• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
    • Medicamentos
    • Enfermedades
    • Cáncer
    • Menopausia
    • Alergias
    • Dietética
    • Vida sana
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar

Bekia viajes

Destinos

Qué ver en Teruel y su provincia: castillos, gastronomía, Albarracín y Dinópolis

Qué ver en Teruel y su provincia: castillos, gastronomía, Albarracín y Dinópolis
ARAGÓN

Qué ver en Teruel y su provincia: castillos, gastronomía, Albarracín y Dinópolis

Famosa por la arquitectura de sus monumento, Teruel esconde unos maravillosos lugares por los que perderse y disfrutar de la increíble gastronomía de Aragón.
Ángela María de Toro Martín

Teruel es una ciudad de la comunidad autónoma de Aragón, al este de España, situada en una zona montañosa de gran altitud. Es famosa por su clásica arquitectura mudéjar de sus monumentos, un estilo que combina elementos góticos e islámicos, y que convierte a la ciudad en el centro de los atractivos turísticos. El primero que puedes visitar es el mausoleo de los Amantes de Teruel, símbolo de la leyenda de amor entre dos jóvenes turolenses, Juan Martínez de Marcilla y Isabel de Segura.

Además, podrás visitar el Torico, una famosa fuente con un pequeño toro. Cerca se encuentran la Iglesia de Santa María, catedral de la diócesis de Teruel y las torres de El Salvador, un edificio del mudéjar aragonés catalogada en 1986 como Patrimonio de la Humanidad. Y es que hay muchas cosas que ver en Teruel, lo único que necesitarás será un mapa y tus ganas de descubrir toda la esencia de la ciudad.

También puedes pasear por el camino de Santa Bárbara, desde donde se puede apreciar mejor Teruel y su entorno gracias al Mirador de Los Mansuetos. Además, si viajas con niños, puedes visitar Dinópolis, un parque científico, cultural y de ocio dedicado a la paleontología y a los dinosaurios. A continuación, descubre todo lo que tienes que ver en tu visita a esta ciudad de Aragón :

Fuente del Torico, TeruelFuente del Torico, Teruel

Catedral de Teruel

La Catedral de Teruel, cuyo nombre completo es Catedral de Santa María de Mediavilla, es una de las máximas expresiones del preciado arte mudéjar que surgió como resultado de la transformación y ampliación de una antigua parroquia del siglo XII. Los estilos predominantes son el gótico y mudéjar, aunque tuvo que ser parcialmente restaurada debido a los daños que sufrió durante la Guerra Civil española. Además, el cimborrio de esta catedral, su torre y la techumbre fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986. Lo mejor es que la entrada es gratuita.

Catedral de Santa María de Mediavilla, TeruelCatedral de Santa María de Mediavilla, Teruel

Paisaje protegido de Pinares de Rodeno

¿Qué mejor que mezclar las excursiones al aire libre y el senderismo con la cultura? En Pinares de Rodeno se puede. Este paisaje protegido, que cambia de apariencia según la intensidad de la luz del sol que reciba, se extiende por los términos municipales de Bezas, Albarracín y Gea de Albarracín. Sus senderos se entremeten entre bosques de encinas, pinos resineros, rebollos y formaciones de arenisca de distintos tonos rojizos.

Además, en él vivió el hombre en tiempos prehistóricos y se conservan algunas preciosas y preciadas pinturas rupestres levantinas, motivo por el cual este paraje forma parte del Patrimonio Natural de la Unesco. Si tienes suerte, podrás ver águilas reales, búhos reales, corzos o ciervos o corzos.

El paisaje protegido de Pinares de Rodeno cambia de apariencia según la intensidad de la luz del sol El paisaje protegido de Pinares de Rodeno cambia de apariencia según la intensidad de la luz del sol

Las torres de Teruel

Entre las torres mudéjares que ver en Teruel, destacan dos: la de San Martín y la de la iglesia del Salvador. Ambas fueron construidas en el siglo XIV, es decir, durante la época de esplendor del Reino de Aragón, cuando la población árabe tenía permitido todavía vivir en los territorios reconquistados gracias a los fueros de Alfonso II. Estas torres se elevan de forma señorial con ladrillos en tonos rojizos y con recargadas ornamentaciones.

Además, estos monumentos forman parte del conjunto mudéjar de Teruel, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986. La de la iglesia de Salvador se restauró a principios de la última década del siglo XX, convirtiéndose en la primera torre mudéjar en Teruel. Lo mejor es que se puede visitar su interior, recorrer sus tres salas interiores, asomarte al mirador y subir al campanario. También alberga el Centro de Interpretación de la Arquitectura Mudéjar Turolense.

Torre mudéjar de TeruelTorre mudéjar de Teruel

Los castillos de Teruel

Es una opción muy recomendable si eres todo un amante de la historia. Entre todos los castillos que se pueden encontrar en esta ciudad, los tres más destacados son: el de Alcañiz, el de Peracense y el de Mora de Rubielos.

El más antiguo de los tres es el de Alcañiz, aunque el castillo de Peracense es el más impresionante de los tres, ya que fue construido en el siglo XIV sobre una peña rocosa de 1.400 metros de altura. Por último, el de Mora de Rubielos es enorme y se puede apreciar la mezcla de estilos árabe y gótico. Su interior cuenta con un patio porticado y otros elementos ornamentales delicados más propios de un palacio que de una fortaleza.

