• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
    • Medicamentos
    • Enfermedades
    • Cáncer
    • Menopausia
    • Alergias
    • Dietética
    • Vida sana
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar

Bekia viajes

Destinos

Dónde viajar en otoño en Europa: 5 destinos para enamorarte

Dónde viajar en otoño en Europa: 5 destinos para enamorarte
DE PUENTE OTOÑAL

Dónde viajar en otoño en Europa: 5 destinos para enamorarte

El otoño es la estación del año perfecta para planear una escapada por Europa y aprovechar alguno de los muchos puentes que hay a lo largo de esos meses.
Jorge del Caz Martín

Aunque otoño sea una de las estaciones del año que menos gusten porque es el momento en el que vuelve el frío, hay que hacer el cambio de armario para quitar los pantalones cortos y sacar los abrigos y los días son más cortos y con menos luz, también tiene muchas cosas buenas. No estamos hablando de quedarte una tarde de lluvia en casa con la mantita en el sofá mientras ves tu película favorita, sino de aprovechar la cantidad de días festivos que hay durante los meses otoñales y que forman estupendos puentes en los que poder improvisar unas vacaciones.

Seguramente, el turismo de interior, con su variante rural mayoritariamente, sea la estrella de los viajes otoñales, aunque como decimos también se pueden aprovechar los días festivos en los que no se trabaja para poder hacer una escapada a un destino un poco más alejado, como puede ser alguna ciudad o país europeo. La lluvia o el frío muchas veces hacen que determinados lugares sean más encantadores que con el sol de verano, como así son las cinco propuestas que te proponemos a continuación y con las que no dudarás cuando te preguntes dónde viajar a Europa en otoño y disfrutar de maravillosos paisajes y ciudades durante unos días.

La capital de la República Checa es una ciudad de ensueñoLa capital de la República Checa es una ciudad de ensueño

Praga

Viajar a Praga es introducirte en una ciudad de cuento. La capital de República Checa es una opción perfecta para planear una improvisada escapada otoñal en Europa, ya que en 3 días has conseguido conocerla al completo, pudiendo visitar además otras ciudades cercanas como Karlovy Vary si se cuenta con algún día libre más, puesto que también merece la pena. Los árboles que se levantan por los distintos rincones de la ciudad, especialmente en su orilla fluvial, pierden esos días sus hojas para tejer auténticas alfombras amarillas y doradas en las calles de Praga, sobre todo en la Isla de Kampa. Esta formación insular situada sobre el río Moldava que atraviesa la ciudad y a la cual se llega a través de las escaleras del Puente de Carlos, es un lugar de paso obligado si visita Praga en otoño, puesto que te encontrarás con románticas estampas y paisajes gracias al contraste de colores que se producen entre el cielo gris, los tonos azulados del agua y el amarillo que inunda el suelo, pudiendo escuchar el crujido de las hojas a tu paso.

Todos los amantes del vino deberán viajar a OportoTodos los amantes del vino deberán viajar a Oporto

Oporto

Si lo que buscas es viajar y salir de España pero no irte demasiado lejos, Oporto es la respuesta. Esta ciudad portuguesa, que le intenta hacer la competencia a Lisboa, se llena de auténtica magia durante los meses otoñales, sobre todo en sus alrededores. Las quintas situadas en los márgenes del río Duero viven durante finales de septiembre y octubre la época de la vendimia, uno de las señas de identidad del otoño. Por tanto, los amantes del vino tienen en Oporto el destino perfecto durante esa época del año, sobre todo en Vila Nova de Gaia, donde se encuentran las principales y más conocidas bodegas de la región, destacando Ramos Pinto, Calem o Sandeman. Esta ciudad vinícola está situada muy cerca de Oporto y se puede llegar hasta ella tomando el tranvía, autobús o metro que parten desde el Puente de Luis I. Este es uno de los muchos atractivos turísticos que te esperan en Oporto, donde también deberás visitar la Estación de San Bento, decorada con miles de azulejos que cuentan la historia del país, contemplar las vistas desde el campanario de la Iglesia de los Clérigos o tomar un café caliente en el famoso Café Majestic.

El pueblo más conocido de Cinque Terre es ManarolaEl pueblo más conocido de Cinque Terre es Manarola

Cinque Terre

Si tu idea es rememorar los recuerdos del verano, una escapada a un destino mediterráneo es también una buena opción para una escapada otoñal. Uno de las alternativas preferidas por los turistas durante estos meses es Cinque Terre, al norte de Italia. Aunque muchos creen que es un único punto, realmente es una región conformada por un conjunto de pintorescos pueblos situados en acantilados y abruptos paisajes. La primera pregunta que se hacen los turistas es cómo llegar, puesto que es un destino bastante recóndito, siendo la respuesta coger vuelos a Milán, Florencia o Pisa y desde allí desplazarte hasta la zona. El principal pueblo y postal más conocida de Cinque Terre es Manarola, un enclave pesquero de casas de colores amontonadas y desde donde podrás contemplar uno de los atardeceres más bonitos que jamás antes hayas contemplado gracias al juego de luces que siempre se forman en los meses de septiembre a diciembre. Riomaggiore, Corniglia, Vernazza y Monterosso son otras ciudades que hay que visitar en Cinque Terre, siendo este último el más grande de todos y un buen punto en el que alojarse. Visita esta región y contemplan lo mejores paisajes de la bota italiana.

Los canales de Ámsterdam son una de las maravillas de la ciudadLos canales de Ámsterdam son una de las maravillas de la ciudad

Ámsterdam

Otras de las opciones otoñales que os proponemos en Europa para viajar en otoño es Ámsterda, cuando la ciudad es mucho más tranquila que en verano al haberse reducido el número de turistas. Pocos son los que se lanzan a descubrir el encanto de la capital de Países Bajos durante los meses otoñales, a diferencia de otras ciudades, las hojas amarillas pasan del suelo de las calles a los canales, el verdadero alma de Ámsterdam, tratando las embarcaciones que los recorren de descoser la alfombra que tejen. La Plaza de los Museos o Museumplein es otro de los puntos por los que hay que pasar cuando se visita Ámsterdam, sobre todo para los amantes del arte, ya que en ella se encuentran las principales galerías de la capital holandesa, como así son el Rijksmuseum o Museo Nacional, el Museo de Van Gogh y el Museo de Arte Contemporáneo o Stedelijk. Las casas flotantes de los canales, que se verán rodeadas de esa alfombra amarilla y rojiza de hojas que decíamos anteriormente, son otra de los atractivos de Ámsterdam, una ciudad que lo tiene todo y de la que no querrás irte y, si lo haces, volverás.

La Selva Negra parece el escenario perfecto para una película de misterioLa Selva Negra parece el escenario perfecto para una película de misterio

Selva Negra

Más de 6.000 kilómetro cuadrados componen la Selva Negra alemana o Schwarzwald, que recibió su nombre de parte de los romanos, que se quedaron impresionados con esta oscura zona boscosa con la que se encontraron en mitad de Europa de la misma forma que se siguen asombrando los turistas que se acercan hasta ella actualmente. La niebla y las abundantes lluvias que se suceden durante el otoño en esta región del suroeste de Alemania le dan todavía más encanto del que ya tiene el resto del año, como si nos trasladásemos a una película de misterio. En todos los puntos de la cena se celebran además las weinfeste o fiestas del vino, una oportunidad única para saborear la gastronomía alemana en los muchos pueblos medievales que te esperan en la Selva Negra.

Artículos recomendados