Menú
Descubre el Parque Nacional de Cabañeros a través de sus diferentes rutas y senderos
Descubre el Parque Nacional de Cabañeros a través de sus diferentes rutas y senderos
TURISMO ACTIVO

Descubre el Parque Nacional de Cabañeros a través de sus diferentes rutas y senderos

Si no sabes qué ver en el Parque Nacional de Cabañeros, numerosas rutas y senderos permiten ubicarse y conocer todos los rincones de esta joya de la naturaleza ibérica.

Jorge del Caz Martín

Entre las provincias de Toledo y Ciudad Real, despuntando como una de las joyas naturales más destacadas del país, se localiza el Parque Nacional de Cabañeros, uno de los más importantes de toda la red de Parques Nacionales de España. El principal hecho que le hace especial frente al resto es que en él se conserva todavía una gran extensión de bosque mediterráneo, algo único en todo el continente porque muchas de las reservas han desaparecido. Este motivo le convierte en un rincón único desde el punto de vista botánico y faunístico, siendo muchas las especies que se protegen en él y que los visitantes pueden contemplar durante su paseo.

Es el sitio perfecto para desconectar y relajarteEs el sitio perfecto para desconectar y relajarte

Con una superficie de más de 40.000 hectáreas, son varios los recorridos y senderos que se pueden seguir para descubrir todos los secretos de Cabañeros, un lugar perfecto para reencontrarse con la Madre Naturaleza acompañados de guías locales que realizan rutas por los puntos más icónicos de esta reserva ibérica. Sin embargo, si quieres optar por una visita libre, te contamos a continuación en Bekia Viajes todo lo que tienes que saber del Parque Nacional de Cabañeros para que no te pierdas ningún detalle y lo llegues a conocer como un paisano más de la zona a través de las rutas más importantes que se ofrecen y que están al alcance de todos.

Cuándo y cómo visitar Cabañeros

Declarado Parque Nacional en 1995, Cabeñeros es una de las muestras más representativas de la naturaleza propia de la Península Ibérica. Su localización en pleno corazón de Castilla-La Mancha conlleva que su climatología responda a la mediterránea de interior. En otras palabras, los veranos son calurosos, intensos y secos, mientras que los inviernos tienden a ser lluviosos y fríos. Por tanto, la estacionalidad está asegurada y la mayor parte de los viajeros optan por visitar el parque en otoño o primavera, especialmente en esta última estación, cuando la flora está en todo su apogeo y los animales han despertado de su letargo. No obstante, cualquier época del año es buena para planificar una escapada, puesto que en cada una de ellas se viven sensaciones diferentes.

Hay casas rurales, bares y restaurantes disponibles para todos los visitantesHay casas rurales, bares y restaurantes disponibles para todos los visitantes

Para poder llegar hasta el Parque Nacional de Cabañeros, existen diversos accesos como consecuencia de su vasta extensión, siendo la carretera que lleva a la entrada principal la CM-4017. Una vez allí, existen diversas casas del parque en la que te informarán de las rutas y senderos que hay para visitar el parque, pudiendo hacerlo a pie, en 4x4 o a través de vías especializadas para bicicletas de montaña.

Ruta del Boquerón del Estena

Este itinerario es el más frecuentado de todos los que se pueden seguir en el Parque Nacional de Cabañeros. Para poder realizarlo, hay dos modos. Por un lado, la visita guiada gratuita que se realiza de la mano de un guía local dura cerca de tres horas y media y que se reserva a través de la página web oficial de Parques Nacionales, parte del municipio de Navas de Estena, siendo una ruta sencilla que puede hacer cualquier turista sin necesidad de ser un experto en senderismo o trekking. Por otra parte, también cabe la posibilidad de hacerla libremente, para lo cual lo recomendable es aparcar el coche a las afueras de la localidad, en una zona habilitada para ello, y desde allí comenzar el camino siguiendo las indicaciones.

Podrás practicar varios deportes como, entre ellos, senderismo | Foto: visitacabaneros.esPodrás practicar varios deportes como, entre ellos, senderismo | Foto: visitacabaneros.es

El encanto de este recorrido es seguir el curso del río Estena para descubrir algunos de los secretos de Cabañeros, encontrándose el visitante a lo largo de los 8 kilómetros con la flora mediterránea más auténtica en forma de encimas, alcornoques o quejicos, o sauces y fresnos en la parte más próxima al cauce fluvial, respirando aire puro. Además, en uno de los puntos hay incluso que cruzar el río a través de las piedras, una experiencia única que para muchos es el punto máximo de adrenalina. Gracias al sendero del Boquerón del Estena, se descubre también el pasado geológico de la meseta manchega mediante la lectura de sus rocas, ya que esta zona hace 400 millones de años estaba ocupada por el mar, encontrando en Cabañeros huellas de anémonas de arena y de gusano gigante fosilizados y sedimentos marinos en forma de cuarzos y pizarras.

