• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
    • Medicamentos
    • Enfermedades
    • Cáncer
    • Menopausia
    • Alergias
    • Dietética
    • Vida sana
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar

Bekia viajes

Destinos

Un fin de semana en Melilla, una ciudad modernista española en el norte de África

Un fin de semana en Melilla, una ciudad modernista española en el norte de África
CUATRO CULTURAS

Un fin de semana en Melilla, una ciudad modernista española en el norte de África

Infórmate de todo lo que tienes que ver y hacer en Melilla para descubrir una de las ciudades más fascinantes y desconocidas de España.
Jorge del Caz Martín

Como puente entre África y Europa, la Ciudad Autónoma de Melilla se ha configurado como un destino turístico mágico en el que descubrir un maravilloso cruce de culturas y tradiciones. Sus calles rezuman historia milenaria, reflejada principalmente en su arquitectura y fisionomía, aunque desde finales del siglo XIX y principios del XX es también una espectacular ciudad modernista. De hecho, Melilla es después de Barcelona el punto de España que más obras catalogados como modernistas y art-decó alberga, más de 900 edificios. A pesar de ello, no ha perdido el exotismo labrado durante siglos por la convivencia entre las cuatro culturas que coexisten todavía en la ciudad. Descubre a continuación todo lo que tienes que ver en Melilla para no perderte nada cuando visites este fascinante rincón de España.

El avión y el barco son las formas a través de las cuales se llega a Melilla desde la PenínsulaEl avión y el barco son las formas a través de las cuales se llega a Melilla desde la Península

Cómo llegar a Melilla

El avión y el barco son las dos formas a través de las cuales se puede llegar a Melilla desde la Península Ibérica. La ciudad cuenta con un puerto al que cada día llegan ferries procedentes de Málaga, Almería y Motril, operador por Balearia, FRS o Transmediterránea. Sin embargo, Madrid, Granada, Almería y Málaga también están conectadas con la Ciudad Autónoma a través de sus aeropuertos, ya que compañías como Iberia Regional Air Nostrum o Air Europa se han encargado de diseñar rutas que permitan a los viajeros y turistas acercarse a conocer este desconocido y singular destino español de la costa norte de Marruecos. No hay que olvidar que la proximidad a este país también hace posible que muchos visitantes decidan alquilar un coche para recorrerlo y, ya de paso, acercarse hasta Melilla, puesto que las distintas carreteras marroquíes llegan hasta ella.

La Ruta de los Templos: las cuatro culturas de Melilla

Aunque Toledo siempre ha abanderado ser la ciudad por excelencia en la que han convivido las tres religiones y culturas que han pasado a lo largo de la historia por España, muchos se olvidan de Melilla al afirmar lo anterior, ya que es el verdadero rincón español en el que todavía hoy no solo habitan cristianos, musulmanes y judíos, sino también una pequeña comunidad hindú entre todos ellos. A muchos sorprende esta última y su origen radica en los tiempos en los que La India perteneció a Reino Unido, cuando los indios eran ciudadanos ingleses. Muchos de ellos emigraron a Gibraltar y desde aquí pasarían a Melilla, asentando con ellos sus propias costumbres, incluido el Templo Mandir al que acuden a practicar su culto ubicado en la Avenida de Castelar.

en Melilla habitan cristianos, musulmanes, judíos y una pequeña comunidad hindúen Melilla habitan cristianos, musulmanes, judíos y una pequeña comunidad hindú

Por otra parte, se cuentan en seis el número de sinagogas que se levantan en Melilla, siendo la más importante de todas la Sinagoga Or Zaruah o Yamín Benarroch, cuyo nombre al castellano se traduce por "Luz Sagrada". Levantada en 1924 por Enrique Nieto, padre del modernismo melillense, su fachada de tonos amarillentos refleja una clara inspiración califal, destacando su interior por la luz que penetra por sus ventanales y que ilumina también su púlpito de madera. También del mismo arquitecto es la Mezquita Central, donde los musulmanes melillenses, la segunda comunidad religiosa de la ciudad después de la cristiana, acuden cada día a rezar. Se trata de un edifico declarado Bien de Interés Cultural por su singular belleza y que recuerda a las mezquitas africanas de Egipto o Marruecos.

Finalmente, del mundo cristiano melillense hay que visitar la Iglesia de la Purísima Concepción, una de las más antiguas de la ciudad y en la que se da culto a la Virgen de la Victoria, patrona de Melilla representada en una magnífica talla de estilo barroco. De igual modo, la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, de estilo neorrománico, es otra por las que hay que pasar. De hecho, esta última, junto con la Sinagoga Or Zaruah, el Templo Mandir y el exterior de la Mezquita Central, forman parte de los atractivos que se visitan en la Ruta de los Templos, una iniciativa turística del Ayuntamiento con la que se da a conocer este rico legado cultural y patrimonial.

Melilla siempre ha sido codiciada por las diferentes civilizaciones para hacerse por su controlMelilla siempre ha sido codiciada por las diferentes civilizaciones para hacerse por su control

Melilla La Vieja, un recorrido por la historia

Aunque cristianos, árabes, judíos e hindúes son los pueblos y culturas que forman parte de la actual Melilla, no hay que olvidar que la historia de esta Ciudad Autónoma española se remonta siglos atrás. La estratégica posición que presenta, al norte de África ejerciendo de frontera con Europa, ha provocado que siempre haya sido codiciada por las diferentes civilizaciones para hacerse por su control. Fenicios, romanos, bizantinos y árabes dejaron su huella por las calles melillenses, una huella que todavía hoy se puede contemplar y respirar. De hecho, el primer nombre que recibió la ciudad fue Rusadir, de la mano de los fenicios, así que, si paseas y encuentras locales, restaurantes u hoteles que llevan este apellido, ya sabes a qué se debe.

