• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
    • Medicamentos
    • Enfermedades
    • Cáncer
    • Menopausia
    • Alergias
    • Dietética
    • Vida sana
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar
Entrevista: Hablamos con Raquel Sánchez Silva, concursante de 'Tu cara me suena 11'
2019 VS 2022

Cómo ha cambiado Londres tras el Brexit y la pandemia

Cómo ha cambiado Londres tras el Brexit y la pandemia
Diego López García

Diego López García

He recorrido medio mundo. Amante de viajar, la aviación y la cultura japonesa.

Última actualización: 24 Octubre 2022
¡Comenta!
La pandemia ha cambiado las ciudades y el turismo. Y, en el caso de Londres, súmale el Brexit. Así está Londres ahora.

Hace unos años, coger un avión a Londres era encontrarse en el aeropuerto con al menos un par de veinteañeros que iban a probar suerte a la por entonces capital más cosmopolita de Europa, y a una de sus economías más activas. Al final, los españoles -y europeos- estaban en casi todas partes de cara al público en lugares turísticos: recepción de hoteles, sirviendo meses, atendiendo en comercios...

Y entonces llegó el Brexit, y después la pandemia del coronavirus. Y el turismo se paró. Y la economía de Londres también lo hizo. Tres años después, ¿cómo ha cambiado la capital británica para el turista medio?

Viajando: más cambios al salir que al entrar

Si viajas como turista, el mayor cambio introducido por el Brexit es que ya no es posible viajar únicamente con el DNI europeo, es necesario un pasaporte con validez suficiente para todo el tiempo que estés en Reino Unido. En realidad era recomendable ya viajar con pasaporte mucho antes del Brexit, ya que con él podías utilizar las máquinas de entrada automática en lugar de hacer cola para enseñar tu DNI a un policía.

Más allá de la necesidad de pasaporte, por ahora poco más hay que hacer. Es más, la entrada en Londres es igual de sencilla que antes : sin formularios, sin visados previos, sin preguntas (por ahora).

Sí hay algunos cambios a la salida hacia allá, ya que aunque Reino Unido nunca estuvo en la zona Schengen, su pertenencia a la Unión Europea hacía que los vuelos saliesen en su mayor parte desde terminales "europeas" con un pequeño control de pasaportes a la salida. Ahora, estos vuelos se han trasladado hacia terminales puramente internacionales. En concreto, en el caso de Madrid, los vuelos de Iberia/BA/Vueling han pasado de la Terminal 4 a la Terminal 4 Satélite. Añádele 15 minutos más para llegar hasta tu puerta de embarque.

La salida de Reino Unido es igual de rápida que antes, sin tener que enseñar tu pasaporte a nadie salvo en la puerta de embarque.

Menos españoles (y europeos) en el servicio

Ya fuese la recepción de un hotel o el céntrico restaurante, difícil era pasar unos días en Londres y no ser atendido por alguien con acento español. Y quien dice español súmale italiano y otros países europeos.

Todos esos empleados se han esfumado, y es fácil darse cuenta. En algunos servicios se nota claramente la falta de mano de obra, mientras que la proliferación de otras nacionalidades no europeas en los restantes es notorio. Ojo, que en este artículo estamos hablando de una percepción exclusivamente centrada en el turismo, analizando las zonas más céntricas y concurridas de Londres, donde la mayor parte de la clase trabajadora estaba compuesta por europeos jóvenes en trabajos temporales. Esto no quiere decir que en el resto de la ciudad, o en el Reino Unido, la cosa sea igual.

Muchas mesas en la calle

Aunque los puestos de comida callejera siempre han estado más o menos presentes en Londres, lo cierto es que la típica terraza de restaurante nunca había cuajado en la capital británica. Seguramente por el clima, era raro ver algún restaurante con mesas en la calle.

Los restaurantes se han lanzado a la calle en el centro de LondresLos restaurantes se han lanzado a la calle en el centro de Londres

Aquí, la pandemia ha cambiado por completo buena parte del centro de la ciudad. Chinatown y el SoHo se han transformado en zonas con todavía mucho más ambiente, repletas de terrazas en plena calle, donde los turistas no dudan en recalar. Como ha pasado en otras ciudades, este tipo de instalaciones han transformado por completo algunas calles, sobre todo aquellas en las que no pasan coches y se han convertido en zonas mucho más animadas.

Muchos cierres, especialmente de tiendas

Aunque la pandemia hacía presagiar el colapso de la hostelería, la realidad es que las ayudas a restaurantes han permitido que la mayoría de ellos sigan abiertos ahora. Otro cantar son las tiendas, que han sufrido y mucho la crisis del denominado "high street retail".

La mítica Oxford Street, bautizada como la calle de compras más larga del mundo, ha vivido días mejores. Oficialmente, cerca de un 10% de los locales de la calle están libres, aunque la realidad es considerablemente peor, ya que muchos están ocupados por negocios temporales como tiendas de souvenirs, a la espera de que una gran marca se instale en ellos.

