Menú
4 ciudades del mundo que visitar en Navidad
4 ciudades del mundo que visitar en Navidad
IMPRESCINDIBLES

4 ciudades del mundo que visitar en Navidad

Navidad es una de las mejores fechas del año para poder visitar cuatro de las ciudades más fascinante de todo el planeta.

Rosana Cabrera Cabrera

La navidad, esa época del año que derrocha alegría, entusiasmo, ilusión y familiaridad con todo el mundo. Ese sentimiento de que todo es maravillo, de que las cosas de verdad pueden cambiar y de que el año se cierra, pero se abre otro muchísimo mejor. Todas las ciudades se llenan de luces, color y espíritu de paz; salir con un chocolate a la calle es casi norma obligatoria y el pecho se te desboca tanto que no sabes como soportar tanta felicidad de niña pequeña acumulada en tu interior. Regalos, adornos, reuniones que se alargan hasta decir basta, en definitiva, una época en al que todo es posible.

Pero también, una época de vacaciones y en la que muchos aprovechan para pasarlo fuera y disfrutar de otras culturas y empaparse de nuevas experiencias en ciudades nuevas. Decidir exactamente cual va a ser el lugar de destino puede ser muy difícil, ya que se trata de una época extremadamente sentimental, puede ser una gran idea ir a un país grande en el que todo se magnifique hasta el punto de que las luces cubran las calles y viajar se convierta en uno de lo momentos más especiales de tu vida y la de toda tu familia.

Nueva York

En este punto, si está pensando cogerte una buena temporada de vacaciones en esta época del año, la ciudad que nunca duerme nunca pude faltar entre las propuestas. Nueva York es uno de los países más bonitos en la época más maravillosa del año, tanto que sorprende que un lugar en el que todo el mundo tiene siempre tanta prisa en navidad se para mucho más a disfrutar de todo lo que les ofrece. Las luces, escaparates adornados y, sobre todo, salen a la luz sus increíbles y famosos jerséis navideños, tan horteras como adorables.

El árbol navideño en Rockefeller Center, Nueva YorkEl árbol navideño en Rockefeller Center, Nueva York

La navidad, en una de las ciudades más pobladas, comienza después de "Acción de gracias" y una vez que pasa el temido Black Friday, y es en este tiempo en el que podría tener lugar la primera gran nevada del invierno convirtiendo tus vacaciones en un sueño increíble del que no querrás despertar. Puedes patinas sobre hielo en "Central Park" o visitar "Dyker Heights", un barrio de Brooklyn con el concurso de luces más grande que existe; aunque también puedes cambiarlo por los escaparates de Macy's y las tiendas de la Quinta Avenida, que no tienen ningún desperdicio. Ver el Empire State desde un iglú en "Rooftop" y morir de amor con los villancicos pop de los voluntarios de Salvation Army.

Nueva York tiene un olor tan especial y característico, a abetos pequeños que lo pequeños puestos venden en sus calles, o mejor aún, el gigante y espectacular árbol de Rockefeller Plaza que es una visita obligada. Las tiendas de segunda mano son las mejores de cualquiera de las ciudades del mundo, pero sobre todo porque se llena de jerséis feos, de colores rojos, blancos, verdes; con elfos, renos y todo lo que no te creías que se podía poner a una prenda de ropa. Pero, ante todo, está "Rolf's" un lugar en el que la navidad es capaz de extenderse hasta mayo. Un restaurante en Gramercy Park que adorna sus paredes hasta el techo y los deja ahí hasta que comienza a apretar el calorcito.

París

Pasar la navidad en París puede ser una idea genial y fantástica para cualquier personas adicta a viajar. En esta época del año, Francia es uno de los países con muchas posibilidades, pero ésta ciudad en concreto tiene infinitas opciones para cualquier tipo de gusto y persona. La ciudad brilla más que nunca, adornando sus calles de película y sus edificios de época; además de resaltar como nunca sus principales monumentos. Un espectáculo inolvidable con el que no necesitaras más que el hecho de caminar por sus calles y sentirte que vives en otra década, en un paraíso terrenal inigualable. Un momento que quedará en tu recuerdo para siempre y que no podrás comparar con ningún otro.

París brilla más que nunca en época navideñaParís brilla más que nunca en época navideña

Una de las tradiciones navideñas más comunes, es colocar pistas para patinar sobre hielo, ésto se hace en muchos países del mundo, pero aquí marca la diferencia, siendo la de Trocadero una de las más famosas. Pero sin duda existen otras en diferentes barrios como en Grand Palais o en Montparnasse. También se instalan carruseles por diferentes partes de la ciudad, que son totalmente gratuitos y que van muy acorde con la época y la decoración del momento, que harán a las familias crear historias preciosas. Otra opción son los conciertos de los coros de las diferentes iglesias importantes de París como pueden ser el Sagrado Corazón o la Iglesia de la Madeleine; concretamente en Notre Dame se instala un precioso belén que junto con la iluminación del edificio te ofrecen una de las postales más bonita de la ciudad.

