• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
    • Medicamentos
    • Enfermedades
    • Cáncer
    • Menopausia
    • Alergias
    • Dietética
    • Vida sana
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar

Bekia viajes

Consejos

Qué llevar en la maleta para ir de safari

Qué llevar en la maleta para ir de safari
LO IMPRESCINDIBLE

Qué llevar en la maleta para ir de safari

Cuando vas a ir de safari, tienes que tener muy claro qué tipo de viaje es para saber exactamente qué llevar en tu maleta.

Ir de safari es una aventura completamente fascinante. Tanto si eres amante de los animales como si es un mundo que no te acaba de convencer o que no acabas de decidirte a dar el paso, debes saber que ver los animales en su medio natural, sin ningún tipo de atadura, libres, es algo que no se te va a borrar de la retina fácilmente.

Los coches de los safari ya forman parte de su entorno natural. Para ellos son su día a día, son un elemento más de su hábitat, por lo que se comportan sin importarles quién les esté mirando y fotografiando, por lo que tú disfrutas del mundo animal sin interferir en su vida -porque, nunca olvides que tú eres un extraño para ellos, por lo que no debes jamás tratar de llamar su atención, solo así evitarás peligros -.

Para ir de safari deberás llevar un maleta blanda y no la habitual rígida y grandePara ir de safari deberás llevar un maleta blanda y no la habitual rígida y grande

Y para poder disfrutar al máximo de tu paseo por la sabana, es imprescindible que no falte de nada en tu maleta. Que no falte de nada, pero tampoco que sobre nada. Para ir de safari tienes que llevar exclusivamente lo que de verdad necesitas. Es un viaje en el que prácticamente todos los días cambias de hotel, por lo que, lógicamente, tu maleta se va contigo.

Cómo elegir maleta

Por lo tanto, tendrás que evitar cargar con cosas que realmente no necesitas para nada. Es más, lo primero que deberás saber es que no puedes llevar cualquier tipo de maleta. Si has contratado tu safari por una agencia, te explicarán que lo más idóneo, por el tipo de vehículo en el que te vas a desplazar a lo largo de tu viaje, es que no lleves el típico maletón duro de ruedas.

En este tipo de viaje debes pensar más que vas de campamento y aventura. Busca tu mochila de ir de campamento, será el equipaje perfecto. Esto quiere decir que, para ir a África de safari, deberás llevar tus cosas en una maleta blanda para que todos los bultos puedan adaptarse y entrar sin dificultad en el pequeño maletero vertical del vehículo con el que te moverás.

Ropa y calzado adecuado

Ahora que ya sabes qué tipo de maleta deberás llevar, es hora de empezar a pensar en qué necesitarás para que no te falte de nada durante los días que vas a estar en África, donde deberás tener presente que a lo largo de las horas las temperaturas sufren subidas y bajadas bruscas. Por tanto será necesario que vayas preparado.

Pantalones

Empezando por la ropa, tienes que tener muy claro que no vas a las típicas vacaciones en las que vas a estar de la playa a la piscina, salir a cenar fuera, caminar por el paseo marítimo, alguna que otra fiesta... De eso nada. Ir de safari es un viaje en el que tienes que madrugar bastante, por lo que en lo único que pensarás al cenar mientras cae el sol es reposar un poco la cena e irte a descansar para recargar pilas.

Lleva lo imprescindible pero no olvides jamás cámara y prismáticosLleva lo imprescindible pero no olvides jamás cámara y prismáticos

De ahí que, lo primero de lo que te tienes que olvidar es de vestidos, faldas, bermudas, chinos,.... y todo tipo de looks para, como se suele decir, 'salir'. Olvídate de esa parte de tu armario. En su lugar deberás irte directamente a la zona de las prendas de sport. Tienes que llevar la ropa más cómoda posible, esto es, jeans, pantalones y mallas deportivas. Tendrás que recopilar para tu maleta tanto pantalones cortos como largos: por la mañana la temperatura es fresquita, por lo que un pantalón largo no te vendrá nada mal, mientras que a medida que avanza el día tu cuerpo de te pedirá un pantalón corto.

Y en cuanto a los colores de esos pantalones, cuando pensamos en ir de safari nos ponemos en una situación de 'ir a la guerra' y empezamos a pensar en el típico verde militar, los colores beige y los marrones. Pero vamos a ver, como se suele decir, eso solo pasa en las películas. La realidad es que tú vas a ir en un coche 4x4 y que no vas a pasar más o menos desapercibido para los animales por el hecho de llevar un pantalón vaquero o uno color negro.

Camisetas, sudadera y chubasquero

Para lo único que sirven los colores en un safari es para tratar de evitar atraer a los insectos y, por consiguiente, evitar las incómodas picaduras. Algo que sí tendrás que tener muy presente a la hora de elegir las camisetas. Tienes que tener presente que los colores flúor, los rojos, los naranjas,... atraerán con más facilidad a los insectos hacia a ti, algo que no ocurrirá si vas de marrón o verde en tonos pastel, así como de blanco o de negro.

Huye de los mosquitos con colores neutros de ropaHuye de los mosquitos con colores neutros de ropa

En cuanto al tejido más recomendable, debes tener presente que en la sabana y el bosque africano la humedad suele girar entorno al 40%, por lo que lo más efectivo para no pasar calor ni sentirte pegajoso en las horas centrales del día será apostar por el algodón o el lino.