HMV desapareció de Oxford Street antes de la pandemiaHMV desapareció de Oxford Street antes de la pandemia

Dos de los grandes edificios de tiendas, Debenhams y House of Fraser, cerraron a comienzos de la pandemia tras la quiebra de sus marcas. Lo mismo sucedió poco antes con la mítica tienda de música y cine HMV. Gap también cerró todas sus tiendas al decidir abandonar Reino Unido (aunque luego ha abierto una nueva), y lo mismo sucede con Topshop, que quebró a finales de 2020. La británica Next ha cerrado todas sus tiendas en la calle salvo una, y Forever 21 también ha desaparecido. La cadena deportiva SportsDirect también cerró su gran tienda en Oxford durante la pandemia.

Una lista con demasiados e importantes nombres que dejan un panorama ciertamente desolador para el futuro de esta calle que Londres quiere revitalizar haciéndola completamente peatonal, aunque los planes no terminan de salir adelante. Por si fuera poco, sus míticas luces de Navidad tendrán este año un horario de operación reducido a causa de las crisis energética europea.

Tiendas de chuches americanas por todas partes

Si algo parece haber florecido en el centro turístico de Londres son las tiendas de chucherías americanas. En Oxford Street se cuentan más de veinte y están también por otras zonas como Regent Street o el SoHo. Es difícil andar más de cinco minutos sin dar con una o varias. Dentro, todas venden lo mismo: galletas y caramelos de marcas estadounidenses con precios muchas veces desorbitados.

El curioso fenómeno tiene también en alerta a las autoridades que ven en muchas de ellas una tapadera al contrabando y blanqueo de dinero. Los dueños de los locales buscan desesperadamente un inquilino para rentabilizar sus espacios y estas tiendas florecen en ellos con apenas obras e instalación más allá de un par de estanterías y tiras de LED para llamar la atención.

Las tiendas de chucherías han invadido el centro de LondresLas tiendas de chucherías han invadido el centro de Londres

Una investigación determinó que hasta un centenar de estas tiendas estaban relacionadas a entidades afganas con fines de evasión de capitales y habían defraudado hasta 5 millones de libras en impuestos. Las autoridades tiene dificultades para su control, ya que en su mayoría los contratos de alquiler están a nombre de intermediarios y sociedades pantalla y cuando consiguen estrechar el cerco sobre una de ellas ya ha cerrado y reabierto bajo otro nombre y contrato distinto.

Por ahora, parece que lo único que le queda al Gobierno local es hacer redadas periódicas en ellas para desincentivar su presencia. En cada una de ellas se incautan decenas de miles de libras en chucherías falsas, muchas veces pegando pegatinas americanas sobre cajas europeas. Pero también tapaco, vapeadores, cigarrillos electrónicos, teléfonos móviles o falsificaciones de relojes de lujo.

Parece, al menos, que el fin de la pandemia traerá un respiro a la calle y se esperan nuevos inquilinos para 2023. La cadena de muebles sueca Ikea instalará una gran tienda en el local hasta hace unos años ocupado por Topshop.

Casi todo es -mucho- más caro

El último gran cambio que veremos en Londres está en nuestros bolsillos. Y es que si la inflación ha hecho mella en casi todas las economías europeas, el Brexit y la pandemia han puesto las cosas en Londres especialmente complicadas.

En muchos casos las subidas siguen la línea de otros lugares y se compensan -en parte- con la caída de la libra. Por ejemplo, es bastante normal que un plato en un restaurante que en 2019 costaba 10 libras, ahora valga cerca de 12, una subida del 20%.

El London Eye es una de las atracciones que más ha encarecido su precioEl London Eye es una de las atracciones que más ha encarecido su precio

Pero más escandaloso es el caso de las atracciones turísticas, donde muchos propietarios esperan recuperar ahora los ingresos de dos años de pandemia. El London Eye, que en 2016 costaba 21,20 libras, ha subido su precio a las 36 libras si compras el mismo día (un 70% más). La Torre de Londres, de 21 libras en 2016 a 29,90 ahora (un 42% más). The Shard, de 25 libras a 32 (un 28% más). En fin, sólo son unos ejemplos pero en el caso de las atracciones turísticas las subidas de precio superan con creces las de la inflación.

Mucho más Bekia Viajes en Instagram

Instagram Bekia viajes Instagram Bekia viajes Instagram Bekia viajes Instagram Bekia viajes Instagram Bekia viajes Instagram Bekia viajes Instagram Bekia viajes Instagram Bekia viajes

Está claro que la pandemia nos ha cambiado a todos, y las ciudades de ahora no son las mismas que eran antes. En el caso de Londres, hay que sumar su salida de la Unión Europea para encontrarse con una ciudad mucho menos atractiva ya sea a nivel de precios o comercios. Sólo el tiempo dirá si la que fuera "capital de Europa" consigue recuperarse tras unos años complicados.

Artículos recomendados