Menú
Qué ver en York: un viaje a la época vikinga en sus 10 monumentos más preciados
Qué ver en York: un viaje a la época vikinga en sus 10 monumentos más preciados
DESTINO OBLIGADO

Qué ver en York: un viaje a la época vikinga en sus 10 monumentos más preciados

Descubre el pasado de esta increíble ciudad británica en un paseo que te llevará por algunos de sus mejores enclaves históricos.

Patricia Cámara

Más allá de Londres también existe magia, rincones casi inexplorados y muchas aventuras que vivir. Y no lo decimos nosotros, sino toda la historia y los secretos que esconden ciudades tan increíbles y acogedoras como York. Un lugar situado al norte de Yorkshire, a unos 340 kilómetros de la capital de Reino Unido, cuya característica de ciudad amurallada y todo lo que en su interior se conserva le ha llevado a convertirse en una de las más emblemáticas de todo el país.

Una historia en la que convergen restos de diferentes civilizaciones y que ha acabado formando una ciudad enriquecida por su turbulento pasado. Así, cada uno de sus simbólicos hallazgos y edificios tomaran un papel muy importante en este viaje, al que aconsejamos dedicarle -como mínimo- de 2 a 3 días. Un recorrido en el que descubrir cada uno de los puntos más importantes de toda la ciudad y en el que, incluso, se dispondrá de tiempo para explorar ciudades y enclaves muy interesantes del condado de Yorkshire.

Yorkshire Museum

Si optas por llegar a York en tren, pocos minutos a pie te harán falta para llegar hasta el Yorkshire Museum. Oculto entre unos espectaculares jardines, este museo destaca entre las opciones turísticas de esta ciudad de Inglaterra por reunir en su interior objetos procedentes de la época roma, vikinga y medieval.

En su interior hay objetos procedentes de diferentes épocasEn su interior hay objetos procedentes de diferentes épocas

Una de sus piezas estrella, por ejemplo, es nada más y nada menos que la espada vikinga de Cawood, con mas de un milenio de antigüedad. Un tesoro al que se puede acceder por menos de 7 libras -gratuito para niños- y que puede convertirse en una tarde divertida y cultural si, además, se viaja junto a los más pequeños de la casa.

Ruinas de St Mary's Abbey

Muy cerca de allí, a tan solo unos pasos de la entrada del Yorkshire Museum, se encuentra otra de las joyas de la historia de York: las ruinas de la St Mary's Abbey. Una edificación que data del año 1088 y de la que, hoy en día, apenas se conversan restos de sus muros y algunos detalles arquitectónicos.

Es una edificación que data del año 1088Es una edificación que data del año 1088

Pruebas suficientes para poder admirar, de forma totalmente gratuita, la belleza de la que era considerada, en el siglo XI, como una de las abadías más ricas del país. Una visita en la que poder admirar, también, los jardines que le rodean y en la que observar de muy cerca sus diseños tallados, la elegancia de sus columnas y la resistencia de sus arcos.

Catedral York Minster

Tras visitar las dos grandes reliquias de estos jardines del museo, dirígete hacia la salida de los mismos en Museum Street y encuentra el camino que te llevará hasta tu próxima parada: la Catedral de York o York Minster. Una de las visitas estrella de la ciudad que nunca decepciona, ofreciendo al turista una visita de gran carga histórica. Aunque para recorrerla en su totalidad y no perderse ni un solo detalle hará falta un día completo.

Es una de las visitas estrella de la ciudad que nunca decepcionaEs una de las visitas estrella de la ciudad que nunca decepciona

De ahí que muchas veces se recomiende una estancia de entre 2 o 3 días en la ciudad de York. Aun así, si este no es tu caso, con 2 horas bastará para descubrir, en gran parte, la que es conocida como la catedral gótica más grande del norte de Europa. ¡Ah! Tampoco olvides subir hasta lo más alto de su torre para admirar una de las vistas más bonitas de toda la ciudad. En cuanto al precio de entrada, oscila entre 9-11 libras para la catedral-dependiendo si eres estudiante, si la compra se realiza online o en taquillas- y 14-16 libras para la catedral y la torre.

