Menú
Síntomas y tratamiento del jet lag
Síntomas y tratamiento del jet lag
PROBLEMA DEL VIAJERO

Síntomas y tratamiento del jet lag

A todo el mundo le gusta realizar bonitos viajes, el problema viene cuando hay que lidiar con el dichoso jet lag al volver de un largo viaje.

Blanca de la Merced Vega Rodríguez

Ya sea porque has regresado o porque acabas de llegar, lo cierto es que estás o vas a sufrir próximamente el síndrome del viajero; el jet lag. Pero, ¿qué es exactamente ese síndrome del que todo el mundo habla? El jet lag es un síndrome transitorio que afecta a nuestro organismo, especialmente incide sobre el sueño, la digestión y el rendimiento intelectual entre otros.

También se considera una alteración de los ritmos circadianos que se asocia a los viajes de larga distancia, de ahí que también sea conocido como el síndrome del viajero. Este síndrome aparece cuando atravesamos varios husos horarios en un periodo breve de tiempo, realmente esto es casi solo posible que nos ocurre cuando viajamos en avión debido a la velocidad necesaria para que pueda ocurrir tal hecho.

Este síndrome también puede aparecer si antes de coger los vuelos hemos viajado en coche durante varias horas. Si aún no te ha quedado del todo claro qué es el jet lag, cómo se produce y cómo puedes evitarlo, no te preocupes y sigue leyendo el artículo para informarte de todo lo referente al síndrome del viajero.

Síntomas y tratamiento del jet lag

La palabra jet lag proviene del inglés. Un jet es un tipo de avión capaz de alcanzar grandes velocidades, mientras que "lag" es traducido como desfase; por tanto este anglicismo podría ser traducido como "desfase de avión".

Aunque es mundialmente conocido como jet lag, este síndrome también es referido como: "descompensación horaria ", "síndrome de los husos horarios","síndrome transoceánico" ,"desincronosis" entre otro más populares.

Todo se debe a un desajuste en nuestro organismoTodo se debe a un desajuste en nuestro organismo

Este síndrome es producido como sabemos por un desajuste entre el reloj biológico del organismo y la hora del día en que se encuentra la persona. Es un conflicto entre el tiempo interno y externo que afecta directamente a nuestra salud. Esta desincronización entre el reloj de nuestro organismo y la hora local, hace que puedas llegar a sentir un adormilamiento durante todo el día.

Esto principalmente se debe a que el mundo está dividido en 24 zonas horarias, en la que cada una de ellas tiene una hora diferente a la siguiente. Todas estas zonas están medidas por un punto de referencia, conocido como el meridiano de Greenwich. Los llamados husos horarios se extienden sobre 15 grados de longitud desde este punto cero. Por tanto si traspasamos más de cinco husos horarios es muy normal que acabemos sufriendo el jet lag, por ejemplo si volamos desde España a Australia o Estados Unidos seguramente acabemos sufriendo sus síntomas. Los vuelos transoceánicos son los más proclives a provocar esta alteración entre los pasajeros. Esto se ve incrementado si los vuelos que realizamos son hacia el Este, pues su organismo le costará bastante adaptarse al desajuste horario.

¿Cuáles son los síntomas del jet lag?

Seguramente habrás sufrido de jet lag si después de vuelos de larga duración has sentido: Fatiga o cansancio en general, dolores de cabeza, somnolencia diurna, dolores musculares, falta de apetito, alteración del sueño, dificultad para concentrarte, cambios de humor, apatía e irritabilidad, problemas de memoria, deshidratación o incluso alteraciones gastrointestinales.

Es probable que se padezcan diferentes dolores o fatigas por el jet lagEs probable que se padezcan diferentes dolores o fatigas por el jet lag

En resumen seguramente sientas bastante fatiga y cansancio durante todo el día. El reajuste de los ritmos circadianos es lento, por lo que este síndrome puede llegar a durar de 3 a 7 días y si ha habido bastante diferencia horaria incluso puede prolongarse hasta los 14 días.

¿Qué tratamiento puedo realizar para combatir el jet lag?

Para prevenir y minimizar los efectos del jet lag antes del viaje:

Debemos descansar todo lo posible, dormir el máximo de horas adecuadas a nuestra edad y organismo puede ayudarnos a combatir las fatigas del jet lag que se produzcan al bajar del avión. También debemos comer de forma saludable, haciendo hincapié en el desayuno y almuerzo, es recomendable que durante los días previos al vuelo cuide su salud considerablemente reduciendo las calorías ingeridas.

Hay que evitar dormir dentro del aviónHay que evitar dormir dentro del avión

Además de estar en buena forma física y gozar de buena salud, si hacemos ejercicio físico los días previos a coger el avión también ayudaremos a minimizar los efectos del desajuste horario. Y en el caso de que viajemos al Este lo mejor es que nos vayamos a dormir dos horas antes los días previos al vuelo. Por supuesto cabe recordar que debemos evitar consumir alcohol antes y durante del viaje, nuestra salud nos lo agradecerá.

Durante el viaje:

Es recomendable que no ingiramos alcohol ni cafeína, tampoco debemos dormir durante el vuelo si las horas de sueño no coincide con el lugar de llegada. Se deberá utilizar ropa y calzado cómodo acorde al lugar de destino. Podemos mantenernos hidratados durante todo el vuelo y también es recomendable ajustar el reloj de pulsera a la hora del lugar de llegada.

Cuando aterricemos del vuelo:

Debemos adaptarnos al nuevo horario lo más rápido posible, si llegamos en horario de noche irnos a la cama y si es de día intentar mantenernos activos durante esa primera jornada. Además, tomar el sol también puede ayudar a ajustar nuestro reloj interno. Utilizar gafas de sol por la mañana e incluso hacer ejercicio durante las primeras horas del día.

Utilizando técnicas de relajación podrás conseguir quedarte dormidoUtilizando técnicas de relajación podrás conseguir quedarte dormido

Si estamos muy estresados o irritados lo mejor es realizar técnicas de relajación para reducir los efectos psíquicos frutos del jet lag. Lo mejor es evitar tomar decisiones importantes durante los primeros días. Si viajamos por trabajo tenemos que procurar viajar con dos o tres días de antelación a esa reunión tan importante, para así descansar y poder adaptarnos mejor al cambio horario.

Aunque no hay pruebas científicas, también hay dietas que siguen los más viajeros, que consisten en alternar días de ayunos y comidas, comidas con mucha o poca proteína. Si esta dieta te aparece muy complicada puedes optar por consumir proteínas durante el día para mantenerte más despierto y consumir más hidratos de carbono cuando quieras dormir. Además, la medicina alternativa sugiere la infusión de ciertas hierbas para relajarnos, pero antes de tomar cualquier infusión o té consulte con su médico.

Artículos recomendados