Menú
Qué ver y cómo llegar al Museo Tiflológico de Madrid
Qué ver y cómo llegar al Museo Tiflológico de Madrid
PROHIBIDO NO TOCAR

Qué ver y cómo llegar al Museo Tiflológico de Madrid

Un museo donde la invitación a tocar viene implícita en su nombre, tiflológico, y donde por primera vez, las personas invidentes pueden disfrutar del arte de primera mano.

Aroa Barranco

¿Alguna vez te has planteado cómo pueden disfrutar del arte las personas ciegas? Mediante el oido pueden deleitarse con películas, audiolibros, composiciones musicales... y gracias al tacto pueden disfrutar de libros y sentir todo tipo de texturas y materiales. Pero no solo ahí queda la cosa. El Museo Tiflológico de Madrid es un espacio creado en exclusiva para que las personas con problemas de vista puedan acudir a disfrutar del arte de primera mano, literalmente. Y es que son las manos las protagonistas en este museo, porque aquí la regla cambia: Está prohibido no tocar.

El 14 de diciembre de 1992 la ONCE inauguró en Madrid dicho museo, con el propósito de conseguir que personas ciegas pudiesen acceder a un museo de forma normalizada, sin que la deficiencia visual grave constituyera una barrera insalvable a la hora de disfrutar del arte. La principal característica de este museo es su forma de disfrutarlo, tocando con las manos todas y cada una de las piezas expuestas. Y no solo personas con problemas de visión pueden disfrutar de este espacio, el Museo Tiflológico está abierto para todos los públicos.

El museo cuenta con una amplia variedad de maquetas de maderaEl museo cuenta con una amplia variedad de maquetas de madera
 

¿Qué podemos ver en el museo?

El patrimonio cultural de la ONCE se exhibe en las numerosas salas del edificio, además de diversas exposiciones temporales compuestas por obras artísticas de personas ciegas. El museo cuenta con 1.500 metro cuadrados distribuidos en dos plantas, que siguen una premisa: eliminar o minimizar las barreras arquitectónicas que dificultan la movilidad y el acceso a las piezas. Para ello se utiliza la iluminación y el colorido de las paredes, los sistemas orientativos táctiles o la doble textura del pavimento, a la vez que las personas sin problemas visuales pueden acceder a la información mediante letreros y pantallas.

Dentro del museo encontramos tres tipos de exposiciones: las salas dedicadas a las maquetas de monumentos arquitectónicos, las dedicadas a la exhibición temporales de las obras plásticas de los artistas ciegos y con discapacidad visual grave y las dedicadas a la exposición de material tiflológico.

Para una gran experiencia se recomienda palpar la exposición con los ojos cerradosPara una gran experiencia se recomienda palpar la exposición con los ojos cerrados
 

Sala de material tiflológico

En la sala podemos encontrar una gran muestra de los distintos sistemas de escritura, anteriores o contemporáneos al braille, la mecanización de este sistema y su aplicación a los distintos campos de la enseñanza y arte. Así mismo se exhiben en ellas piezas tan significativas como el mapa de la Península Ibérica de 1879 y un estandarte del Centro Instructivo y Protector de Ciegos de principios de siglo XX.

Además, en ella se puede observar y tocar una importante colección de libros dedicados a la música y a la educación especial, un recorrido por los distintos tipos de cupones, anteriores y posteriores a la creación del sorteo de la ONCE y una sección dedicada a las herramientas con que históricamente el colectivo de personas ciegas ha accedido a los ámbitos de trabajo y cultura.

La luz del museo es un elemento clave a la hora de ayudar a los invidentesLa luz del museo es un elemento clave a la hora de ayudar a los invidentes
 

Sala de reproducción de monumentos

Mediante maquetas, las personas ciegas y con discapacidad visual grave son capaces de aprender mucho sobre el mundo que les rodea. Por ello, la sala más importantes y didáctica de este museo es la sala de monumentos, donde se encuentran las maquetas de los monumentos más importantes a nivel nacional e internacional, como la Alhambra, la Sagrada Familia, las Cuevas de Altamira, la mezquita de Córdoba, la catedral de Santiago de Compostela, la Puerta de Alcalá o el Palacio Real, entre los nacionales, y el Partenón, el Coliseo, la Torre Eiffel, la Estatua de la Libertad el Taj Mahal o el Puente de la Torre de Londres, entre los internacionales.

Esta colección cuenta con un sistema de audioguías que facilita información sobre las piezas articulada en dos niveles: uno básico, que se corresponde con el recorrido táctil de la maqueta y un segundo nivel que ofrece información sobre el estilo y la época del monumento.

El museo busca dar visibilidad a artistas invidentes exponiendo sus obrasEl museo busca dar visibilidad a artistas invidentes exponiendo sus obras
 

Sala de obras de artistas ciegos y con discapacidad visual grave

Gracias a este espacio, muchos artistas con discapacidad visual pueden promocionar y difundir sus obras en el museo. A lo largo de dos salas, los visitantes pueden disfrutar de obras diferentes especialidades artísticas, como la pintura, la escultura y a música.

¿Dónde está el museo?

Cerca del Paseo de la Castellana, a la altura del Estadio Santiago Bernabéu, se encuentra el barrio de Tetuán. Y justo ahí, en la calle La Coruña 18 se alza el edificio del Museo Tiflológico. La parada Estrecho de la línea 1 de metro es la más cercana para llegar al museo en trasporte público.

    Horario:

Martes a viernes: De 10 a 15 h y de 16 a 19 h. 

Sábados: De 10 a 14 h.

Lunes, domingos y festivos: cerrado.

    Precio:

La entrada a este museo es gratuita y se puede entrar hasta media hora antes del cierre. Además de asistir por libre, se puede visitar el museo en grupo. Las visitas guiadas pueden reservarse sin ningún coste suplementario, y se ofertan tanto en inglés como en español. Pero si eres de los que prefiere ir a tu aire por el museo existen audioguías gratuitas para disfrutar de la experiencia la máximo.

Artículos recomendados