Pero algo que nunca puedes olvidar ver si vas a París en navidad de vacaciones es la Torre Eiffel, además hay mucha menos cola en este momento del año, pero lo mejor será subir hasta arriba y brindar por las vistas tan increíbles de la ciudad. Al bajar, siempre podrás echar un vistazo a los puestos que se instalan Trocadero, dónde puedes aprovechar para comprar algunos regalos o incluso algún adorno nuevo para casa. Como estos se instalan varios, puedes encontrar en los Campos Elíseos o en la Défense. Pero si viajas con niños pequeños, sin duda lo mejor será pasarlas en Disneyland, un lugar totalmente mágico y que en este momento es increíble. Se viste de navidad por completo, incluido su desfile de carrozas.

Estocolmo

Lo mejor de viajar a uno de los países nórdicos de Europa, será pasear por el casco antiguo de la ciudad, con la nieve crujiendo bajo tus pies. Te dará la impresión de estar dentro de un cuento de navidad, sobre todo por el repicar de campanas que no van a dejar de sonar mientras sigues recorriendo estas calles adoquinadas; las cuáles terminan en siempre en plazas llenas de mercados navideños. El aroma navideño a castaña, jengibre y vino caliente te envolverás de tal manera que no podrás imaginar dónde te encuentras. Disfrutar de los juguetes tradicionales hechos a mano y las típicas de la localidad.

El aroma navideño a castaña, jengibre y vino caliente te envolverá en EstocolmoEl aroma navideño a castaña, jengibre y vino caliente te envolverá en Estocolmo

Si buscas compras un poco más de lujo, entonces Stureplan será el lugar perfecto, sobre todo por su gran decoración, aunque para encontrar los mejores adornos y más sofisticados, es mucho mejor ir a los grandes almacenes más sofisticados del país, Nordiska Kompaniet. Pero lo mejor es que si el 13 de diciembre estás en la ciudad, no puedes perderte los conciertos que se le hacen por la festividad de Santa Lucía en la mayoría de las iglesias.

Tokyo

Lo primero que tenemos que tener en cuenta al viajar a Tokyo en esta época, es que la navidad no es una festividad muy celebrada en Japón, puesto que el cristianismo no es la religión mayoritaria. Aún así, si algo saben hacer los japoneses es llevar a su terreno cualquier celebración que les guste y les motive por cualquier razón. Y por supuesto, es este aspecto la iluminación no iba a ser menos. Árboles de navidad, estrellas, campanas, incluso regalos; todo toma forma de iluminación y decoración tanto en calles, tiendas, como en las propias casas. Ellos lo llaman las "Christmas Illumination" y los comercios son capaces de realizar autenticas obras de arte impresionantes en sus tiendas.

La Navidad en Japón es diferente a la occidentalLa Navidad en Japón es diferente a la occidental

Aunque pueda parecer increíble, otra de las grandes tradiciones en Tokyo es celebrar la nochebuena. La familia se reúne y cenan contentos y felices alrededor de un menú especial de la cadena de comida rápida Kentucky Fried Chiken (KFC); sí, como leéis. Es una tradición que se realiza desde 1974 gracias a que unos extranjeros que decidieron viajar allí en esas fechas, decidieron ir al KFC por ser lo más parecido al pavo que solían comer tradicionalmente. Y después de ello, no puede faltar el tradicional dulce navideño, sean del tipo que sean tienen un papel muy importante en la navidad japonesa, así que han creado su propio pastel tradicional al que llaman "Christmas cake", hecho de fresas y nata y que compran el 25 de diciembre, sobre todo entre los enamorados.

Pero, sobre todo, la navidad es una festividad más bien romántica en esta ciudad. Esto es algo que se ve mucho en el manga o anime; si sois aficionados a ello lo sabréis. Por lo que, para ellos, no tener una cita en esa época o una persona especial, es casi un fracaso emocional. Así que los restaurantes y calles, se llenan de parejas felices que sueñan y piden por su amor y se hacen regalos. Religiosamente hablando, los japoneses tienen al monje budista Hotei-osho, que hace regalos a los niños que se portan bien durante el año y que es conocido como el dios de la buena suerte; sin embargo, en los últimos años Santa Claus está ganándole la batalla.

Artículos recomendados