• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
    • Medicamentos
    • Enfermedades
    • Cáncer
    • Menopausia
    • Alergias
    • Dietética
    • Vida sana
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar

Bekia viajes

Destinos

Qué ver en Soria, la ciudad de los poetas

Qué ver en Soria, la ciudad de los poetas
TURISMO CULTURAL

Qué ver en Soria, la ciudad de los poetas

Si estás planeando un fin de semana en Soria, descubre qué monumentos de la ciudad no debes perderte, incluyendo el imprescindible paseo por la orilla del Duero.
Jorge del Caz Martín

La eterna estrofa del agua del río Duero resuena con fuerza en la mágica y legendaria Soria. Presentándose como una de las piezas clave e históricas de Castilla y León, la ciudad es uno de los destinos turísticos más desconocidos por los viajeros, aunque a todos enamora cuando la descubren gracias a su misticismo. Además, es perfecta para pasar un fin de semana porque debido a su pequeño tamaño se pueden conocer sin ningún problema en dos días todos los secretos de su casco histórico y los de la ribera que conforma el cauce del Duero. Con el famoso poema de Gerardo Diego, el espíritu melancólico de Antonio Machado vagando por sus calles y las Leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer como telón de fondo, te contamos a continuación todo lo que tienes que ver y hacer en Soria, la ciudad de los poetas.

Una ciudad repleta de palacios

Muchos viajeros cogen un vuelo para irse a la Florencia del Renacimiento y olvidan que en ciudades como Soria también pueden deleitarse de ese mismo ambiente. Este rincón de Castilla y León cuenta con un fantástico inventario patrimonial en forma de palacios construidos entre los siglos XVI y XVII, cuando la lana de ovejas merinas castellanas era todavía uno de los productos más cotizados en toda Europa, generando la nobleza auténticas fortunas con las que construyeron sus casas palaciegas. De entre todas las que se pueden ver paseando por la ciudad, hay siete imprescindibles que nadie puede perderse, siendo las que te vamos a contar a continuación en Bekia Viajes.

En su fachada destaca su portada con el escudo de la familia López de Ríos y SalcedoEn su fachada destaca su portada con el escudo de la familia López de Ríos y Salcedo

El edificio renacentista más importante de la ciudad es el Palacio de los Condes de Gómara, que sirve hoy en día como sede judicial. Aunque iba a ser todavía más espectacular de lo que ya es, la leyenda cuenta que Felipe II vetó el proyecto de la familia Ríos y Salcedo para no ensombrecer al de El Escorial, por lo que no te tienes que sorprender si piensas que la fachada está incompleta. El palacio está organizado en torno a un patio central, destacando exteriormente una hermosa galería de 12 ventanales en la parte baja y 24 arcos en el piso superior, y una robusta torre cuadrada en uno de sus extremos.

En la Calle Aduana Vieja, una de las que más historia carga a sus espaldas y que recorre la antigua muralla, se encuentran cuatro palacios renacentistas que también merece la pena contemplar. El primero de ellos es el de Los San Clemente, cuyo origen histórico se remonta al siglo XII como fortaleza defensiva por su proximidad a la muralla, siendo a día de hoy propiedad de la familia Marichalar. Muy cerca se encuentran el Palacio de Don Diego Solier, del siglo XVI y con una fachada puramente renacentista de mampostería, y el Palacio de Los Castejones, unido al anterior, actualmente vivienda particular y del que sobresale la portada de su acceso rematada con un escudo familiar. El último palacio de esta calle es el de Los Ríos y Salcedo, representando el mejor ejemplo de arte plateresco de Soria. El edificio, del siglo XVI, es la sede del Archivo Histórico Provincial y la ventana en esquina es su elemento arquitectónico más destacado.

La Plaza Mayor de Soria es el núcleo de la vida local en el casco antiguoLa Plaza Mayor de Soria es el núcleo de la vida local en el casco antiguo

La Calle Caballeros es otra por la que tienes que pasar para entender lo que fue Soria hace cuatro siglos. En ella te toparás con el increíble Palacio del Marqués de Alcántara, uno de los últimos que se construyeron en la ciudad ya que se terminó en pleno siglo XVIII, lo que explica la influencia barroca de su arquitectura. Hoy en día es una vivienda particular, siendo de dos pisos y con un interior muy transformado. El último palacio que os proponemos para terminar la ruta es el de Los Beteta, situado en la Plaza Mayor de la ciudad. Se trata de una casona de origen medieval que fue reformada en el siglo XVI, siendo lo más importante la historia que esconde, ya que este palacio llegó a acoger en sus estancias a Felipe II o Santa Teresa de Jesús. Aprovechando que estás en la Plaza Mayor, también deberías echar un vistazo a otros edificios, como el Palacio de la Audiencia, la Fuente de los Leones o la Casa de los Doce Linajes.

De ruta románica en Soria

Después de Palencia, en Soria se encuentra otra de las concentraciones de arte Románico más importantes de Castilla y León. En ella se pueden visitar varias iglesias de alto valor artístico cuyas piedras llevan escribiendo la historia de la ciudad desde hace ocho siglos, aproximadamente, cuando está naciente urbe había sido reconquista y repoblada por los cristianos. La joya por excelencia es la Iglesia de Santo Domingo, cuya fachada embellece los libros de Historia del Arte, destacando su maravilloso rosetón central y la portada, que narra escenas del Antiguo y Nuevo Testamento. En este templo se encuentra el panteón familiar de los Marichalar y sirve de iglesia conventual de Las Clarisas.

