• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
    • Medicamentos
    • Enfermedades
    • Cáncer
    • Menopausia
    • Alergias
    • Dietética
    • Vida sana
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar

Bekia viajes

Destinos

La Ruta Romántica de Alemania: 10 paradas imprescindibles entre castillos, viñedos y pueblos medievales

Última hora Importante descenso de contagios y muertes en las últimas 24 horas en España
La Ruta Romántica de Alemania: 10 paradas imprescindibles entre castillos, viñedos y pueblos medievales
ITINERARIOS

La Ruta Romántica de Alemania: 10 paradas imprescindibles entre castillos, viñedos y pueblos medievales

Utilices tu propio coche, autocaravana o tren, hay una serie de paradas imprescindibles que nadie puede perderse cuando recorre la Ruta Romántica de Alemania.

Las rutas turísticas son uno de los productos más demandados en la actualidad por los viajeros y trotamundos. Uniendo diversos lugares bajo un mismo hilo conductor, los turistas descubren una gran cantidad de recursos naturales y culturales, regresando a casa con un buen sabor de boca y la satisfacción de haber visitado un gran número de tesoros, atractivos turísticos y secretos. Una de las más antiguas y asentadas de Europa es la Ruta Romántica. Se trata del primer itinerario turístico que se creó en Alemania y, actualmente, es el más destacado de toda la oferta turística germana.

La Ruta Romántica fue diseñada y puesta en marcha en 1950 por el Patronato Nacional de Turismo de Alemania (GNTB). Este itinerario recorre diversos puntos de las regiones de Baviera y Baden-Württemberg, ubicadas al sur del país. Concretamente, une las ciudades de Wurzburgo y Füssen, y, después de algunas ampliaciones desde su confección hace casi setenta años, actualmente suma un total de 460 kilómetros y abarca cerca de 60 lugares.

El origen de la Ruta Romántica

La Ruta Romántica surgió como un producto vacacional cuyo objetivo principal era ayudar a la recién creada República Federal a borrar las huellas del terror hitleriano y transmitir una imagen de recuperación social y económica tras la Segunda Guerra Mundial. En sentido, ponía en valor la historia y la cultura del país germano uniendo ciudades medievales, castillos, fortalezas, pueblos con casas entramadas y paisajes de viñedos, con la finalidad de que quienes la realizaran disfrutasen de "un viaje por un país abierto, amistoso y estrechamente unido a la historia europea", tal y como los propios organizadores señalaron.

Castillo medieval de Neuschwanstein en BavieraCastillo medieval de Neuschwanstein en Baviera

Los primeros que realizaron la Ruta Romántica de Alemania fueron amigos y familiares de soldados norteamericanos establecidos en las bases de Baviera y Baden-Württemberg, lo que motivó la atracción de muchos otros viajeros del otro lado del Océano Atlántico. Sin embargo, hoy en día son los turistas de Brasil, Corea el Sur y Japón los que ocupan las primeras posiciones en las estadísticas de visitantes, contabilizando millones de personas los que realizan este itinerario cultural cada año y se enamoran de todos y cada uno de los lugares por los que transcurre.

Qué ver en la Ruta Romántica

  

Aunque la Ruta Romántica es producto turístico moderno, se basa en bienes patrimoniales heredados del pasado. De hecho, algunos de ellos forman parte de la Lista Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, como la Residencia de Wurzburgo o la Iglesia de peregrinación de Wies. Del mismo modo, en esta ruta también están integrados monumentos que, sin contar con esta declaración, son importantes en la historia alemana, destacando el Castillo de Neuschwanstein, una de las 10 paradas imprescindibles que te proponemos a continuación para cuando realices la Ruta Romántica.

1Wurzburgo

La Ruta Romántica comienza en la ciudad de Wurzburgo, en la región de Baviera. A pesar de su ambiente universitario, conserva su ambiente medieval, que se puede sentir especialmente en la Fortaleza de Marienberg, que desde el año 1200 protege a la ciudad de los ataques de los enemigos. Desde aquí, se observan unas impresionantes vistas y dentro de su recinto hay una gran varios museos de arte, sin olvidar su iglesia circular del siglo VIII.

