Menú
Conoce uno de los secretos de Roma: El jardín de los naranjos
Conoce uno de los secretos de Roma: El jardín de los naranjos
UN LUGAR SECRETO

Conoce uno de los secretos de Roma: El jardín de los naranjos

Uno los lugares más escondidos de Roma es el Jardín de los Naranjos donde hay dos miradores espectaculares desde donde observar una atardecer de ensueño.

Sheila González Oliva

Uno de los rincones más especiales de la bella Roma se sitúa en el Jardín de los Naranjos -Giardino degli aranci-. Si bien la ciudad se puede ver en tres días , hay que reservar una mañana o una tarde para acceder a este mirador de lo más asombroso situado cerca de la parada de metro Circus Massimo.

Los pinos y naranjos proyectan un sendero de sombras invadido por el aroma de cítricosLos pinos y naranjos proyectan un sendero de sombras invadido por el aroma de cítricos

Una vez que se llega a la parada de metro tan solo habrá que cruzar el semáforo y acceder por la acera que se tiene enfrente -es algo inclinada-. Una vez se vea una enorme estatua a mano izquierda se encontrará un camino con las indicaciones para acceder al Jardín de los Naranjos, un lugar tranquilo que será el colofón final a un viaje de lo más especial.

¿QUÉ HAY EN EL JARDÍN DE LOS NARANJOS?

Es recomendable realizar esta visita cuando ya se haya visitado el resto de rincones de Roma, ya que es un lugar de lo más espiritual con unas vistas impresionantes y es mejor ir sin prisas para disfrutar de los dos miradores y un secreto guardado que también se encuentra por estos callejones del que hablaremos más tarde.

El Jardín de los Naranjos también recibe el nombre de Parque SavelloEl Jardín de los Naranjos también recibe el nombre de Parque Savello

El Jardín de los Naranjos fue construido en 1932 situado en el centro de una de las colinas más famosas de la ciudad eterna. A su alrededor se puede disfrutar de las iglesias Santa Sabina, S. Anselmo y S. Alessio, Raffaele de Vico fue el encargado de crear este rincón tan especial. Sin duda, es un rincón del que disfrutar de unas vistas que jamás se olvidarán viendose parte de los tejados de la ciudad entre los que se funden los tonos anaranjados que tanto caracterizan a la ciudad romana. A lo lejos, se puede observar el Altare della Patria, destacando el blanco de su edificio con el contraste antiguo de las demás fachadas situadas por Piazza Venecia. Se aconseja visitar este lugar al atardecer porque crea una panorámica de ensueño.

Es un rincón ideal para ver atardecer rodeado de calma, lejos de las multitudesEs un rincón ideal para ver atardecer rodeado de calma, lejos de las multitudes

También se puede observar el río y el barrio de Trastévere -otro de los lugares más emblemáticos de Roma donde hay que hacer parada obligatoria-. A pesar de que las vistas no dejan indiferente a nadie es imposible no desviar la mirada hacia la Basílica de San Pedro. No obstante, si el atardecer es espectacular visitar de noche también tiene su magia.

EL OJO DE LA CERRADURA

Una vez en el Jardín de los Naranjos hay que visitar el ojo de la cerradura, un lugar secreto en Roma que pocos conocen. Se debe hacer parada más que obligatoria en este lugar. Siempre suele haber una enorme cola tras una puerta verde antigua, pero ¿qué hay que todo el mundo espera para ver? Es tan asombroso que no se puede describir con palabras. La villa donde se encuentra tnanto el Jardín de los Naranjos como el Ojo de la Cerradura pertenece a una de las órdenes militares más antiguas de Roma, la Orden de los Caballeros de Malta.

Al fondo aparece, en un encuadre casi divino entre cipreses, la cúpula de la Basílica de San PedroAl fondo aparece, en un encuadre casi divino entre cipreses, la cúpula de la Basílica de San Pedro

Bien, detrás de la enorme puerta verde hay una cerradora por la que se deberá mirar y ¡voliá! se puede observar un camino estrecho de árboles y la cúpula de la Básilica de San Pedro del Vaticano perfectamente situada en el centro. Otra de las curiosidades es que al mismo tiempo que se está visualizando esta bonita postal estarás viendo tres países a la vez: El Vaticano de fondo, Malta en el centro e Italia bajo tus pies.

 Acércate al portón y espía por el ojo de la cerradura de los Caballeros de Malta Acércate al portón y espía por el ojo de la cerradura de los Caballeros de Malta

Sin duda uno de los secretos más escondidos de la Antigua Roma. No solo tiene con encandialarte con sus empedradas callejuelas, el olor a pasta por cada rincón y su mezcla de tonos anaranjados de los edificios que al atardecer parecen fundirse sobre un mismo lienzo.

¿DÓNDE COMER CERCA DEL JARDÍN DE LOS NARANJOS?

No puede faltar tampoco un lugar donde comer a un precio económico y de calidad. No obstante, comer en los restaurantes de Roma no suel ser caro siendo su precio medio por un plato de pasta de entre unos 9 a 11 euros. Sin duda, uno de los más demandados es Carlo Menta situado en el barrio de Trastévere, al otro lado del río en Via della Lungaretta, pero ahora lo que necesitamos es un buen lugar para descansar cerca de este precioso mirador.

No puedes ir a Roma y perderte las deliciosas pizzas que triunfan entre los turistasNo puedes ir a Roma y perderte las deliciosas pizzas que triunfan entre los turistas

Se puede hacer parada en Pizza al Massimo, un lugar entrañable en Via dei Cerchi 55, en el número 79 se encuentra Circo donde sirven una magnífica comida romana y una gran variedad de platos típicos del país sin olvidar una rica carta de postres. Cerca, bajando la colina se encuentra en Coliseo donde también se puede hacer parada para reponer las energías.

El restaurante Ristoro della Salute, no es de los más económicos pero tiene unas vistas espectaculares y una carta exquisita. El Gran Caffe Rossi Maritini situado en la Plaza del Coliseo es otro de los lugares con encanto para comer. En Rito Cafe los precios son mucho más asequibles y se encuentra Largo Gaetano Aglesi justo al lado del Coliseo. El restaurante Antica Domus y Aroma at Palazzo Manfredi merecen la pena de valorar ya que se crea un ambiente de lo más romántico para degustar los platos más sabrosos de la cocina italiana.

¿CUÁNTOS DÍAS SE NECESITAN PARA VER ROMA?

A pesar de que es una ciudad muy grande y siempre en Roma hay algo que ver o que hacer, en tan solo 3 días se puede visitar Roma sin dejarse ningún rincón por ver. Eso sí preparate para andar por lo que es fundamental llevar ropa y calzado cómodo. Tampoco hay que olvidar que para llegar tanto del Aeropuerto de Ciampino como de Fiumicino hay un autobús directo a la estación de Termini por unos 5 euros -si se compra en internet es algo más barato-. Ya que coger un taxi es muy caro y no hay tarifa estipulada suele haber además muchos timos hacia los turistas por lo que hay que prestar atención.

Roma siempre es una buena opción para desconectar. Sus monumentos son increíblesRoma siempre es una buena opción para desconectar. Sus monumentos son increíbles

También es aconsejable viajar en metro aunque suele estar lleno de gente sobre todo la linea B, que es la que engloba casi todas las zonas de turismo ya que los autobuses no se pagan en el momento si no que hay que comprar unos tickets en quioscos.

Artículos recomendados