The Shambles

No existe calle en York más conocida, concurrida y visitada por miles de turistas al día que la The Shambles. Y su razón no es otra que estar catalogada como la calle medieval más antigua de Gran Bretaña y la mejor conservada de toda Europa, además de las funciones desempeñadas siglos atrás. Y es de aquí de donde toma el nombre esta bonita y acogedora calle de York, en la que antiguamente era común encontrarse comercios dedicados a la carnicería y la matanza de animales.

Hay dos tiendas dedicadas exclusivamente al mágico mundo de Harry PotterHay dos tiendas dedicadas exclusivamente al mágico mundo de Harry Potter

Por supuesto, nada que ver con la imagen que hoy en día proyecta The Shambles, en la que los escaparates de moda, joyas y antigüedades toman gran parte del protagonismo. Además, y como característica curiosa de esta calle de York, hay que decir que en una de las salidas de The Shambles se encuentran dos tiendas dedicadas exclusivamente al mágico mundo de Harry Potter. Allí uno puede llegar a encontrar desde la curiosa cerveza de mantequilla hasta el famoso mapa del merodeador. Una parada obligada, sin duda...

Jorvik Viking Centre

Y para conocer a la perfección la vida vikinga en la ciudad de York, no hay nada mejor que visitar el Jorvik Viking Centre. Un museo que reproduce a la perfección el estilo de vida característico de estos antiguos habitantes, más de mil años atrás, y que hace referencia al nombre con el que fue renombrada la ciudad tras la invasión de los vikingos -Jórvic-, allá por el año 866.

Así, gracias al hallazgo de restos arqueológicos y humanos bajo las calles de la actual York, se puede conocer hoy en día cómo eran sus casas, cómo vestían, cuál era su aspecto físico, qué comían e incluso descubrir el olor que bañaba la ciudad por aquel entonces. Una serie de descubrimientos que han conseguido ofrecer una imagen bastante realista de aquellos años y que se encargan de transportar a sus visitantes en un viaje a través del tiempo.

York's Chocolate Story

Si tu pasión es el chocolate, la visita al York's Chocolate Story no te decepcionará en absoluto. Una visita obligada para golosos y no golosos que te regalará esa pequeña dosis de descanso y placer necesaria en este tour por la ciudad. Además, su experiencia interactiva y su gran carga de historia sobre el chocolate en York hará que quedes más que satisfecho.

Una de las familias chocolateras más reconocidas de York | Foto: Página web York's Chocolate StoryUna de las familias chocolateras más reconocidas de York | Foto: Página web York's Chocolate Story

Un museo que discurre a lo largo de tres pisos y en el que, a través de una visita guiada, podrás conocer a las familias chocolateras más reconocidas de York y catar, en más de una ocasión, diversos chocolates. Asimismo, y para volver a casa con un bonito y dulce recuerdo de esta visita, tendrás la oportunidad de crear y decorar tu propia piruleta de chocolate.

La visita finaliza en un recorrido por la tienda del museo, en la que destaca, también, su acogedora cafetería. Y es que hay que decir que a pesar de llevar solo 6 años abierto, ya se ha convertido en un auténtico reclamo para los turistas. Por su parte, el precio de la entrada no es que sea de lo más económico que encontrarás en York, oscilando entre 10-12.5 libras, aunque la sensación final sea de lo más gratificante.

Muralla de York

Una pequeña dosis de descanso nunca viene mal, y menos aún cuando se trata de poder observar a la vez una de las mejores vistas posibles de toda la ciudad. Todo esto gracias a la muralla que recorre todo el centro histórico de York. Una construcción romana que sirvió para mantener este enclave británico alejado de los enemigos y que hoy en día se puede visitar gratuitamente.