Eso sí, las madrugadas son más frías que calurosas, por lo que no olvides meter en tu maleta una sudadera o una chaqueta que te abrigue lo suficiente para no pasar frío cuando emprendas al amanecer tu safari. De la misma forma, también deberás llevar contigo un chubasquero plegable por si lleva un chaparrón imprevisto.

Los zapatos más adecuados

Y respecto a los zapatos, debes dejarte guiar por la misma premisa de que este viaje es diferente a otro tipo de vacaciones. Olvídate, lo primero, de tacones, mocasines o cualquier tipo de calzado 'de vestir'. Lo más efectivo son las zapatillas deportivas, y a poder ser, que no sean nuevas.

El polvo del camino se meterá por absolutamente todos los sitios, y aunque los paseos que vas a dar por la sabana van a ser los mínimos -hay posibilidad de hacer safaris a pie, pero no será lo que suceda el día a día-, no querrás ver tus zapatillas recién estrenadas marrones...

Lleva el calzado más cómodo que tengas y que no lo acabes de estrenarLleva el calzado más cómodo que tengas y que no lo acabes de estrenar

También puedes apostar por unas botas de trekking si tienes programada alguna caminata, pero no serán imprescindibles ni las echarás en falta si no van en tu maleta. Unas deportivas normales y corrientes serán suficientes puesto que no hay que olvidar que apenas vas a bajar de ese vehículo 4x4.

No olvides el bañador

Y antes de cerrar tu maleta, además de no olvidar meter la ropa interior y los calcetines -parece una obviedad pero...-, llévate un traje de baño y unas chanclas. Probablemente alguno de los hoteles en los que te vas a alojar tengan piscina y podrás darte un relajante baño mientras contemplas el precioso atardecer africano. De la misma forma tampoco deberás olvidarte de tus gafas de sol, así como de algún gorro o sombrero, aunque tampoco será imprescindible puesto que, como decíamos, vas en un vehículo con techo móvil que se desplaza en vertical, por lo que te sigue protegiendo.

Medicamentos, repelentes y protección solar

Por supuesto, en este tipo de viajes, cualquier precaución es poca. Siempre que vas a iniciar un viaje 'algo más largo que la habitual escapada', es preciso hacer un pequeño botiquín con todo lo necesario para cualquier incidente que puedas sufrir, desde una simple herida, hasta una picadura de mosquitos, pasando por un dolor de estómago.

Cuando vas a ir de safari, lo primero que tienes que hacer es pedir cita en el Centro de Vacunación Internacional que tengas más cerca de tu domicilio. Allí deberás acudir con tu guía de viaje para que te informen de las vacunas que necesites ponerte con una antelación mínima de 15 días antes de la fecha de salida. Las más habituales para hacer un safari por África son la fiebre amarilla y la hepatitis B -en este último caso tendrás que ponerte una segunda dosis seis meses después de la primera-.

En el Centro de Vacunación Internacional te pondrán las vacunas necesarias para poder viajarEn el Centro de Vacunación Internacional te pondrán las vacunas necesarias para poder viajar

Además también te recomendarán que tomes unas pastillas contra la malaria. Una medicación que mucha gente es reticente a tomar por los efectos secundarios que marca su prospecto y que pueden darse en mayor o menor probabilidad, como ocurre con cualquier tipo de medicación. Tomar o no tomar las pastillas es una decisión totalmente personal que tiene que tomar cada persona.

Junto a todo ello, tienes que llevarte un buen repelente de mosquitos en spray -aunque también puedes ponerte esas pulseras que venden para protegerte de sus picaduras- que te aplicarás varias veces al cabo del día, preferiblemente por debajo de la ropa. Asimismo, en la medida de lo posible en función de la temperatura, es recomendable llevar ropa larga, y dormir siempre con mosquitera.

Más allá de los insectos, tu botiquín de emergencia debe contener un pequeño kit para heridas, medicación para pequeños dolores corporales o de cabeza, medicación para frenar la gastroenteritis, pastillas contra el mareo, así como antibióticos para cualquier posible infección que pueda surgir. Tampoco está de más, si tienes problemas con el sueño, llevar unas pastillas que te ayuden a descansar y a llevar mejor el jet lag.

Documentación y dinero

Terminamos la maleta con algo fundamental -además de los prismáticos y la cámara de fotos con el cargador y una buena tarjeta de memoria- y sin lo que no puedes viajar: la documentación. Necesitas tener en regla tu pasaporte y con una fecha de caducidad superior a los seis meses. Tampoco olvides llevas los papeles con los vuelos que vas a coger y los hoteles en los que vas a dormir para tenerlo todo a mano y siempre controlado.

Lleva siempre contigo la documentación personal y del viajeLleva siempre contigo la documentación personal y del viaje

Una documentación que siempre deberás llevar contigo junto al dinero. Ir de safari implica un desembolso económico que, por lo general, haces antes de comenzar al viaje. A menos que viajes por libre, un viaje con todo organizado no te va a implicar ningún gasto extra, más allá de las actividades y excursiones que así aparezcan señaladas de antemano y de, por supuesto, los recuerdos que quieras llevarte a casa.

Lo más efectivo es llevar contigo dólares y una vez que llegues a tu país de destino cambiar esos dólares por moneda local. Por lo general en cualquier establecimiento se puede pagar en dólares, euros o moneda local pero, lógicamente, el cambio a su moneda lo harán 'a gusto del consumidor'. Con todo y eso, no está de más que, si algo 'te suena raro', saques la calculadora de tu móvil para hacer las pertinentes comprobaciones y que no te den 'gato por liebre'. No olvides que un turista siempre es un turista estés en el país que estés.

Artículos recomendados