Menú
Qué ver en Edimburgo
Qué ver en Edimburgo
ESCOCIA

Qué ver en Edimburgo

Capital de Escocia, Edimburgo es una de las ciudades más turística del país y residencia de verano de la Realeza Británica.

Tamara Garco

Además de ser la capital de Escocia, es un concejo del país. La ciudad es cariñosamente apodada Auld Reekie, que significa 'Vieja Chimenea' o 'Vieja Humeante' en escocés. Esto se debe a que durante los tiempos en que la leña y el carbón eran los únicos combustibles disponibles, todas las chimeneas echaban grandes cantidades de humo, ensuciando los edificios.

1 Castillo

El Castillo de Edimburgo es uno de los mayores atractivos que tiene la ciudad escocesa. Se trata de una construcción o fortaleza erigida sobre una gran roca que se encuentra ubicada en el centro de la ciudad. A lo largo de toda su historia ha sido utilizado con fines militares, y en épocas muy recientes solo se ha destinado a usos civiles. Se encuentra emplazado en la cima de la calle Castlehill, una de las cuatro calles que forman la Royal Mile.

El Castillo es uno de los monumentos más significativos de la ciudadEl Castillo es uno de los monumentos más significativos de la ciudad

Teniendo en cuenta su ubicación, tres de sus lados se encuentran protegidos por acantilados, y por eso solo se puede acceder al castillo a través de una calle limitada con una cuesta notable y empedrada. En la antigüedad hubo un lago artificial que servía para proteger la fortaleza. Dentro de este castillo hay varias exposiciones que generan interés, y cabe destacar que en su interior se encuentran los Honores de Escocia, donde se encuentran las joyas de la Corona Escocesa y los tesoros reales escoceses.

Por otro lado, también está a Piedra de Scone, que también es conocida como 'Piedra del destino' sobre la que se coronaban los reyes escoceses. Está el Memorial Nacional de la Guerra de Escocia. el Mons Meg, un enorme cañón del siglo XV y la Capilla de Santa Margarita, el edificio más antiguo de la fortaleza.

2 Calton Hill

Es conocido como 'La Atenas del Norte, aunque realmente no es para tanto. Calton Hill es una colina que se encuentra en una ubicación privilegiada, ofreciendo una de las mejores vistas de la ciudad. En esta colina hay varios monumentos que hacen que reciba dicho apodo.

Las vistas desde Calton Hill so impresionantesLas vistas desde Calton Hill so impresionantes

Está situado el Monumento Nacional de Escocia, que fue construido para homenajear a los caídos en las Guerras Napoleónicas, aunque nunca se terminó por la falta de fondos. la construcción solo tiene doce columnas, recordando al Partenón de Atenas. Por otro lado, está el observatorio astronómico de la ciudad y el monumento a Nelson, construido en 1807 en honor al Vicealmirante Nelson tras su victoria en la Batalla de Trafalgar.

3 Palacio de Holyrood

Llamado Holyroodhouse, es un Palacio situado al final de la Royal Mile. Es la residencia oficial de la Reina Isabell II en Escocia, y allí pasa parte de la temporada de verano. Una de sus peculiaridades es que este palacio está lleno de pasadizos secretos, túneles y sótanos. Dentro de este palacio hay una abadía, llamada la Abadía Agustina, aunque está en ruinas y fue construida por orden del Rey David I de Escocia en 1128.

Este palacio es la casa de verano de la realeza británicaEste palacio es la casa de verano de la realeza británica

Primero este palacio fue un monasterio, pero más tarde, cuando fue creciendo, sus fines fueron cambiando. Edimburgo se había convertido en la capital de Escocia, y la realeza escocesa a menudo buscaba refugio en este extremo de la Royal Mile. Por otro lado, el Castillo de Edimburgo, que estaba en el otro extremo, ofrecía menos intimidad. Este palacio en la actualidad tiene muchas salas y salones. Sus paredes están llenas de tapices y retratos. Lo que transmite es mucha prosperidad. La estancia más grande es Great Gallery, una galería que está decorada con retratos de muchos reyes escoceses.

4 Monumento a Walter Scott

Este monumento, ubicado en un gran parque, es de estilo gótico de corte victoriano y fue colocado en honor al autor escocés Walter Scott. Está colocado en los Princes Street Gardens. Es una torre construida con pizarra, uno de los materiales más usados en la construcción de la ciudad.

El autor escocés es recordado con este monumentoEl autor escocés es recordado con este monumento

Mide 61,1 metros y tiene una escalera de caracol interna que permite acceder a varios pisos del edificio. Accediendo a sus diversas plantas se puede divisar la ciudad. Por la contaminación, las piezas se han visto dañadas y por eso son tan oscuras, como muchos edificios de la ciudad.

5 Catedral de St Giles

También llamada de San Egidio, es un edificio religioso construido en el siglo XII. En la ciudad es conocido como la 'Gran iglesia de Edimburgo' y lo más característico es su cúpula, que tiene forma de corona real. Por otro lado, es considerada como la iglesia madre del presbiterianismo y de la Iglesia de Escocia. Aunque no tiene el título de catedral, sí que lo tuvo en el pasado.

