Menú
Castelo dos Mouros, el guardián de la Sierra de Sintra
Castelo dos Mouros, el guardián de la Sierra de Sintra
CERCA DE LISBOA

Castelo dos Mouros, el guardián de la Sierra de Sintra

El Paraje Cultural de Sintra, declarado Patrimonio de la Humanidad, está coronado por el Castillo de los Moros, el gigante de piedra que defiende este pintoresco rincón cercano a Lisboa.

Jorge del Caz Martín

Sintra ha quedado unido a Lisboa formando ambas ciudades un solo destino turístico. Se trata de uno de los rincones imprescindibles que ningún turista debe perderse en la visita a la capital de Portugal. Aunque los habitantes de este país siempre han mirado a lo largo de su historia al Atlántico, soñando con las riquezas y tesoros que les esperaban al otro lado del océano, olvidaban en ocasiones las maravillas que se encontraban dentro en sus propias fronteras terrestre, siendo una de ellas el Castillo de los Moros, que se presenta imponente en lo alto de la Sierra de Sintra.

El guardián de la Sierra de Sintra desde el cieloEl guardián de la Sierra de Sintra desde el cielo

El Castillo de los Moros, también conocido como Castillo de Sintra o Castelo dos Mouros, ejerce de perpetuo guardián de este mágico rincón de Portugal tan visitado cada día por miles de turistas de todo el mundo. Se trata de uno de los atractivos culturales que se pueden visitar en el Paraje Cultural de Sintra, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Además, desde las murallas de esta fortaleza, que parecen que trasladan a los turistas a la mismísima China, se disfruta de una de las panorámicas más espectaculares del océano Atlántico. Te contamos a continuación todo lo que tienes que saber para planificar tu visita a este mágico castillo.

Historia del Castillo de Sintra

El Castillo de los Moros recibe este nombre porque fue precisamente la ocupación musulmana de Portugal la que llevó a cabo su construcción. Gracias a su estratégica posición y a la altura a la que se encuentra, la fortaleza permitía divisar todos los alrededores y proteger las rutas comerciales fluviales y marítimas. Sin embargo, pasó temporalmente a manos cristianas a finales del siglo XI gracias al rey Alfonso VI de León, aunque los musulmanes consiguieron recuperarlo nuevamente. No sería hasta mediados del XII, con la conquista de la plaza por parte de Alfonso I de Portugal, cuando la fortificación tornaría definitivamente la luna musulmana por la cruz cristiana.

La fortaleza que floreció de nuevo en el siglo XIXLa fortaleza que floreció de nuevo en el siglo XIX

Aunque fue abandonado paulatinamente después de la conquista cristiana, el Castillo de los Moros floreció de nuevo en el siglo XIX gracias al ideal romántico del rey Fernando II de Portugal. Fue a finales de ese período cuando la fortaleza fue reconstruida con el objetivo de que formase parte de los jardines del Palacio da Pena, una bella postal que todavía hoy podemos contemplar.

Cómo llegar al Castelo dos Mouros de Sintra

Tierra, mar y aire se unen en el Castillo de los Moros, un lugar imprescindible que no deberías perderte en tu visita a Sintra. Este pintoresco paisaje se encuentra localizado a escasos 30 km de Lisboa, por lo que se configura como el complemento perfecto de la capital lusa, existiendo diferentes vías de acceso, ya sea en vehículo propio, pudiendo complicarse por las estrechas carreteras o los atascos que suelen formarse en la temporada estival, o bien a través de dos líneas de tren que salen desde la propia ciudad, ya sea desde la estación de la Plaza de Rossio, localizada en pleno casco histórico de Lisboa, o desde la estación de Oriente, emplazada cerca del aeropuerto y zona periférica de la capital de Portugal.

El paisaje de SintraEl paisaje de Sintra

Una vez en Sintra, diferentes líneas de autobuses permiten a los turistas subir desde el centro del pueblo hasta los palacios que se encuentran localizados en los distintos puntos de la sierra. En el caso del Castillo de los Moros, se tiene que tomar la línea 434, que comienza en la estación de tren de Sintra y conecta con otros puntos turísticos de la colina como el Palacio da Pena. Sin embargo, los más aventureros también pueden disfrutar de una jornada de trekking o senderismo subiendo hasta la cima de la sierra a pie, una ruta cifrada en cerca de 3,5 kilómetros.

La entrada al Castillo de Sintra es independiente a la del resto de palacios y villas que se pueden visitar en esta histórica colina. Sin embargo, una opción muy recomendable es sacar el pack conjunto con el Palacio da Pena, ya que ambos monumentos se encuentran muy cerca el uno del otro y se observan mutuamente desde sus miradores, consiguiendo de este modo una experiencia mucho más completa.

