Menú
Qué ver en Santiago de Compostela
Qué ver en Santiago de Compostela
PRÓXIMA VISITA

Qué ver en Santiago de Compostela

Santiago es una de las ciudades más conocidas de España por su famoso camino pero esconde entre sus calles otras muchas obras arquitectónicas que merece la pena visitar.

Brais Besteiro

Santiago de Compostela es una de las ciudades más emblemáticas del norte de España que cada año recibe más de dos millones de visitantes gracias al tradicional Camino de Santiago o Camino Francés y también al encanto que desprenden todas y cada una de sus calles del casco antiguo. En ellas se pueden encontrar verdaderas obras de arte que se mantienen casi intactas hasta nuestros días conviviendo con los peregrinos, los turistas, los miles de estudiantes que cada año desbordan la ciudad y los propios santiagueses que, por raro que parezca, escasean viviendo en la propia ciudad.

La magia de Santiago reside por completo en su zona viejaLa magia de Santiago reside por completo en su zona vieja

Por eso una vez que se pone un pie en su empedrado suelo las cosas para visitar reclaman más de un día en Compostela. Juega a favor de este destino que todo lo que hay que ver sí o sí se concentra en el casco antiguo y que por su escasa magnitud invita a recorrer todo lo indispensable a pie disfrutando del encanto de todos y cada uno de sus rincones.

Catedral Santiago de Compostela

Santiago hay que empezar a conocerlo desde el punto cero y sin duda el más emblemático: la Plaza del Obradoiro sobre la que se erige más impoluta que nunca (tras terminar las obras de restauración en 2018) la Catedral de Santiago de Compostela. Este edificio corona la ciudad gallega desde 1211. Este lugar de visita obligatoria ha de empezarse justamente por la puerta principal del edificio (excepto en Año Santo que se puede y se debe acceder por la Puerta Santa para ver el Pórtico de la Gloria) llegando directamente a lo que es propiamente la Iglesia. Allí se encuentra el famoso botafumeiro.

La catedral de Santiago vista desde el Parque de la AlamedaLa catedral de Santiago vista desde el Parque de la Alameda

Desde dentro también se accede a una de las excursiones más reclamadas de la catedral, el paseo por los tejados. Por un módico precio se puede caminar literalmente por el cielo de Santiago de Compostela, ver una de las postales más impresionantes de la ciudad y de tener un punto de vista totalmente diferente de este emblemático edificio. Dentro también se dispone de otras visitas como a las excavaciones del museo arqueológico, la tribuna de la propia catedral y la colección permanente.

Los alrededores de la Catedral tampoco tiene desperdicio. Basta con darle una vuelta entera para ir encontrándose con impresionantes obras arquitectónicas. Así nos iremos encontrando con la Fachada de Praterías y la Plaza de la Quintana, donde se encuentra el acceso a la Puerta Real y un detalle que poca gente conoce. Por la noche, gracias al alumbrado de esta plaza, una pequeña pilastra situada en una esquina proyecta una sombra que representa la silueta de un peregrino tradicional. Algo que roba toda la atención de quien se lo encuentra. Siguiendo con el recorrido, tras subir las escalinatas de la Quintana se llegará al Monasterio de San Martín Pinario y la Archidiócesis de Santiago de Compostela.

La sombra del peregrino en la Plaza de la QuintanaLa sombra del peregrino en la Plaza de la Quintana

A mano derecha de la catedral se encuentra la famosa calle de A Rúa do Franco, una de las más emblemáticas de la ciudad donde hay decenas de bares y restaurante que invitan a pararse y picar algo. Justo al comienzo (por la parte de abajo) se encuentra el Pazo de Fonseca, un edificio de 1522 del que destaca su especialmente su claustro plagado de hortensias rosas y violetas.

Parque Alameda

Donde daría comienzo la mencionada Rúa do Hórreo, la conocida como Porta Faxeira, se encuentra también una de las entradas al Parque de la Alameda. A lo lejos se verá ya la estatua de Las Dos Marías, la figura que homenajea a las hermanas Maruxa que durante los años 50 y los 60 daban su tradicional paseo por la zona vieja todos los días con ropajes llamativos y siempre del brazo. Este parque que discurre en círculo brinda algunas de las postales más míticas de la ciudad, como la que permite ver íntegramente la Catedral entre los árboles o la escalinata que da directamente al Campus Sur de la Universidad.

Las Dos Marías son un personaje emblemático de SantiagoLas Dos Marías son un personaje emblemático de Santiago

Convento de Santa Clara

En plena calle de San Roque se encuentra el primer convento de clausura de la orden de las clarisas de Galicia. Fue construido y fundado en 1260 pero su fachada fecha de 1719 siendo así una obra del Barroco, concretamente del barroco de placas por sus estructuras geométricas que se superponen en el muro. Esta, el realidad, es también una falsa fachada ya que al cruzar su puerta se accede a un pequeño jardín donde se sitúa la verdadera fachada de la iglesia.

