Menú
Qué ver en Almagro, el pueblo del teatro y el encaje
Qué ver en Almagro, el pueblo del teatro y el encaje
DENTRO DE LA MANCHA

Qué ver en Almagro, el pueblo del teatro y el encaje

Almagro es una localidad de Ciudad Real declarada Conjunto Histórico Artístico con mucho encanto e historia.

Ángela María de Toro Martín

Castilla-La Mancha cuenta con cinco provincias cargadas de encanto. Escondido en la provincia de Ciudad Real se encuentra el maravilloso y cultural pueblo de Almagro. Tal vez te suene por su famoso y característico Corral de Comedias, pero Almagro es mucho más que eso. Su Plaza Mayor, su Festival de Teatro Clásico... y su precioso casco antiguo. Y es que las calles que rodean la parte con más historia del pueblo están repletas de casas con una peculiar característica. Y es que todas las fachadas tienen que ser blancas, pues es obligatorio para mantener la estética del corazón del pueblo y que así no pierda su encanto. Descubre a continuación todo lo que tienes que ver y hacer en tu visita a Almagro para sacarle el máximo partido.

Almagro destaca por su Corral de Comedias, su Festival de Teatro Clásico y su encajeAlmagro destaca por su Corral de Comedias, su Festival de Teatro Clásico y su encaje

Encaje de bolillos

El encaje de bolillos es una de las artesanías tradicionales de Almagro a la vez que una seña de identidad, introducida en el siglo XVI gracias a la influencia de los fúcares. Es una técnica de encaje textil que consiste en entretejer hilos que están enrollados en bolillos para manejarlos mejor. Conforme el trabajo va avanzando, el tejido se sujeta con alfileres clavados en una almohadilla sobre la que se encuentra el patrón, que es lo que va guiando el diseño que va a tener el encaje. Los elementos y materiales básicos para la elaboración del encaje son: la almohadilla, los bolillos, alfileres, las hebras y el dibujo, sin olvidarnos del bolsillo o pequeña bolsa de tela donde la encajera guarda los bolillos, y el acerico de serrín para los alfileres.

En el año 1766, la producción se regularizó y se organizó gracias al empresario Manuel Fernández y a su mujer, que contaban con más de 140 mujeres trabajando para ellos. En este tiempo, el encaje de Almagro se convertía en uno de los más conocidos de España, contándose entre los mejores del mundo y dirigiendo parte de su producción a la exportación a otros países.

En 1766 se regularizó la producción de encajeEn 1766 se regularizó la producción de encaje

Nada más entrar en Almagro hay una rotonda con la estatua de una señora haciendo encaje, símbolo icónico de la localidad. Además, en la Plaza Mayor del pueblo podrás encontrar varias tiendas en las que adentrarte en esta peculiar tradición y en las que disfrutarás de todo tipo de objetos realizados con esta técnica: manteles, cojines, paraguas, collares, pulseras, mantas, cortinas... Seguro que no podrás evitar la tentación de llevarte un recuerdo a casa.

Aunque bien es cierto que esta actividad manual artesanal ha caído en el olvido y en desuso, Almagro sigue intentando mantener y fomentar esa tradición durante todo el año con la celebración de cursos de encaje, encuentros de encajeras a nivel nacional y con actos y exposiciones en el Museo del Encaje y la Blonda de Almagro. También, el 14 de Junio de cada año se celebra el Día de la Encajera.

Corral de Comedias

El Corral de Comedias de Almagro es el único ejemplo de teatro reconocido a nivel mundial que queda completo e intacto del Siglo de Oro. Este edificio fue redescubierto en 1954 y declarado Monumento Histórico Artístico. Un año después recuperó su actividad teatral con la representación de dos entremeses de Miguel de Cervantes.

Durante los años 50, el Corral de Comedias tenía en su interior una taberna llamada Posada de las Comedias. Su dueño hizo una obra de mejora y encontró en uno de los rincones de su taberna una baraja española pintada a mano. El Ayuntamiento de Almagro inició las obras, suponiendo que allí pudiera haber existido un Corral de Comedias, y así fue. La última intervención fue realizada entre los años 2003 y 2004 y permitió la modernización tecnológica del espacio, que tiene un aforo de casi 300 espectadores.

Corral de Comedias de AlmagroCorral de Comedias de Almagro

El Corral de Comedias fue el punto de partida y sigue siendo el eje central en torno al cual gira el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, celebrado en julio de cada año. Esta joya del Siglo de Oro tiene una intensa actividad teatral a lo largo de todo el año y es uno de los puntos turísticos más reconocido de la cultura española. Grandes maestros de nuestra literatura como Lope de Vega, Tirso de Molina o Mateo Alemán representaron sus grandes obras.

Se trata de un edificio de planta rectangular con dos pisos de galerías, además de una baja con soportales. Se compone por 54 pies rectos sobre los que se sustenta el edificio. Estos pies se caracterizan por la pintura de la madera en color almagre (arcilla rojiza que da nombre a la población de Almagro). Entre la puerta de la calle y el patio se encuentra un zaguán con la Cruz de Calatrava. El escenario o tablado era el lugar donde se representaba. Bajo el entarimado se encuentra la bodega o camerino de actores, que servía de escenografía para la representación y la cual daba entrada a escena a los personajes a través de la trampilla situada en el tablado. En los laterales se encuentran las gradas.

