Menú
10 pueblos de España para volver a la época medieval
10 pueblos de España para volver a la época medieval
VIAJE AL PASADO

10 pueblos de España para volver a la época medieval

España cuenta con algunos de los pueblos medievales mejor conservados de Europa, joyas históricas en las que es posible viajar en el tiempo hasta la Edad Media.

Jorge del Caz Martín

Durante la Edad Media, lo que hoy conocemos como España no existía como tal, tan solo era una vaga idea del esplendor pasado vivido durante el período visigodo, un sentimiento nostálgico de cuando toda su geografía era un solo reino fuerte y unido. La era medieval española, que abarcó más de mil años al comenzar en el año 409 con las invasiones germánicas y finalizar en 1492 con la conquista de Granada, fue el momento en que se construyeron los castillos repartidos por la meseta, las ermitas, iglesias, grandes catedrales o monasterios de estilo románico o gótico, y las murallas defensivas para proteger las nacientes villas y ciudades.

Tui está en Pontevedra y su catedral compite con la de Santiago de CompostelaTui está en Pontevedra y su catedral compite con la de Santiago de Compostela

No hay que olvidar que entre las Coronas que formaban la España de aquel entonces, es decir, Aragón, Castilla y Navarra, sin olvidar también a los vecinos portugueses y los musulmanes de Al-Ándalus, existía rivalidad y que estaban separadas con fronteras, costumbres y leyes propias y diferentes, hecho que ha permitido que hoy en día haya una diversidad cultural única. Es una época mágica que todavía se puede revivir en muchos puntos del país, como en los 10 pueblos que os proponemos a continuación y en los que es posible viajar al pasado medieval español.

Albarracín

Para muchos, Albarracín es el pueblo más bonito de España. Situado en la olvidada provincia de Teruel, en plena sierra de la que recibe su nombre, las montañas que lo rodean ejercen de murallas naturales para la protección de su importante patrimonio cultural, aunque cuenta también con muros defensivos de piedra de imponente altura, cuya parte más antigua data del siglo XI, que han permitido mantener prácticamente intacta su herencia medieval. Callejuelas estrechas, una maravillosa catedral del siglo XVI, iglesias, el mudéjar de la Iglesia de Santa María o el Palacio Episcopal son algunos de los atractivos turísticos que se visitan. Sin embargo, también hay que reservar tiempo para una excursión al cercano Abrigo del Prado del Navazo, donde se conservan unas pinturas rupestres únicas en la región.

Está en Teruel en plena sierra de la que recibe su nombreEstá en Teruel en plena sierra de la que recibe su nombre

La Alberca

Hay destinos turísticos que atraen por un monumento en concreto y otros por todo él en su conjunto. Esto es lo que le ocurre a La Alberca, una localidad de la provincia de Salamanca escondida en la Sierra de Francia que compite con Albarracín por ser el pueblo más bonito del país. En él se respira el ambiente medieval de la antigua Castilla gracias al escenario por el que discurren los turistas, formado por casas de fachadas blancas con entramado de madera y soportales de piedra, colgando de sus ventanas y balcones tiestos con flores durante casi todo el año. Aunque paseando por sus estrechas calles, llegando a perderse muchos visitantes, se descubren todos los secretos de La Alberca, obligatoriamente hay que pasar por la Plaza Mayor, sus ermitas y, como no, cruzarse con el cerdo que pasea por el pueblo durante todo el año.

Está en Salamanca y sus casas son de fachada blanca y entramado de maderaEstá en Salamanca y sus casas son de fachada blanca y entramado de madera

Pedraza

Otro de los puntos por los que hay que pasar en España para revivir la Edad Media es Pedraza. Este pequeño pueblo de la provincia de Segovia está totalmente amurallado. De hecho, y a diferencia de los demás, solo se puede acceder a él por una puerta, estando restringido el acceso de vehículos cuando hay demasiados turistas dentro de él. Lo recomendable para recorrer sus calles empedradas, contemplar sus casas de piedra o descubrir sus monumentos, como el castillo o la cárcel, es acercarse hasta Pedraza entre semana, cuando hay pura tranquilidad. Tal es el marco medieval de esta villa segoviana que series históricas como "Isabel" la han utilizado como plató de rodaje. Una fecha importante para visitar Pedraza es julio, cuando el pueblo se ilumina con velas y la melodía de los violines resuena por todos sus rincones.

Se encuentra en Segovia y solo se puede acceder a él por una puertaSe encuentra en Segovia y solo se puede acceder a él por una puerta

Medinaceli

A la provincia de Soria también se escapan los turistas que quieren volver al Medievo, en concreto hasta Medinaceli. Esta localidad carga a sus espaldas con siglos de historia que han ido escribiendo los pueblos que lo han habitado, desde los celtíberos y romanos hasta los árabes y cristianos. El Arco del Triunfo romano da la bienvenida a los visitantes y hace las veces de puerta del tiempo para viajar al pasado. Es el único de la Península Ibérica de tres vanos, por lo que es prácticamente único en su especie. El castillo de origen árabe recuerda el paso de esta cultura por la villa, destacando también la Plaza Mayor, donde se encuentra el Palacio Ducal renacentista o el ayuntamiento. No obstante, la Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción del siglo XVI también merece la pena visitarla, aunque lo mejor es pasear por las calles y dejarse llevar.