La Fortaleza de Marienberg está situada en la ciudad de WurzburgoLa Fortaleza de Marienberg está situada en la ciudad de Wurzburgo

Antes de irse de Wurzburgo y continuar la Ruta Romántica, hay que visitar de forma obligada la Residencia. Se trata de uno de los tesoros barrocos más importantes de toda Alemania, además de uno de los palacios más destacados de toda Europa. De hecho, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, tanto el edificio como sus elegantes jardines, donde no faltan los rosales que se entremezclan con las esculturas rococó. Para terminar la visita a esta ciudad, hay que pasar por el puente de piedra Alte Mainbrücke y, una vez arriba, disfrutar de un vino local.

2Bad Mergentheim

  

A orillas del río Tauber se encuentra la ciudad de Bad Mergentheim. Se trata de una de las paradas imprescindibles en la Ruta Romántica, sobre todo para aquellos que gusten de visitar balnearios. En este rincón de Alemania hay una gran cultura terminal y, de acuerdo con la tradición que se ha transmitido de generación en generación, sus aguas pueden curar diversas dolencias, especialmente las del sistema digestivo.

Plaza comercial de la ciudad de Bad MergentheimPlaza comercial de la ciudad de Bad Mergentheim

El spa Solymar es uno de los puntos de peregrinación para los turistas, tanto los que quieran reducir sus problemas de salud como quienes simplemente deseen relajarse durante unas horas. Sin embargo, nadie puede irse de Bad Mergentheim sin visitar el antiguo castillo de los condes de Hohenlohe, que es de origen medieval pero fue reformado en estilo renacentista en el siglo XVI.

3Rothenburg ob der Tauber

Aunque puede que haya otros muchos más lugares que merecerían estar en esta lista de imprescindibles de la Ruta Romántica, Rothenburg ob der Tauber es uno de los que, sí o sí, no puedes dejar de visitar. Se trata de una verdadera ciudad medieval, algunos llegan a afirmar que la más famosa de todas, que todavía conserva su recinto amurallado original, siendo posible pasear por él y disfrutar de maravillosas vistas.

Rothenburg ob der Tauber es una ciudad medievalRothenburg ob der Tauber es una ciudad medieval

Rothenburg ob der Tauber está repleto de casas entramadas de madera y con fachadas pintadas de colores. Además de disfrutar de un paseo medieval, también hay que reservar tiempo para visitar sus tres curiosos museos: el de Navidad, el de Títeres y Juguetes y el del Crimen, donde se exponen tenebrosos instrumentos de tortura. 

4Dinkelsbühl

La siguiente parada en la Ruta Romántica de Alemania es Dinkelsbühl. Siguiendo la estela medieval del anterior pueblo recomendado, esta localización también se encuentra rodeada de murallas. De hecho, cuenta con 18 torres y 4 puertas. Para hacer la experiencia todavía más auténtica, se puede recorrer el casco histórico en carruaje, así como pasear junto a un vigilante nocturno para contemplar toda la ciudad iluminada.

El pueblo de Dinkelsbühl se libró de los bombardeos de la Segunda Guerra MundialEl pueblo de Dinkelsbühl se libró de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial

5Nördlingen

Pocas ciudades hay en el mundo tan mágicas y peculiares como Nördlingen. Esta parada de la Ruta Romántica tiene forma redondeada, tal y como los visitantes se percatan siempre al pasear por sus calles. Cuando pregunta por qué, se llevan una grandísima sorpresa: la población se encuentra construida sobre un cráter de 35 kilómetros de diámetro, formado hace 15 millones de años por el impacto de un meteorito.

Iglesia de San Jorge, de estilo gótico y situada en NördlingenIglesia de San Jorge, de estilo gótico y situada en Nördlingen

En el centro de la ciudad, se encuentra la Iglesia de San Jorge. De estilo gótico, cuenta con un campanario que alcanza los 90 metros de altura, y desde él se puede observar perfecta que la historia del cráter no es un cuento, sino que es completamente verdad. Desde esta altura, dos guardianes vigilan todo lo que acontece en las calles y cada media hora entre las diez y doce de la noche gritan "so, G´sell, so" ( "todo bien, compañeros, todo bien" ).