Ruta del Chorro de los Navalucillos

Algo más de dificultad que el anteror sendero anterior presenta la Ruta del Chorro de los Navalucillos, ya que recorre la parte más montañosa de toda la reserva natural. Como ocurría con el Boquerón del Estena, también se puede descubrir a través de una visita guiada gratuita o por cuenta propia. En ambos casos, la duración del recorrido será de unas tres horas, aproximadamente, caminando durante 9 kilómetros. Durante el itinerario, que parte de la cadena que marca el límite del Parque Nacional, se observan las especies arbóreas del bosque mediterráneo. En los primeros pasos, los caminantes se topan con la encina, la reina del lugar prácticamente, mientras que conformen se va ganando altura aparece el majestuoso rebollo, encontrando en plena ribera del arroyo el bosque piriano, formado por especies como el castaño o el arce.

El río Pusa serpentea a lo largo de Navalucillos y posee una de las cascadas más llamativasEl río Pusa serpentea a lo largo de Navalucillos y posee una de las cascadas más llamativas

La primera parta del itinerario después de una hora y media de trekking es en la cascada del Chorro, una impresionante caída de 18 metros de altura rodeada de vegetación que invita a la relajación y meditación al cerrar los ojos. Sin embargo, antes de llegar hasta ella muchos visitantes se desvían por otra senda para pasar por la Chorrera Chica, otra cascada pero de menor tamaño, y llegar hasta los pies del Rocigalgo, el punto más alto de los Montes de Toledo que forma parte del Parque Nacional de Cabañeros, el cual casi roza los 1.500 metros de altura. Ciervos y cabras montesas saludan en la distancia mientras en las alturas se divisan buitres leonados. Como recomendación, unos prismáticos son el complemento perfecto para no perderse este espectáculo natura, y quien se quede con más ganas de montaña puede añadir el sendero de Macizo del Rocigalgo, específico para conocer todos los rincones de esta cima.

Ruta 4x4 para descubrir la raña de Cabañeros

La postal más famosa del Parque Nacional de Cabañeros es la raña, situada al suroeste de la reserva. Se trata de una extensa llanura de 8.000 hectáreas poblada de encinas, alcornoques y quejidos que se ha configurado como el mejor escaparate para la observación de la fauna local, especialmente ciervos, recordando a los paisajes de la sabana africana. Una de las rutas que más utilizan los visitantes para vivir en primera persona este espectáculo es la del 4x4, cuyos precios por persona van desde los 23€ hasta los 16€, dependiendo de la tarifa que se escoja, y que parte de las casas del parque de Palillos, Horcajo de los Montes, Alcoba de los Montes y Retuerta del Bullaque.

No puedes irte sin alquilar una moto y disfrutar de la gran explanadaNo puedes irte sin alquilar una moto y disfrutar de la gran explanada

Sin duda, es la ruta 4x4 es la mejor forma de acercarse a este espectacular rincón de Cabañeros, sin olvidar en casa la cámara de fotos y los prismáticos. Se trata de un servicio que se reserva a través de la página web oficial de Cabañeros y que permite introducirse por zonas de acceso restringido para el resto de visitantes. Durante 3 horas de recorrido, se visitarán también el pantano del Brezoso o el Molino del Brezoso, convertido en un espacio museístico de corte etnográfico.

Rutas en bicicleta para visitar Cabañeros

El patrimonio cultural también tiene cabida en el Parque Nacional de Cabañeros con la presencia del yacimiento de Malamoneda, compuesto por una torre defensiva de origen templario y una necrópolis, y la Torre de Abraham, los restos de una fortaleza musulmana construida en el siglo XII que era utilizada para la defensa de la región. Es precisamente desde este último punto desde donde parte el sendero de La Colada de Navalrincón. Esta ruta se puede realizar tanto a pie como en bicicleta y su distancia es de casi 10 kilómetros, por lo que hay que estar bien preparado, aunque la orografía es amable porque se realiza en terreno llano. La marcha se realiza siguiendo el río Bullaque, pudiendo observar ciervos, jabalíes y buitres, sobre todo a primera hora de la mañana.

Cabañeros es un sitio inmejorable para experimentar y para sentir la naturaleza Cabañeros es un sitio inmejorable para experimentar y para sentir la naturaleza

La ruta de la Sierra del Castellar de los Reyes también está acondicionada para ser realizada en bicicleta, realizándose en las inmediaciones de la localidad de Horcajo de los Montes, el municipio más importante de los que se localizan en los límites de la propia reserva. Con este recorrido, los visitantes se adentran en el bosque mediterráneo para descubrir de primera mano todas sus especies.

Otras rutas para conocer Cabañeros

Todo este conjunto natural que comenzó a formarse hace 300 millones de años se puede seguir descubriendo a través de otros senderos, además de los anteriores que ya hemos comentado que son los más transitados y demandados por sus visitantes. Cabañeros también se puede conocer a lomos de un caballo, una actividad que forma parte del paquete de Turismo Activo con el que complementar la contemplación de la flora y fauna. Del mismo modo, los senderos de Gargantilla, el del Valle de la Viñuela o el de la Cañada Real Segoviana complementan a los anteriores, surgiendo cada año nuevos productos que siguen atrayendo a un gran número de turistas que convierten a este Parque Nacional en uno de los más visitados de todo el país.

Artículos recomendados