Qué ver en el Castelo dos Mouros

Desde la taquilla donde se compran los tickets de acceso al recinto comienza la Rampa da Pena, el camino que te llevará hasta al castillo. Durante el recorrido te verás rodeado de altísimos árboles, helechos, especies vegetales exóticas, flores silvestres o gigantescos bloques de piedra cubiertos de musgo, siendo un paseo amenizado por el canto de los pájaros que habitan en la sierra y por el silencio y la tranquilidad que se respira en el ambiente.

Altísimos árboles, especies vegetales exóticas y flores silvestres nos esperan en el camino hacia el castilloAltísimos árboles, especies vegetales exóticas y flores silvestres nos esperan en el camino hacia el castillo

A lo largo de la Rampa da Pena se pueden visitar algunas de las partes que formaron parte de la fortaleza, como la Capilla de San Pedro, que fue construida en estilo románico tras la definitiva conquista cristiana de la fortaleza y todavía conserva parte de los frescos que adornaban su bóveda. Sin embargo, este pequeño templo sirve hoy en día de sala museística donde se exponen algunos objetos arqueológicos encontrados en la zona.

Tampoco puedes perderte dentro del recinto del castillo la cisterna abovedada contigua a la iglesia, que abastecía el Palacio Real -actual Palacio Nacional de Sintra-, la necrópolis medieval o los diferentes silos que tenía la fortaleza para guardar el grano. Además, antes de acceder al recinto amurallado del castillo encontrarás servicios, un bar y máquinas expendedoras en las que poder comprar agua para sobrellevar mejor la caminata que te espera por los muros de la fortificación.

Un paseo por las murallas del Castelo dos Mouros

El guardián de la Sierra de Sintra conserva unas magníficas murallas que hacen las delicias de los turistas que pasean por ellas, sintiéndose unos auténticos centinelas medievales que han susitutido la armadura y la espada por la cámara y el palo de selfie. El recorrido por los muros del castillo permite descubrir la panorámica de toda la sierra, destacando la vista del colorido Palacio da Pena o la del océano. Además, es recomendable llevar una chaqueta en la mochila, ya que sentirás el viento que sopla a esta altura y que a veces es fresco. Las banderas que ondean en los diferentes puntos de la muralla dan buena muestra de ello.

La Torre del Homenaje es uno de los vestigios que todavía conserva el castillo de la etapa en que fue habitado, ya que el resto de las techumbres que se encontraban debajo de ellas se han perdido. El castillo se vio afectado por el Terremoto de Lisboa de 1755, no siendo restaurado tras el movimiento sísmico, por lo que no es de extrañar que su estado de conservación sea tan limitado actualmente. La Torre del Homenaje es una de las más fáciles a las que se puede subir, ya que se encuentra al comienzo de la travesía por las murallas. Durante el camino hasta ella, un mirador con unos prismáticos te permitirá descubrir los secretos de Sintra y toda su sierra, siendo un buen punto también para hacerse una foto con las murallas de fondo.

El Palacio da PenaEl Palacio da Pena

Otra de las torres que también visitarás en el castillo es la Torre Real. Es la más alta de las cinco que tiene la muralla, teniendo que subir cerca de 500 escalones para llegar hasta ella. Se trata del final del recorrido a la parte accesible del Castillo de los Moros, siendo desde aquí donde se contempla la panorámica al Palacio da Pena, una de las joyas arquitectónicas de Portugal gracias a la mezcla de estilos artísticos que presenta, que le dan un toque muy exótico que se ve magnificado con la masa boscosa que lo rodea.

Completa la visita al Castelo dos Mouros

La visita al Castillo de los Moros de Sintra dura aproximadamente 2 horas, aunque todo depende del tiempo en que estés recreándote con el maravilloso entorno natural y arquitectónico en el que se emplaza. Sin embargo, Sintra es un lugar en el que pasar, al menos, todo un día completo. Por ello, además de visitar el castillo, también puedes acercarte al resto de monumentos que te esperan en este paraje cultural de la UNESCO. Entre todos ellos destaca el Palacio da Pena porque se encuentra a 200 metros del Castelo dos Mouros, desde cuyas terrazas contemplarás la más bella panorámica de todo el recinto fortificado de los moros.

La naturaleza que rodea al Palacio da PenaLa naturaleza que rodea al Palacio da Pena

Sin embargo, la línea 435 de autobús, que también sale de la estación de tren aunque hace diferentes paradas a lo largo de la sierra, acerca a los turistas a otros atractivos diferentes del castillo y el Palacio da Pena, como así son el Palacio Nacional de Sintra, la maravillosa y desconocida Quinta da Regaleira y sus jardines, el Palacio de Seteais o el Palacio de Monserrate.

Por otra parte, en el pueblo de Sintra existen diferentes restaurantes tradicionales en los que podrás comer sentado y descansar durante un rato de la caminata por las murallas, destacando algunos de ellos por las carnes a la piedra que sirven, aunque también encontrarás algún establecimiento perteneciente a cadenas de comida rápida. Sin embargo, la opción del bocadillo es perfecta para no perder ni un minuto de la excursión, además que disfrutarlo en mitad de la naturaleza siempre es mucho más encantador.

Artículos recomendados