Menú
4 destinos que es mejor no visitar en verano
4 destinos que es mejor no visitar en verano
AUTÉNTICOS INFIERNOS

4 destinos que es mejor no visitar en verano

Si lo que se busca en unas vacaciones es que sean tranquilas y apacibles, Roma, Dubai, Egipto y el Caribe no deberían de entrara dentro de tus planes... Te explicamos porqué.

Brais Besteiro

Llegan los meses de julio y agosto y con ellos las vacaciones de verano. Miles de personas hacen las maletas y se van lejos de sus casas, de sus trabajos y su rutina. Unos al pueblo, otros a una gran ciudad. La playa, la montaña. Otro país o incluso otro continente. Las posibilidades son tan infinitas como ciudades, pueblos y aldeas hay en el mundo. Pero elegir destino no es tan sencillo como parece en estas cuatro líneas.

Mas allá de de poner de acuerdo a todos los miembros de la familia (que ya con dos puede ser un problema) y adaptar el presupuesto económico a las posibilidades, elegir el lugar correcto es muy importante. La intención primera es ir a disfrutar, descansar un poco y desconectar; y para que ellos es importante que no surja ningún tipo de imprevisto durante las vacaciones y que sea posible aprovechar de la forma que tenemos pensado sin que otros factores intervengan en ello.

Roma es una ciudad plagada de turistas durante todo el año.Roma es una ciudad plagada de turistas durante todo el año.

Por esto te mismo en este artículo se pueden encontrar aquellos cuatro destinos que es mejor ni plantearse visitar durante los meses de verano si se quiere que las vacaciones sean algo apacible y no una auténtica tortura.

Roma

Roma es una de las ciudades más monumentales del mundo y también de las más bonitas para mucha gente. Sus calles son un constante museo con obras de arte de grandes dimensiones. Es cuestión de dejarse perder por ellas para que aparezca ante nuestros ojos edificios de la época de lo romanos que se han mantenido en pie hasta nuestro días. De la Plaza de la República al Foro Romano y a escasos metro el Coliseo. Así contado todo parece bastante adecuado para convertirse en el destino perfecto para unas vacaciones. ¿El problema? Que esto mismo han pensado otras miles de personas.

Igual que bonita, Roma también es un destino turístico muy recurrido. Todo los días del año sus calle están repletas de personas que han decidido pasar allí unos días. Consecuentemente, durante los meses propios de las vacaciones los turistas se multiplican. Plazas abarrotadas que a duras penas permiten disfrutar del sitio; la Fontana di Trevi es un foso lleno de personas que no dejan de intentar conseguir pedir un deseo lanzando una moneda... y al final acabarán pidiendo salir de aquella tortura. Por no hablar del transporte público. Ya de por sí es un poco caótico ya que los buses urbanos no circulan precisamente bien y además sólo disponen de dos líneas de metro para, mínimo, los más de 2 millones de habitantes que tiene la ciudad, cifra que luego se multiplica con los turistas. Por esto mismo moverse por la ciudad es una auténtica odisea si lo que se quiere es disfrutar y no perder mucho tiempo.

La mayor parte de los monumentos en Egipto están en el desierto al sol.La mayor parte de los monumentos en Egipto están en el desierto al sol.

La mejor opción es llegar a los sitios caminando, algo que tampoco es una idean descabellada si no fuese por el tercer problema que se presenta: el calor. Las temperaturas de Roma durante el verano (incluso ya desde la primavera) son demasiado intensas. Como ciudad mediterránea, durante esta estación sus temperaturas son altas, muy parecidas a las de Barcelona. A esto se le suma que su cercanía al mar hace que el ambiente sea húmedo, lo que se traduce en que el calor es pegajoso y mucho más asfixiante que la temperatura real.

Egipto

Pero si ya para la ciudad italiana el calor es un handicap, se puede hacer una idea de cómo será un país en el continente africano y con una gran cantidad de desiertos en su territorio. Durante los meses de julio y agosto se llegan a alcanzar temperaturas por encima de los 40 grados y tiene un nivel de humedad entorno al 30/40% por lo que se hace más pesado, pegajoso y sofocante. Además de esto, el territorio como tal tampoco ayuda ya que muchas de las visitas que se querrán realizar en este país, como es el caso de las pirámides, se encuentran en pleno desierto y a pleno sol por lo que en lugar de disfrutar de la atracción turística puede acabar convirtiéndose en una auténtica tortura.

Otro de los problemas que presenta este destino es el de los precios. Esto es algo que lo saben bien los que ya pasaron por ello y así lo advierten en diferentes foros de internet. Aunque por el motivo del calor, el verano se considera una época baja de turismo en el país, desde donde se organiza el viaje será temporada alta (como es el caso de España) por lo que la contratación puede tener unos precios desorbitados. Lo que se recomienda es llevar lo mínimo contratado y luego hacerlo todo cuando ya se está en el país, aunque eso asuste un poco y pueda presentar algún que otro problema en el momento.

En Dubai la vida se hace dentro de locales climatizadosEn Dubai la vida se hace dentro de locales climatizados

Dubai

Y de mal, en peor. Si los 40 grados de Egipto parecían excesivos, los más de 45 de Dubai se llevan la palma. La ciudad es un auténtico infierno durante los meses de verano. Pocas veces se baja de esta cifra y, tal y como comentan los que viven allí todo el año, durante los meses de julio y agosto la vida se desarrolla dentro de los locales climatizados. Esta es la mejor recomendación para quien quiere escogerlo como destino vacacional.

Se puede jugar a los bolos, realizar escalada, darse un baño en un piscina e incluso hacer esquí acuático. Pero todo esto dentro de un edificio. ¿Es entonces una idea agradable irse de vacaciones tan lejos de casa para hacer todos los planes dentro de un local con aire acondicionado? Lo único bueno que tiene esta ciudad como destino turístico es que, al igual que en Egipto, están en temporada baja y los precios de los hoteles son mucho más bajos que en otras épocas y así los turistas pueden hospedarse en complejos hoteleros 5 estrellas pagando mucho menos de lo que podría costarles. Ahora es cuestión de valorar si merece la pena tomar un vuelo de más de 7 horas para disfrutar de un hotel de lujo.

De junio a noviembre en el Caribe es temporada de tormentasDe junio a noviembre en el Caribe es temporada de tormentas

El Caribe

Viendo todos los problemas que estos destinos anteriores presentan con el calor, rápidamente se vienen a la mente las míticas postales caribeñas con sus infinitas playas de arena dorada, enormes palmeras y cristalinas aguas en las que refrescarse. Todo parece perfecto en este plan si no fuera porque de junio a noviembre es época de tormentas y las preciosas postales que se quedaron grabadas en las retinas se convierten en grises, con lluvia, relámpagos e incluso huracanes que arrasan con todo lo que pillan a su paso.

Realmente los meses más adecuados para viajar a este destino paradisíaco es de diciembre a mayo, momento en el que se está a salvo de este peligro. Eso sí, el único punto a favor de escoger el Caribe como destino en los meses de verano del hemisferio norte es que allí es temporada baja y los vuelos y hoteles están a precios muy razonables. Aunque claro, son vuelos que te llevan, nunca mejor dicho, al ojo del huracán.

Artículos recomendados