Castillo de PeracenseCastillo de Peracense

Dinópolis

Si viajas en familia, este es el sitio perfecto para visitar porque hay pocos parques paleontológicos o museos tan completos en el mundo como Dinópolis. Y es que este parque de ocio, cultural y científico está dedicado al mundo de los dinosaurios y la paleontología ofreciendo el conocimiento a sus visitantes desde una perspectiva divertida y distinta. Se fundó en 2001 y, desde entonces, ha sido un éxito de público recibiendo casi 3 millones de visitantes en sus primeros 6 años de vida.

En este museo se explica la vida de la Tierra durante los últimos 4.500 millones de años, centrándose especialmente en los dinosaurios. El llamado Territorio Dinópolis está formado por un gran parque y siete museos dispersos por otras siete localidades de Teruel. Sin duda alguna, todo un acierto para que los más pequeños se lo pasen en grande.

Mausoleo de los Amantes de Teruel

La triste historia de Juan Martínez de Marcilla e Isabel de Segura tuvo lugar en la época medieval en Teruel. La historia cuenta que Juan era un chico pobre que se enamoró de una preciosa chica, Isabel, hija única de familia adinerada. Como Juan no tenía riquezas, se fue a buscarlas para poder reunir una gran dote en el plazo de los cinco años que Isabel había prometido esperarle. Cuando pasaron los cinco años, la presión del padre para que su hija se casase fue tan grande que no le quedó más remedio que acceder a un casamiento concertado. Cuando Juan llegó con toda la riqueza conseguida, se enteró y fue a pedirle un beso a Isabel. Ella, casta y honesta, se lo negó, causando que él muriese de pena. En la misa del difunto, ella besa con tanta pasión a Juan que queda vacía su alma y cae muerta sobre su amado.

Mausoleo de los Amantes de TeruelMausoleo de los Amantes de Teruel

Así, el mausoleo es un sitio de interés turístico, pero también es mucho más que la historia de esos dos amados. Se divide en cuatro secciones en las que podrás aprender todo sobre esta historia y sobre el Teruel de aquella época y el hallazgo de las momias de los protagonistas de la triste historia de amor.

Albarracín

Uno de los pueblos con más encanto de Teruel es Albarracín, situado en la falda de una montaña. Su casco histórico es una belleza y sus calles, empinadas, estrechas y adoquinadas, conducen a los visitantes a plazas medievales y multitud de rincones pintorescos. Además, las casa colgantes aparecen suspendidas sobre las aguas del río Guadalaviar.

Además, no puedes perderte algunos de sus monumentos característicos como el Alcázar de Albarracín, la catedral del Salvador, la plaza del Ayuntamiento, la Casa de la Julianeta y las torres del Andador, Doña Blanca y La Muela. A lo lejos, se puede observar la muralla, construida por los cristianos en el siglo XIV, que sigue todavía en pie. Un lugar perfecto y muy romántico para desconectar junto a tu pareja.

Albarracín, uno de los pueblos con más encanto de TeruelAlbarracín, uno de los pueblos con más encanto de Teruel

Gastronomía

Después de haber recorrido la ciudad y haber descubierto todos los sitios turísticos y monumentos, llega el momento de disfrutar de su gastronomía tradicional. Son platos, bebidas y dulces típicos que han sido influenciados por su ubicación en el interior del país. Algunos productos básicos serían el ternasco de Aragón o el jamón de Teruel, que ambos cuentan con Denominación de Origen Protegida. El segundo, además, es producto estrella de dos de los platos más típicos que se pueden degustar en esta ciudad: los regañaos, que son una especie de torta cubierta con jamón y pimientos rojos, sardinas o arenques; y las delicias de Teruel, unas tostas de pan que van acompañadas con ajo, tomate, aceite y jamón.

Otros platos típicos son: las migas turolenses, el gazpacho de pastor, la sopa de ajo, los cardos y borrajas, la caldereta o las magras turolenses. También son de gran calidad las legumbres y la trufa negra, productos estrella de la huerta. Y en cuanto a la bebida típica, nada mejor que un vino de la región para acompañar esta excelente gastronomía, sobre todo aquellos que cuentan con Indicación Geográfica Protegida del Bajo Aragón.

Por último, qué mejor que el postre. Uno de los más típicos de la ciudad es el suspiro de amante, un pastelillo con una deliciosa base de queso, aunque también podrás degustar turrones artesanales o la trenza mudéjar, que es el dulce más típico de Teruel. También son una buena opción las frutas de Aragón, apartado donde destaca el melocotón de Calanda.

Las migas son un plato típico de TeruelLas migas son un plato típico de Teruel

Alojamiento

Alojarte en Teruel será la mejor opción si quieres disfrutar de una histórica ciudad. El mejor sitio para dormir será en su casco histórico, ya que la belleza de sus calles merece realmente la pena. Además es el sitio que concentra la mayor parte de los hoteles, hostales y apartamentos, sobre todo por los aledaños de la Plaza de San Juan y el Museo Provincial de Teruel.

Sus precios rondan los 60€ por noche y desde aquí tendrás a pocos pasos monumentos destacables como la Catedral de Santa María de Mediavilla o la Iglesia de San Pedro. Además, están también muy cerca de la estación de tren, sobre todo los de la Plaza de San Juan.

Fuera del casco histórico y más por las afueras, se encuentra el Parador de Teruel, una preciosa mansión mudéjar con vistas a los jardines espectaculares.

Artículos recomendados