Está en Soria y en este pueblo han vivido celtíberos, romanos, árabes y cristianosEstá en Soria y en este pueblo han vivido celtíberos, romanos, árabes y cristianos

Sigüenza

Uno de los grandes tesoros de la provincia de Guadalajara es Sigüenza, el pueblo medieval por excelencia de Castilla-La Mancha. Arquitectura, gastronomía y naturaleza se dan la mano en esta preciosa villa de la submeseta sur. El castillo que domina la colina de la localidad, del siglo XII, es el principal monumento, hoy en día un Parador Nacional de Turismo y el hotel perfecto para descubrir la historia desde su propio corazón, aunque se puede acceder a su interior sin tener que alojarse en él. La catedral gótica-románica, la Casa del Doncel de inspiración castellana y la soportalada Plaza Mayor son imprescindibles de Sigüenza, aunque también lo es el Monasterio de Nuestra Señora de los Huertos, cuyas monjas clarisas elaboran unas trufas deliciosas. Ya en las afueras, un paseo por el Barranco del Río Dulce hará que te reencuentres con el medio natural.

Está en Guadalajara y es el pueblo medieval por excelenciaEstá en Guadalajara y es el pueblo medieval por excelencia

Besalú

Cuando cruzas el puente medieval de siete arcadas que da acceso a Besalú, te trasladas a otra época totalmente diferente. Ubicado en la provincia de Girona, allí parece que el tiempo se ha detenido y que en cualquier momento caballeros a lomo de sus corceles y empuñando espadas van a aparecer por las calles empedradas. Besalú conserva todavía un barrio judío que fue habitado entre el siglo XII y XIV y en el que se conserva el único miqvé medieval o baños de purificación de España. La Iglesia monacal de Sant Pere de Besalú es una de las joyas arquitectónicas de la localidad, destacando por sus formas románicas del siglo XII y la girola circular de su ábside.

Está en Girona y aún conserva un barrio judía del XIII-XIVEstá en Girona y aún conserva un barrio judía del XIII-XIV

Peratallada

También en la provincia de Girona se encuentra Peratallada, otro de los pueblos medievales españoles que no podían faltar en la lista de Bekia Viajes. Recuerda un poco a Pedraza porque toda la localidad es empedrada, con casas de estilo uniforme y el conjunto arquitectónico perfectamente conservado, aunque la cercanía del mar, los cipreses o arbustos que se extienden por sus calles y la vegetación que trepa por las fachadas de las casas crean un escenario todavía más mágico y espectacular. Pasear por la Plaza de Les Voltes o la del Castillo te hace volver a tiempos pasados, salvo porque los móviles que utilizan los turistas te recuerdan que sigues en el siglo XXI. En Peratallada el reloj se ha detenido y el ambiente medieval se respira a cada paso.

Está en Girona y es una localidad totalmente empedradaEstá en Girona y es una localidad totalmente empedrada

Hondarribia

Dicen que Hondarribia, o Fuenterrabía en castellano, es uno de los pueblos más bonitos del País Vasco y España, aunque de lo que no cabe ninguna duda es que es un rincón puramente medieval. Las coloridas casas se enfrentan al cielo gris y húmedo de la región, reluciendo cuando el sol hace acto de presencia. La entrada al casco histórico se puede hacer por dos puertas, aunque lo más recomendable es por la de Santa María Atea, ya que da acceso a la Calle Mayor repleta de palacios barrocos y en ella se encuentra la estatua del hartxero, que representa al soldado que abría paso a las tropas. Otra de las calles por la que también hay que pasar es la de San Nicolás, en la que se concentran las casas con fachadas de colores, aunque también las hay más señoriales, como la de Mugarretenea. Al final de esta vía se encuentra la Plaza de Gipuzkoa, de inspiración claramente medieval. Abandonando el casco histórico se llega al Barrio de la Marina, en cuya Calle San Pedro hay que hacer parada gastronómica.

Está en el País Vasco y está repleta de palacios barrocosEstá en el País Vasco y está repleta de palacios barrocos

Frías

Al noroeste de la provincia de Burgos, sobre un cerro y a orillas de río Ebro, ejerciendo de frontera entre la meseta castellana y el norte peninsular, se ubica Frías. Su localización puede llevarnos a pensar que fuera un punto fronterizo importante, como así realmente fue, lo que explica que también sea un rincón medieval en el que no faltan las murallas, el castillo o el puente defensivo. Se trata de uno de los pueblos más bonitos de Castilla y León, cuyas casas, muchas de ellas de entramado de madera de estilo castellano, se ordenan a lo largo del monte, coronado por la fortaleza a la que se accede por un puente levadizo. También se pueden visitar varias iglesias, como la de San Vítores o la de San Vicente Mártir y San Sebastián, siendo lo mejor pasear por el municipio y descubrir a cada paso los secretos de Frías.

Está en Burgos y ejerce de frontera entre la meseta castellana y el norte peninsularEstá en Burgos y ejerce de frontera entre la meseta castellana y el norte peninsular

Tui

En este municipio de la región del Bajo Miño, en la provincia de Pontevedra, se encuentra una de las catedrales gallegas más extraordinarias y fascinantes de las cinco con las que cuenta la comunidad, llegando a rivalizar con la de Santiago de Compostela. Dedicada a Santa María, se trata de un monumento de estilo románico que cuenta con reformas góticas del siglo XIII, teniendo un aspecto de fortaleza. Los alrededores de la catedral forman un entorno medieval como pocos se conservan en Galicia, por lo que Tui no podía faltar tampoco este municipio en la lista de mejores pueblos medievales de España.

Artículos recomendados