Sin embargo, la configuración actual de Melilla comenzó a fraguarse en el siglo XV tras la conquista de los Reyes Católicos de la plaza, en lo que actualmente se conoce como Melilla La Vieja, aunque los paisanos locales se decantan por el nombre de ' El Pueblo '. Realmente se trata de la antigua Ciudadela de la ciudad, una de las más grandes y completas de España. La organización de esta parte de la ciudad se basa en cuatro recintos perfectamente separados por un foso. Mientras que los tres primeros están más próximos al mar, el último que se construyó, ya en pleno siglo XVII, estaba encaminado a defender la parte más continental.

La configuración actual de Melilla comenzó a fraguarse en el siglo XVLa configuración actual de Melilla comenzó a fraguarse en el siglo XV

Recorriendo cada conjunto se pueden encontrar tesoros como la Capilla gótica de Santiago, considerada la única obra de este estilo en todo el continente africano, además que con el paseo te das cuenta de la importancia que tenía esta ciudad para el control del Mediterráneo, una plaza fundamental con la que mantener la influencia española en este mar. Tampoco el visitante puede perderse las Cuevas del Conventico, en el Primer Recinto Fortificado, utilizadas por los más antiguos pobladores de Melilla y desde donde se observa una magnífica vista del mar y de la Cala de Trápana.

El modernismo de Melilla

Cuando los turistas se preguntan qué se puede ver o hacer en Melilla, seguramente nadie sabe qué responder. Lo cierto es que se trata de una de las ciudades más fascinantes de toda España. Además de todo el patrimonio anteriormente comentado, influido principalmente por la mezcla cultural que se produce en sus calles, muchos se sorprenden al descubrir que Melilla es la segunda ciudad española con más edificios de estilo modernista después de Barcelona, y la única de toda África con este rico inventario. Aunque no lleva el sello del internacional Gaudí, sí de uno de sus discípulos, Enrique Nieto.

Melilla es la segunda ciudad española con más edificios de estilo modernistaMelilla es la segunda ciudad española con más edificios de estilo modernista

Son cientos los edificios modernistas que el visitante se encuentra paseando por las calles melillenses, aunque hay algunos de ellos que se deben contemplar obligatoriamente, estando ubicados en el Ensanche Reina Victoria, también conocido como Triángulo de Oro. Una de las primeras construcciones de Enrique Nieto en la ciudad fue la Cámara de Comercio, ubicada en la Calle Miguel de Cervantes y construida en 1913. Un año más tarde, el arquitecto restauró la Casa Tortosa, antiguo Economato Militar y uno de los símbolos del modernismo vegetal, estando declarada Bien de Interés Cultural. Tampoco hay que perderse en la Plaza de España el Palacio de la Asamblea, sede actual del Ayuntamiento de Melilla, ni la Casa de los Cristales, que en su día fue el hotel más lujoso de África y actualmente está destinado a oficinas. Finalmente, el Edificio La Reconquista te recordará al estilo barcelonés de Gaudí gracias a sus tejados rematados con cúpulas y la decoración de su fachada.

Turismo Activo en Melilla: entre calas y desierto

Melilla, además de ser conocida por ser la ciudad de las cuatro culturas, también lo es por ser el punto europeo más próximo al desierto. Esta privilegiada ubicación atrae a un gran número de personas que quieren introducirse en el misterio y misticismo de las legendarias dunas, entre las que se pueden encontrar también oasis con palmeras y mágicas villas. A seis horas en coche, los turistas se adentran por completo en el Sáhara, aunque los que prefieren aventuras más tranquilas y relajadas cambian la ruta hacia el norte, hacia la costa, donde disfrutan de las hermosas calas, paisajes y salientes rocosos del Cabo de Tres Forcas.

En el norte de Melilla hay hermosas calas, paisajes y salientes rocososEn el norte de Melilla hay hermosas calas, paisajes y salientes rocosos

Qué comer en Melilla

El crisol de culturas celebrando cada una de ellas sus propias tradiciones y fiestas, la brisa del Mar Mediterráneo, su ubicación en pleno continente africano y el hecho de estar al mismo tiempo alejada pero abrigada por la Península Ibérica, son motivos que han conseguido que la gastronomía de Melilla cuente con una variedad en sabores e ingredientes única prácticamente en el mundo. Uno de los platos estrellas es la cazuela de rape, realizando también con este pescado la receta de rape a la Rasudir, otro de los guisos que hay que probar.

El Msemen es un pan que se suele tomar de merienda y relleno de dulce o saladoEl Msemen es un pan que se suele tomar de merienda y relleno de dulce o salado

El Msemen forma parte también de la dieta melillense, siendo un pan que se suele tomar de merienda y relleno de dulce o salado, siendo usual encontrarlo con cebolla caramelizada. Tampoco podemos olvidar que Melilla es una ciudad española y que, como tal, también cuenta con una importante cultura de tapeo por sus bares y restaurantes. Pescaíto frito al más puro estilo andaluz, calamares o chopitos son algunos de los pinchos que acompañan las cervezas o vinos de los melillenses.

Artículos recomendados