La Iglesia de Santo Domingo representa uno de los mayores logros del románico españolLa Iglesia de Santo Domingo representa uno de los mayores logros del románico español

En la peatonal Calle Collado se localiza la Iglesia de San Juan de Rabanera, que fue restaurada durante el siglo XX y con ello se recuperó la esencia románica que había sido ocultada con diversos remates barrocos. Este coqueto templo parece una maqueta a tamaño real del prototipo de iglesia románica, siendo imprescindible su visita. Por otra parte, cerca de la Plaza Mayor se ubica la Iglesia de Nuestra Señora de La Mayor, reedificada sobre la antigua de San Gil y de la que heredó una gran cantidad de elementos románicos. En esta iglesia Antonio Machado celebró su boda con Leonor Izquierdo, acudiendo tres años después pero para oficiar el funeral de su esposa, que murió de tuberculosis. Es por ello que este templo ha sido testigo de las alegrías y penas del ilustre poeta, quien describía a Soria en sus poemas como "ciudad castellana ¡tan bella! bajo la luna".

En el interior de la Iglesia de San Juan de Rabanera se conserva el crucero originalEn el interior de la Iglesia de San Juan de Rabanera se conserva el crucero original

En el corazón de la ciudad también sobresalen las ruinas de la Iglesia de San Nicolás, con las que el visitante se puede percatar de cómo es el esqueleto de un edificio románico, siendo actualmente utilizadas como escenario de conciertos. Del mismo modo, la herencia del Románico soriano también se aprecia en la Concatedral de San Pedro, cuyo claustro de inspiración silense es toda una joya de este estilo artístico, conviviendo al mismo tiempo con el plateresco de su fachada o el cuerpo gótico de la iglesia.

El río Duero, joya natural y cultural de Soria

Recitaba Gerardo Diego en su "Romance del Duero" los famosos versos " Río Duero, río Duero, nadie a estar contigo baja, ya nadie quiere atender tu eterna estrofa olvidada ". Sin embargo, ya sea otoño, invierno, primavera o verano, siempre hay que acercarse hasta la orilla fluvial soriana y contemplar la Ermita de San Saturio. Además, en cada época del año se vive este paseo de una forma diferente, aunque la de la caída de las hojas es la preferida para muchos turistas, cuando los tonos ocres y amarillentos de la vegetación se entremezclan con la piedra centenaria de la ermita y las tranquilas aguas del río. Verdaderamente, y como diría el poeta, el Duero sonríe a quienes lo visitan entre sus barbas de plata y Soria no le da la espalda, ya que sabe que es un atractivo turístico muy importante.

El río discurre por las provincias españolas de Soria, Burgos, Valladolid, Zamora y SalamancaEl río discurre por las provincias españolas de Soria, Burgos, Valladolid, Zamora y Salamanca

Paseando por la orilla del río, después de haber cruzado el puente medieval de piedra, te encontrarás con la que seguramente es la postal turística por excelencia de Soria: las ruinas del Monasterio de San Juan de Duero. El edificio estuvo en funcionamiento hasta el siglo XVIII y había sido construido entre los siglos XII-XIII. Gracias al valor histórico y artístico que forma el conjunto, fue elegido como una de las Maravillas del Románico Español, siendo su elemento más destacado el claustro, toda una joya de la arquitectura bajo-medieval única en casi toda Europa, ya que presenta una estructura irregular de lo más curiosa. Este entorno tan mágico sirvió a Bécquer para inspirarse para dar forma a "El Monte de las Ánimas", una de las leyendas que escribió ambientadas en la ciudad de Soria.

El autor también debió tomar como referencia para desarrollar la trama de la historia anterior y de "El Rayo de Luna" el otro edificio monacal que se puede visitar en la orilla soriana del Duero: el Monasterio de San Polo. Construido en la misma época que el de San Juan, perteneció a los Templarios, caballeros cuya historia siempre ha estado rodeada de misterios y enigmas, siendo acontecida su desaparición en el siglo XIV, al tiempo que este monasterio también fue clausurado. Aunque actualmente es de propiedad particular, todavía se puede contemplar la huella románica del edificio, que queda oculto por fuertes enredaderas que tratan de esconder su belleza. A través de un arco gótico abierto del desaparecido monasterio se continúa el paseo por el margen del Duero hasta llegar a San Saturio.

En un lugar tranquilo y silencioso ubicado en la orilla izquierda del río DueroEn un lugar tranquilo y silencioso ubicado en la orilla izquierda del río Duero

En lo alto de un saliente rocoso de la Sierra de Santa Ana, y rodeada de álamos y chopos, despunta la ermita barroca de San Saturio, el patrón de Soria. Cruzando el puente de hierro podrás acercarte hasta el pie de la cima, comenzado la subida. Una lápida de mármol con versos de Antonio Machado sacados de su obra "Campos de Soria" acompaña a los visitantes, que siempre se detienen a leerla, hasta llegar a la entrada del conjunto arquitectónico. Se trata de un edificio cuya decoración interior entremezcla el característico rococó del Barroco con la sencillez propia de un ermitaño, a fin de recrear como era la vida de Saturio en el siglo VI, cuando decidió dejar toda su vida acomodada de noble para dedicarse a la contemplación construyendo un oratorio en honor a San Miguel Arcángel, el antecedente del edificio actual levantado en el siglo XVII. La capilla es una de las estancias más asombrosas, siendo de planta octogonal, aunque también destaca la Sala del Ayuntamiento y de Los Canónigos, ya que desde sus ventanales se contemplan las mejores vistas del cauce del río, siendo entonces cuando los visitantes entienden por qué Soria, la ciudad de los poetas, enamora.

Artículos recomendados