Barrio de San Pedro

Bajando Calle de San Roque y continuando por Rúa das Rodas se llega al Barrio de San Pedro que comienza en la calle homónima. Este es conocido por su especial encanto que mantiene viva la vieja Compostela de calle empedrada y con casas de piedra de poca altura. Ventanas y contraventanas tanto de madera como aluminio blanco. En él además se encuentran conviviendo pequeños comercios tanto a la antigua usanza como panaderías o ultramarinos hasta estudios de tatuajes. Aunque está abierta al tráfico, el peatón campa a sus anchas como si por allí no pasase el tiempo.

El Museo do Pobo Galego se encuentra junto al Barrio de San PedroEl Museo do Pobo Galego se encuentra junto al Barrio de San Pedro

Museo do Pobo Galego

Sin duda este es uno de los mejores planes para sumergirse de pleno en toda la historia y cultura de Galicia casi desde el principio de los tiempo. Compuesto por nueve salas permanentes se adentra cada una de ellas en una temática diferente: el mar, el campo, los diferentes oficios, la música, la indumentaria y los trajes típicos, hábitat y arquitectura, artes plásticas, la sociedad y, por último, memoria y tradición.

Universidad de Santiago de Compostela (USC)

Aunque el campus universitario como tal se encuentra en la parte sur de la ciudad, en el norte se mantiene el que era el original desde que se fundó la Universidad de Santiago de Compostela en 1495. En este, que da comienzo a escasos metros de la Plaza do Obradoiro, se encuentra la Facultad de Medicina en uno de los edificios históricos de piedra adosado al Hostal de los Reyes Católicos que es por sí mismo una obra arquitectónica. Lo mismo pasa con la Facultad de Historia que se encuentra casi en el centro de la zona vieja. Destaca especialmente la biblioteca. Su chirriante suelo de madera es la peor pesadilla de los estudiantes, pero todo el mundo que la visita dice sentirse trasladado a un escenario de 'Harry Potter', así que merece la pena comprobarlo.

Izq.: Biblioteca de Historia / Dcha.: F. de Ciencias de la ComunicaciónIzq.: Biblioteca de Historia / Dcha.: F. de Ciencias de la Comunicación

En el lado totalmente opuesto artísticamente hablando se encuentra la Facultad de Ciencias de la Comunicación, un edificio moderno diseñado por el arquitecto Álvaro Siza. Una obra con diferentes volúmenes tanto en su exterior como su interior que, tratándose de una facultad, es lo que nadie se espera al cruzar sus puertas. Escaleras laberínticas, una rampa para acceder a las aulas, ventanas panorámicas que inundan de luz su interior... pero no solo eso sino que todo el mobiliario del edificio está firmado por el artista. Mesas y sillas diseñadas por Siza y que rezuman modernidad por todas partes (aún suponiendo la tortura de quien tiene que usarlas día a día durante cuatro años de carrera).

Cidade da Cultura

Y por último la conocida Cidade da Cultura (Ciudad de la Cultura), un complejo arquitectónico que Manuel Fraga imaginó coronando el Monte Gaias para competir con la otra gran construcción de la ciudad, la Catedral. El arquitecto Peter Eisenman fue el encargado de su diseño tras salir a concurso a nivel mundial. En 2001, tan solo dos años más tarde de aceptarse el proyecto, empezó su construcción que constaría de 6 edificios: biblioteca, hemeroteca, teatro de la música, museo de la historia de Galicia, edificio de Servicios Centrales y edificio de las Nuevas Tecnologías. 5 años más tarde y tras haber terminado casi íntegramente la construcción de varios de ellos se propuso un nuevo plan para cambiar la finalidad de varios edificios. Tal fue el lío que ese mismo año se tomó la decisión de paralizar las obras.

La Ciudad de la Cultura es una obra sin terminarLa Ciudad de la Cultura es una obra sin terminar

Quien vive en Santiago sigue llamando al complejo 'El mausoleo de Fraga' ya que se utiliza para pocas cosas más que para albergar conciertos de música durante el verano y que ni siquiera tienen lugar en su interior sino en las explanadas. Especial mención a que este fue uno de los escenarios del videoclip de 'Día y Noche', el tema que en 2015 presentó Enrique Iglesias, y por el que la Xunta de Galicia pagó 300.000 euros para dinamizar la cultura de varias ciudades gallegas. Finalmente Galicia ocupó 40 segundos de un total de 5 minutos, pero con unas imágenes que quedaron para la posteridad.

Artículos recomendados