A pesar de ser conocida como catedral, en la actualidad no lo esA pesar de ser conocida como catedral, en la actualidad no lo es

La catedral está dedicada a San Giles, que es el santo patrono de Edimburgo y un santo muy popular en la Edad Media, patrono también de los tullidos y leprosos. La parte más antigua del edificio, cuatro pilares, se cree que datan del año 1124, aunque no existen evidencias de esto. La Capilla Thistle es una de las más antiguas y consideradas porque no faltan detalles.

6 Royal Mile

Seguro, por encima de los edificios y monumentos, la Royal Mile es lo que más destaca de la ciudad. Es el lugar más famoso de Edimburgo, siendo una amplia calle que atraviesa el casco histórico de la ciudad, comunica el Castillo con el Palacio de Holyrood. esta calle surgió en el siglo XVI, cuando era utilizada por los monarcas para atravesar la ciudad. Su importante es muy evidente porque a lo largo de esta calle se distribuyen algunos de los edificios más importantes de Edimburgo, como la Catedral de St Giles o el Parlamento.

esta es una de las calles más concurridas y conocidas de la ciudadesta es una de las calles más concurridas y conocidas de la ciudad

Esta gran calle en realidad está dividida en cuatro tramos, y es que, aunque discurren seguidos, se llaman de cuatro formas distintas: Castlehill, Lawnmarket, High Street y Canongate. Por otro lado, de esta gran calle surgen los llamados 'closes', antiguos callejones que daban acceso a otras calles.

7 Victoria's Street

Los colores marcan la diferencia en esta gran calle, una de las más importantes y concurridas de la ciudad. Una de sus peculiaridades es que hay tiendas que evocan a cuentos, porque son pequeñas y se encuentran ubicadas en los bajos de una calle superior.

Sus casas de colores y los dos niveles convierten a </p><p> esta calle en una de las más pintorescasSus casas de colores y los dos niveles convierten a

esta calle en una de las más pintorescas

La parte inferior de la calle se remonta al medievo, sin embargo, se diseñó como tal en el siglo XVIII para crear un acceso a la Royal Mile desde el oeste de Edimburgo. Un tramo de la calle está estructurado en dos niveles distintos, y es en el nivel superior donde se encuentran terrazas con restaurantes y edificios más altos. Como curiosidad, J.K. Rowling se inspiró en esta famosa calle para crear el 'Callejón Diagón' de sus libros de Harry Potter.

8 Princes Street Gardens

Estos jardines con nombre real en realidad es un parque público que se encuentra situado en el centro de Edimburgo, a los pies de su castillo. Los jardines fueron creados en la década de 1820, tras la fundación de la Ciudad Nueva. Con los años se han convertido en un punto de reunión y en ocasiones en allí donde se llevan a cabo conciertos musicales.

Con una gran extensión, es un lugar idóneo para grandes celebracionesCon una gran extensión, es un lugar idóneo para grandes celebraciones

Una de sus peculiaridades es que está formado por muchos monumentos y estatuas. Además del monumento a Walter Scott, hay uno para David Livingstone, Adam Black y Allan Ramsay. En Navidad se transforma en un lugar de ensueño, y se conoce como 'Winter Wonderland'.

9 Arhur's seat

Se trata del pico principal de un grupo de colinas que forman parte de Holyrood Park. Sus acantilados se recortan contra el perfil de la ciudad y es de origen volcánico. Aunque hay quienes dicen que este nombre se lo debe al Rey Arturo, son varias las hipótesis que existen. Es posible subir a pie y desde su cima se pueden divisar las mejores vistas de la ciudad.

Es el punto más alto de la ciudadEs el punto más alto de la ciudad

Desde arriba se puede ver el Castillo, junto con la Old Town y la New Town. Por otro lado, y si el día está despejado, puede verse el puente Forth Road sobre el Firth of Forth.Para los amantes del Trekking o la escalada, se pueden hacer algunas rutas entre otras montañas cercanas, como Whinny Hill o Nether Hill.

10 Puerto de Leith

Leith hasta 1920 fue un burgo independiente de la ciudad de Edimburgo, es un barrio marcado sobre todo por el comercio portuario y por la mezcla entre el origen de sus habitantes. Durante siglos fue el puerto de la ciudad, viendo desembarcar a reyes y reinas.

A pesar de que no formara aparte de a ciudad, ahora es un lugar de ambiente y fiestas en EdimburgoA pesar de que no formara aparte de a ciudad, ahora es un lugar de ambiente y fiestas en Edimburgo

En los últimos años, a pesar de que siga siendo una zona de comercio, se han trasladado hasta este puerto las actividades vinculadas a la fiesta. Es un lugar en el que disfrutar en muchos restaurantes, así como de galerías de arte.

Artículos recomendados