Se caracteriza por disponer de 4 entradas principales a la ciudadSe caracteriza por disponer de 4 entradas principales a la ciudad

Así, conocida además por ser una de las murallas mejor conservadas de todo Inglaterra, se caracteriza por disponer de 4 entradas principales a la ciudad, todas ellas acompañadas por un distintivo diferente. Estos son Micklegate Bar, Bootham Bar, Monk Bar y Walmgate Bar. Una joya histórica a la que hace falta dedicar, al menos, una hora para realizar el recorrido completo. Por su parte, si no se dispone de tanto tiempo, es aconsejable admirar las vistas, sobre todo, que desde ella se pueden divisar de la Catedral de York.

Torre Clifford

Ubicada muy cerca del río Ouse se encuentra la que podría ser conocida como la torre más famosa de todo York. Un monumento que representa al castillo medieval de la ciudad y que se impone sobre lo alto de una pequeña colina. Su construcción fue llevada a cabo en el siglo XI por Guillermo el Conquistador, siglos más tarde reconstruida por Enrique III en el siglo XIII.

Esta construcción se impone sobre lo alto de una pequeña colinaEsta construcción se impone sobre lo alto de una pequeña colina

Y aunque a simple vista pueda parecer una edificación pequeña, el gran contenido histórico que sus muros protegen en su interior le hacen ser una gran reliquia histórica para York. Su nombre, por ejemplo, se lo debe a Roge de Clifford, que fue ahorcado en el interior de la torre tras traicionar a Enrique II. Es aquí donde también tuvo lugar, muchos años atrás, la muerta de más de 100 judíos. Un pasado histórico al alcance de cualquiera por tan solo 2.50 libras.

Paseo por el río Ouse

Dejando a un lado las visitas turísticas cargadas de información sobre la historia de York, nunca viene mal relajarse y disfrutar de un día de visitas a orillas de un río. En este caso, el que discurre a través de la ciudad de York es el río Ouse, encargándose de ofrecer a los visitantes diferentes opciones de ocio.

Se puede recorrer el río, más o menos, en 45 minutosSe puede recorrer el río, más o menos, en 45 minutos

Una de ellas, por ejemplo, es la oportunidad de recorrer parte de su cauce de la mano de Yorkboats, en un viaje en el que admirar York desde otra perspectiva durante, más o menos, 45 minutos. Asimismo, la multitud de pubs y restaurantes ubicados frente al Ouse también invitan a sus turistas a disfrutar de una velada romántica y animada en un ambiente diferente.

Visita sus alrededores: la costa de Yorkshire

Más allá de descubrir el pasado de York, un viaje de 2 o 3 días a esta ciudad de Inglaterra también puede servir para conocer algunos de los lugares más bonitos que le rodean. Uno de ellos, por ejemplo, es la increíble ciudad de Whitby, ubicada a tan solo una hora y cuarto de York. Allí, es imposible no quedar sorprendido con sus vistas a la ciudad, desde su histórica abadía, ni tampoco con el ambiente tan acogedor que se respira.

Los increíbles Bempton CliffsLos increíbles Bempton Cliffs

Además, hay que decir que Whitby es conocido, sobre todo, por haber sido escenario de muchas historias de cine y televisión, además de obras literarias como 'Drácula'. Es más, se dice que la abadía fue, por aquellos tiempo, hogar de este famoso y temido personaje. Asimismo, y no muy lejos de allí, se encuentra otra de las grandes maravillas de la costa de Yorkshire: los Bempton Cliffs. Unos acantilados en los que residen multitud de aves marinas y que ofrecen a sus visitantes verdaderas imágenes para el recuerdo.

Muy cerca de Whitby, a unos 20 minutos en coche hacia el norte, se encuentra un pequeño pueblo costero que seduce a sus turistas con su noble encanto. ¿Su nombre? Staithes, perteneciente al Municipio de Scarborough. Un destino en el que el mar y la pesca se alzan como su gran fuente de riqueza. Además, desde la década de los 90, Staithes se ha convertido en un enclave perfecto para muchos geólogos, tras el hallazgo de un fósil extraño de un dinosaurio marino.

Artículos recomendados