que se tuvo que emprender un proceso de reconstrucción intenso del casco urbano que dio por fruto la implantación del estilo vanguardista como seña de identidad. A continuación te contamos las obras arquitectónicas clave que hay que admirar.

Casas Cubo de Rotterdam

La postal más famosa de Rotterdam es la de sus casas cúbicas. Fueron construidas a finales de la década de los 70 siguiendo el diseño de Piet Blom, arquitecto neerlandés que pretendía construir una especie de poblado cuyas viviendas tuvieran forma de árboles. En total se levantaron 32 cubos en el área de Blaak, casas que todavía hoy siguen habitadas, aunque algunos propietarios las han abierto al público cobrando una entrada por ello para ver cómo es la vida por dentro. Aunque por fuera no parecen demasiado grandes, llegan a alcanzar los 100 metros cuadrados de superficie.

Casas Cubo de RotterdamCasas Cubo de Rotterdam

Market Hall

En 2014, Market Hall fue inaugurado por Máxima de Holanda. Se trata de todo un revolucionario edificio en el que conviven al mismo tiempo oficinas, apartamentos y un mercado. Además, cuenta con varias plantas de parking subterráneo, durante cuya excavación se descubrieron restos de un poblado de entre los siglos X y XIV. Los turistas se acercan hasta este rincón para admirar su espectacular arquitectura, pero también para dejarse llevar por el paladar en el que es el mayor mercado cubierto de Países Bajos. Por las noches se ilumina completamente y es también un momento maravilloso digno de experimentar.

Market Hall fue inaugurado por Máxima de Holanda en 2014Market Hall fue inaugurado por Máxima de Holanda en 2014

Estación Central de Rotterdam

La cultura que hay en Rotterdam en torno a la arquitectura se aprecia hasta en su Estación Central de trenes. Se trata de una majestuosa obra finalizada en el año 2010 y que, además de su estética vanguardista, es totalmente sostenible, ya que cuenta con placas solares. Mientras que una de las caras del edificio trata de respetar el estilo del siglo XIX, basado en la sobriedad, la otra es puramente moderna, en la que el acero y la luz se cuela por todos los rincones que encuentra. Quienes llegan hasta la ciudad en tren se quedan asombrados, siendo una estupenda carta de presentación de lo que posteriormente se van a encontrar en el resto del casco urbano.

Estación Central de RotterdamEstación Central de Rotterdam

Puente de Erasmo

Es imposible no hablar de Rotterdam y no hacerlo también de Erasmo de Rotterdam, su hijo más ilustre y famoso. Este humanista cuyo legado aparece reflejado en todos los libros de filosofía del mundo, por la aportación que hizo al pensamiento, tiene dedicado en la ciudad uno de sus puentes más famosos, diseñado por el arquitecto holandés Ben van Berkel a finales de la década de los año 90. Cerca de 800 metros unen cada orilla del río Maas a través de una construcción que a muchos recuerda a un cisne, de ahí que haya recibido incluso ese apodo. Pasear por él para admirar de cerca esta obra es una de las cosas que hay que hacer cuando se visita Rotterdam, ya que desde aquí se contempla una preciosa panorámica del skyline.

El puente de Erasmo fue diseñado por el arquitecto holandés Ben van Berkel El puente de Erasmo fue diseñado por el arquitecto holandés Ben van Berkel

Euromast

Mientras que la Torre Eiffel de París se construyó para una Exposición Universal, la Euromast de Rotterdam para la Floriade de 1960, la exposición de horticultura que ese año se celebró en Rotterdam. Se trata de una torre que alcanza los 180 metros de altura, lo que permite en días claros llegar a divisar Amberes. Aunque hay que pagar para subir en torno a 10€ por persona, merece la pena por las vistas. Del mismo modo, los más atrevidos suben hasta la punta de la antena a través de un ascensor, habiendo la posibilidad de tirarse por tirolina desde aquí a través de un pago extra, mientras que los más cómodos prefieren optar por una cena en su restaurante.

Torre Euromast, Rotterdam Torre Euromast, Rotterdam

Fábrica Van Nelle

Este edificio, que pasa desapercibido para muchos turistas, tendría que estar realmente el primero en esta lista que hemos elaborado en Bekia Viajes, ya que, además de estar declarado Monumento Nacional, es también Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 2014. Se trata de uno de los iconos por excelencia de la arquitectura vanguardista y moderna de toda Europa, construido en 1920 y en el que la luz, el acero y el cristal son los tres ingredientes con los que se creó esta increíble obra. Aunque en su día fue una fábrica de té y café, actualmente está ocupada por empresas y se utiliza para celebrar eventos, destacando la Feria de Arte.

Qué museos visitar en Rotterdam

Como la ruta que os proponemos recorre los rincones más vanguardistas de Rotterdam, también hay que incluir en la lista dos de los museos más importantes de la ciudad, cuyas sedes ya son de por sí auténticas joyas de la arquitectura. Sin embargo, en su interior se presentan colecciones y exposiciones que bien merecen pasar y echar un ojo, puesto que disponen de piezas únicas en todo el mundo.

Museo Boijmans Van Beuningen

Sobre el Museo Boijmans Van Beuningen, es uno de los más importantes de toda Holanda porque en él se repasa la historia del arte europeo, desde las formas más medievales hasta las más modernas, contando con obras firmadas por entre otros, estos tres grandes artistas:

  • Rembrandt
  • Monet
  • Van Gogh

Museo Boijmans Van Beuningen, RotterdamMuseo Boijmans Van Beuningen, Rotterdam

Museo Kunsthal

Por su parte, es el Kunsthal el museo que más atención atrae, especialmente a los amantes de la arquitectura, ya que es una construcción totalmente contemporánea y que se presenta como una obra de arte en sí misma y que trata de inspirar a quienes lo visitan. Aunque fue levantado a finales de la década de los 80, parece que su diseño hubiera sido trazado ayer mismo por la frescura y modernidad que rezuma. En su interior se puede visitar la exposición permanente, que tiene un coste cercano a los 12€, pero también temporales que suelen ser muy interesantes.

Qué ver en el Puerto de Rotterdam

Una mañana o tarde de una jornada del fin de semana hay que dedicarla a pasear y conocer todos los entresijos del puerto de Rotterdam, el más grande de toda Europa. Su historia se remonta al siglo XVI, gracias al fuerte comercio que se comenzó a fraguar en la zona y que es el germen de la bulliciosa actividad diaria actual, en el que toneladas de mercancías se importan y exportan desde este punto. Después de muchas remodelaciones, es una obra faraónica que forma parte también del legado moderno y vanguardista actual de la ciudad y que parece incompleto, porque está en continuo cambio.

Puerto de RotterdamPuerto de Rotterdam

La parte más antigua del puerto está hoy plenamente dedicada al turismo, siendo donde se encuentran los bares y restaurantes más famosos de la zona desde los que se contemplan las embarcaciones. Por su parte, Europort es la zona nueva. La mejor manera de descubrirlo es a través de un Spido, una de las embarcaciones que recorren sus aguas y desde donde se contempla el Manhattan de Rotterdam, es decir, todos los rascacielos que se han ido construyendo a lo largo de los últimos años y que a muchos recuerdan a los de Nueva York. No hay que perder de vista, entre otros, el Montevideo o el Maastoren.

Artículos recomendados