Menú
Cómo ver Roma en tres días
Cómo ver Roma en tres días
CIUDAD ETERNA

Cómo ver Roma en tres días

Una vez que se pisa Roma hay que ponerse un buen calzado para no parar entodo el día de recorrer sus empedradas callejuelas llenas de historia.

Sheila González

Lo primero que hay que hacer cuando se llega a Roma es saber cómo llegar al centro para poder desplazarnos a nuestro hotel o lugar donde pasaremos las vacaciones. Siempre hay que tener en cuenta un punto de referencia, que será la estación de Termini, en la cual hay que tener especial cuidado por los carteristas. Si el trayecto es desde el aeropuerto de Fiumicino las comunicaciones están bastante bien, por lo que no habrá problemas. Lo complicado, es si es desde el aeropuerto de Ciampino, porque son menos la comunicaciones que hay. Lo más sencillo es coger un autobús entre ellos TerraVisión que no supera los 6 euros, y lleva hasta la famosa estación de Termini.

El coliseo estuvo decorado de mármol que posteriormente se llevó a Ciudad del VaticanoEl coliseo estuvo decorado de mármol que posteriormente se llevó a Ciudad del Vaticano

Lo segundo, hay que ir cómodos porque Roma es de las ciudades más grandes, y siempre hay cosas por ver, si no son museos, son basílicas y sino te perderás entre sus encantadoras callejuelas romanas. Vamos a realizar una ruta en la que partiremos desde la parada de metro Cavour. Un barrio de lo más encantador al más puro estilo italiano, en el que encontraréis locales de segunda manos con algunas de las mejores marcas del momento.

Cerca del barrio de Cavour hay dos lugares donde poder comer o cenar, uno de ellos La Base, un local ambientado con una temática américana con una fusión de comida italiana. En este mismo barrio, se encuentra Piazza di Monti un lugar de lo más entrañable con restaurantes para poder hacer esa parada de descanso. En la paralela a este famoso barrio ya veremos como asoma a lejos el imponente Coliseo. Una vez que lleguemos al famoso monumento nos aturdirán con que compremos tickets para verlo. Lo más recomendable es comprarlos en el punto oficial, que se encuentra justo en frente del Coliseo. De esta manera evitaremos cualquier tipo de timo, que son bastante comunes.

La entrada puede ser solo al Coliseo de manera individual o un ticket que vale también para el Foro Romano y el Palatino. Una vez que estamos en Roma, otra de las paradas obligatorias visitar también el Foro Romano y Palatino porque hay un punto exacto con un mirador espectacular, y podrás ver una parte de Roma desde las alturas. En este recorrido estaremos prácticamente toda la mañana. Cuando hayamos salido de la ruta podemos ir a visitar la Boca della Veritá (la boca de la verdad). Suele haber siempre bastante gente para hacerse la famosa foto, pero merece la pena. Todo lo que hay en Roma merece la pena.

Una de las curiosidades de Ciudad del Vaticano es que el obelísco central procede de Egipto Una de las curiosidades de Ciudad del Vaticano es que el obelísco central procede de Egipto
Una vez que hemos completado la visita, llegaremos a uno de los edificios más imponentes de la ciudad eterna, el Altare della Patria. Un enorme edificio blanco que destaca entre los antiguos edificios romanos, un contraste de lo más curioso. Si nos situamos en frente verémos la espectacular Piazza Venecia, la calle principal de Roma en la que se encuentran todas las tiendas 'low cost', como Inditex y alguna marca italiana. Las marcas de lujo se encuentran en Via del Corso justo en frente de Piazza Spagna.

Continuamos nuestro recorrido hasta Piazza Navona, otra de las espectaculares plazas de Roma. Cerca en la Via Giuseppe Zanardelli se encuentra Jazz Cafe, una trattoria en la que es necesario degustar cualquiera de sus platos italianos. Una vez que ya hemos visitado Piazza Navona iremos a otro de los puntos emblemáticos de Roma, el famoso Pantheon. Este monumento es totalmente gratuito. Justo en el centro de la plaza a parte de estar rodeada de encantadores restaurantes, bastante caros, puedes ir a la opción 'low cost'. Hay una heladería llamada Venchi en la que hacen los mejores helados de todo Roma.

El Castel Sant'Angelo es uno de los lugares que hay que visitar de noche obligatoriamenteEl Castel Sant'Angelo es uno de los lugares que hay que visitar de noche obligatoriamente
Desde este punto iremos directos a la fuente más famosa de toda la historia de la ciudad romana, la Fontana di Trevi, llamada así porque su fuente da a tres vías principales 'la fuente de las 3 vías'. Ya queda poco para terminar el día, y lo terminaremos en Piazza Spagna. Una plaza con unas enormes escalinatas donde poder descansar antes de retomar la ruta.

En el segundo día, comenzaremos nuestra ruta en la parada de metro Ottaviano, donde andaremos hasta llegar hasta San Pietro del Vaticano. Ya de lejos impone, de cerca te enamorará cada uno de sus pilares. Si no se ha visitado por dentro, es otra de las cosas imporantes que debes hacer en Roma. Si al final decidís visitar por dentro El Vaticano os tiraréis toda la mañana. Andando recto llegaremos al Castel Sant'Angelo. Lugar donde teneis una de las mejores vistas de Ciudad del Vaticano, junto al río Trastevere. Si vamos andando por el río llegaremos al barrio más antiguo de Roma, que tiene por nombre el mismo que el río: Trastevere.

El barrio de Trastevere es famoso por sus locales bohemios y el ambiente nocturnoEl barrio de Trastevere es famoso por sus locales bohemios y el ambiente nocturno
Por último, en el tercer día, la parada la realizaremos en Circus Maximus. En este día iremos aún sitio especial, el Jardín de los Naranjos. Un mirador espectacular donde pasar horas y horas. Justo al lado, se encuentra el secreto de la ciudad eterna, El Ojo de la Cerradura. Un lugar en el que podrás ver el capitolio de San Pedro del Vaticano por la cerradura de una puerta. Una imagen vale más que mil palabras.

Una de las trattorias con más prestigio de todo Roma, que se llama Vecchia Roma que se sitúa en Via Ferruccio. Desde hace ya algún tiempo es necesario llamar y reservar, es la mejor pasta de todo Roma, y su precio es 'low cost'. Siempre se dice que Roma tiene dos caras una de día, que es la que conocen la mayoría de los turistas, y la cara de noche, la magia de Roma, si hay oportunidad, no dudéis en pasear de noche por el recorrido que acabamos de enseñaros.

Artículos recomendados