Cruz de CalatravaCruz de Calatrava

Festival Internacional de Teatro Clásico

Si decides visitar este pequeño pueblo de La Mancha en julio, no puedes perderte esta cita cultural. Y es que el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro está considerado como el más importante del mundo en su categoría, ya que está dedicado al teatro de los siglos XVI y XVII, tanto de oriente como de occidente, celebrado a lo largo de 25 días en casi una veintena de espacios. Además, este festival reúne a espectadores de todas las edades y de todo el mundo, pues es un evento de carácter internacional que atiende a todo tipo de públicos a través de su diversa programación.

Por su compromiso con el pasado, el presente y el futuro del teatro en España, el Festival es un claro ejemplo de la evolución en el desarrollo de las artes escénicas. Durante el Festival se organizan alrededor de un centenar de representaciones, encuentros internacionales y acciones culturales y pedagógicas en distintos escenarios de la localidad de Almagro como en el Corral de Comedias, en la Plaza Mayor, en el Claustro de Dominicos o en el Patio de Fúcares, entre otros.

Durante el Festival se organizan alrededor de un centenar de representacionesDurante el Festival se organizan alrededor de un centenar de representaciones

Los objetivos del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro son trabajar por y para los profesionales de la escena, desarrollar un espacio adecuado para la excelencia, ayudar a la creación de nuevos públicos e impulsar el desarrollo de nuevos espacios de exhibición o escénicos. Además, para hacer accesible la cultura, las acciones del Festival consisten en visitas guidas a exposiciones accesibles visualmente, talleres infantiles de inclusión y, además, touch tours por los espacios escénicos del Festival. Por supuesto, también se trabaja para hacer accesible el teatro a personas con discapacidades.

Palacio de los Fúcares

Hay que dejar tiempo para visitar el Palacio de los Fúcares, testimonio vivo de la grandeza económica de Almagro durante la época del emperador Carlos V. Es un edificio del siglo XVI cuya principal función fue la de utilizarse como almacén para guardar el mercurio que llegaba de las minas de Almaden, arrendadas por el emperador. Desde 1984, el edificio alberga la Universidad Popular, un centro de formación sociocultural municipal.

Esta muestra arquitectónica que dejaron los Fúcares tiene una fachada de mampostería y ladrillo tapial que jamás te dejaría descubrir la belleza que su interior esconde. El renacentista, sobrio y elegante patio es de planta cuadrada con columnas de orden toscano de piedra caliza que sirven de soporte a los arcos de medio punto. Alrededor, podrás encontrar grandes estancias que servían como cámaras de almacenamiento perfiladas con ricos artesonados.

Palacio de FúcaresPalacio de Fúcares

Pero eso no es todo, y es que su claustro es uno de los ejemplos más interesantes del renacimiento almagreño. Y no hay que olvidar la imponente escalera en uno de los lados del patio cubierta por bóvedas encaladas y adornadas con elementos vegetales, que sirve de acceso a las salas del segundo piso y que llevan a un jardín privado.

Gastronomía

Lo más importante para muchos, la comida, el placer de llevarte un bocado de lo tradicional de cada lugar que visitas. Y es que es imposible pasar por Almagro y no pararte a degustar los alimentos típicos de la localidad. Justo en la Plaza Mayor, en el corazón del casco histórico, tendrás muchas opciones de restaurantes o bares en los que sentarte a comer después de una larga mañana de ruta por el pueblo. Algunos platos típicos son el tiznao, el asadillo manchego, el pisto manchego o las gachas. Y para beber no puedes irte sin probar el vino Valdepeñas, uno de los mejores vinos de la zona. Ninguna de estas propuestas debería faltar en tu visita culinaria al pueblo manchego.

Pero el producto típico por excelencia e intachable en tu lista es la berenjena, preparada con un aliño de procedencia árabe. Curiosamente, esta berenjena es el motivo de disputa entre Almagro y su pueblo más cercano, a tan solo 4 kilómetros de distancia, Bolaños de Calatrava. Y es que es en esta localidad donde realmente se cultivan, se preparan y se envasan las berenjenas, pero la denominación se le atribuye a Almagro.

El mejor sitio donde alojarte es en el Parador de AlmagroEl mejor sitio donde alojarte es en el Parador de Almagro

Alojamiento y sitios cercanos

Si planeas quedarte más de un día en esta peculiar localidad manchega tienes muchas opciones de hoteles y hostales donde pasar la noche a muy buen precio, pero sin duda alguna el mejor sitio donde alojarte es en el Parador de Almagro. El edificio es un antiguo convento del siglo XVI, muy acogedor y tranquilo, con patios interiores, piscina, galerías luminosas y preciosas maderas.

Además, para rematar los días de turismo por Almagro puedes aprovechar y disfrutar de los regalos que te ofrece la naturaleza manchega a tan solo una hora, o menos, de Almagro, como el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, el Parque Nacional de Cabañeros o el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera. Toda una experiencia que seguro que disfrutarás al máximo.

Artículos recomendados