6Donauwörth

Esta ciudad es conocida como "Perla del Danubio bávaro", ya que este famoso río europeo, que también atraviesa otros puntos del continente como Budapest o Viena, baña con sus aguas esta parada de la Ruta Romántica. Aunque fue atacada durante la Segunda Guerra Mundial, provocando una gran pérdida de su patrimonio, todavía hoy conserva buena parte de su herencia pasada.

Monasterio de la Santa Cruz situado en </p><p>DonauwörthMonasterio de la Santa Cruz situado en

Donauwörth

En Donauwörth hay que visitar el Monasterio de la Santa Cruz, un antiguo convento benedictino del siglo XI, la  Rieder Tor, la única torre de las cuatro que formaban su muralla medieval y que sobrevivió a los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, el edificio del Ayuntamiento, de estilo neogótico, y la espectacular Casa de los Fugger, uno de los mejores ejemplos de estilo Renacentista de toda la región  Suabia del Estado libre de Baviera.

7Landsberg am Lech

No podía faltar la parada en Landsberg am Lech. Este punto de la Ruta Romántica, ubicado a 60 kilómetros de Múnich y situado ya en la zona sur del itinerario, cuenta con un recinto amurallado que ha llegado hasta nuestro días prácticamente intacto. A pesar de que muchos turistas, especialmente los amantes de la historia contemporánea, relacionan esta ciudad con la prisión en la que estuvo preso Hitler, hoy en día su ambiente romántico ha superado a este hecho.

Casas tradicionales de colores en Landsberg am Lech, casco antiguo gótico históricoCasas tradicionales de colores en Landsberg am Lech, casco antiguo gótico histórico

El río Lech atraviesa Landsberg am Lech y en verano, sobre todo en los días más calurosas, muchos turistas y ciudadanos aprovechan para darse un baño en sus aguas. Los altos rascacielos conviven en armonía con sus monumentos más emblemáticos que cargan a sus espaldas con siglos de historia. Destaca la iglesia del antiguo Convento de las Ursulinas, cuyo interior barroco deja sin palabras a todos los que se adentran a descubrirlo.

8Augsburgo

Siguiendo el curso del río Lech se llega hasta Augsburgo. Este rincón alemán de la Ruta Romántica no podía faltar en la lista de imprescindibles, al tratarse de una de las ciudades más antiguas del país y contar con un rico patrimonio barroco, el cual se puede apreciar especialmente en numerosas mansiones y casas del centro histórico. Paseando por sus calles, te toparás con el  Museo Puppenkiste, dedicado a las marionetas que las diversas generaciones utilizaron para jugar en su infancia.

9Pfaffenwinkel

  

El significado del nombre de este pueblo, "Rincón de los sacerdotes", ya avanza la gran cantidad de edificios religiosos que se pueden visitar en esta parada de la Ruta Romántica. Entre todos ellos, nadie puede perderse el Monasterio Steingaden, una joya del siglo XII que todavía conserva sus originales románicos, pero también los bellos añadidos barrocos del siglo XVIII.

Monasterio Steingaden situado en el pueblo de PfaffenwinkelMonasterio Steingaden situado en el pueblo de Pfaffenwinkel

Muy cerca de esta ciudad, a tan solo 35 kilómetros, se puede visitar la Iglesia de Wies o Wieskirche, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1983. Un milagro fue el motivo que dio origen a la construcción de este templo de estilo rococó en el siglo XVIII que es visitados por más de un millón de personas cada año.

10Castillo de Neuschwanstein

La Ruta Romántica finaliza en el Castillo de Neuschwanstein. Es uno de los monumentos más visitados de Europa con alrededor de 1,4 millones de turistas anuales, siendo todo un símbolo para Alemania que llegó a inspirar al propio Walt Disney para los diseños de sus películas.

El Castillo de Neuschwanstein fue construido por Luis II de Baviera en 1869, el Rey diseñó en su mente todo un palacio romántico entre bosques y praderas, con altas torres neogóticas, que finalmente se hizo realidad. Este castillo es el broche de oro perfecto para cerrar este recorrido por el sur de Alemania.

Artículos recomendados