• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
    • Medicamentos
    • Enfermedades
    • Cáncer
    • Menopausia
    • Alergias
    • Dietética
    • Vida sana
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar

Bekia viajes

Destinos

Qué ver en Huesca y su provincia: parques nacionales, esquí y gastronomía

Qué ver en Huesca y su provincia: parques nacionales, esquí y gastronomía
ARAGÓN

Qué ver en Huesca y su provincia: parques nacionales, esquí y gastronomía

Descubre todo sobre la sexta ciudad más grande de España en la que podrás disfrutar de la naturaleza, deportes de riesgo y una exquisita gastronomía.
Ángela María de Toro Martín

Huesca es una ciudad y municipio español, capital de la provincia homónima, perteneciente a la comunidad autónoma de Aragón . A pesar de ser la sexta más grande en cuestión de superficie, está poblada por menos de 250.000 personas. Esa baja densidad de población la convierte en una joya preciada para los amantes de los espacios abiertos dominados por la naturaleza y los monumentos. Caminar por montañas y valles, visitar pueblos medievales y comer carnes autóctonas son algunas de las cosas que hacer en Huesca, pero hay más.

Aínsa ofrece uno de los paisajes más impresionantes de la provincia de HuescaAínsa ofrece uno de los paisajes más impresionantes de la provincia de Huesca

Entre otras cosas, esta ciudad destaca por su casco antiguo, delimitado por la calle del Coso y las murallas. Es ahí donde se encuentran los principales monumentos de interés que ver en el municipio. El Coso es una de las calles principales que forma parte del barrio de San Lorenzo, uno de los barrios más destacados de Huesca porque alberga varios edificios de interés como la iglesia de San Vicente el Real, la plaza de toros y el teatro Olimpia, entre otros.

En lo que a patrimonio religioso se refiere, una de las cosas más importantes que ver en Huesca es la Catedral, de estilo gótico, construida en el siglo XIII y dedicada a Santa María. Fue declarada Monumento Histórico Artístico en 1931. También es importante visitar el Monasterio de San Pedro el Viejo, un edificio románico del siglo XII que es considerado uno de los conjuntos históricos más importantes del románico aragonés.

Vista general de la ciudad de HuescaVista general de la ciudad de Huesca

De los edificios civiles, el Círculo Oscense es uno de los sitios más particulares que visitar en Huesca porque es una de las muestras más importantes del Modernismo en la ciudad. Está ubicado en la Plaza de Navarra y llama la atención porque parece una especie de castillo-fortaleza. Para los oscenses es también conocido como Casino.

Pero esto no es todo. En Huesca podrás adentrarte en los muchos atractivos naturales, arquitectónicos, lúdicos y gastronómicos como son la Fuente de las Musas, el Puente de San Miguel, el Palacio de Villahermosa o el Parque de Miguel Servet. A continuación, todo lo que debes saber sobre Huesca para aprovechar tu visita al máximo:

Huesca

La capital de la provincia, en Aragón, es otro de los muchos lugares que visitar en la ciudad. Romanos, íberos, visigodos y árabes forjaron la personalidad y el patrimonio de Huesca, que esconde un gran número de lugares interesantes que descubrir. Y es que de los árabes, aún queda una pequeña parte de la muralla que fue construida en el siglo IX.

Santa Iglesia Catedral de la Transfiguración del Señor de HuescaSanta Iglesia Catedral de la Transfiguración del Señor de Huesca

En cuanto a la arquitectura religiosa cristiana, destaca la iglesia de San Pedro el Viejo, la catedral de Huesca y el convento de San Miguel, en el que se conservan retablos barrocos y un bonito órgano del siglo XIX. El palacio de Villahermosa y el museo de Huesca son otros dos de los muchos atractivos monumentos que ver en Huesca.

Si quieres que tu visita sea especialmente buena y buscas pasártelo bien, lo mejor será que visites Huesca durante Semana Santa o en agosto, pues en cuando se celebran las fiestas de San Lorenzo, patrón de la ciudad, y las calles y los locales se llena de ambiente y turistas.

Aínsa

El pueblo más bonito que visitar en Huesca es, a su vez, uno de los miembros destacados del exclusivo listado de Los Pueblos Más Bonitos de España. Y es que parece que te transportas a otro mundo nada más pasar bajo el pequeño arco que da a la parte de Aínsa que parece haberse quedado en el medievo.

Aínsa es uno de los pueblos más bonito de HuescaAínsa es uno de los pueblos más bonito de Huesca

Este pueblo consta de una preciosa Plaza Mayor a la que acudían los mercaderes después de salir de la iglesia de Santa María, del siglo XII, y de un histórico castillo. Además, Aínsa es una oda a las construcciones de estilo románico y romántico. Se trata, sin duda alguna, de uno de los mejores lugares que visitar en Huesca para hacer una escapada.

Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

Este parque, situado en la comarca de Sobrarbe, es uno de los parajes naturales más bellos que ver en Huesca, en Aragón y en España. De hecho, es el segundo más antiguo de España (declarado en 1918 como tal) y alcanzó el estatus de Patrimonio de la Humanidad en 1997 por la Unesco. Una gran cantidad de senderos a tu disposición que te permitirán profundizar en sus entrañas y desconectar por un momento.

Parque Nacional de Ordesa y Monte PerdidoParque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

En el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido podrás disfrutar de maravillosas vistas como montañas, entre ellas la de Monte Perdido, tercer pico más alto de los Pirineos; valles, como el de Pineta, custodiados por imponentes cañones y atravesados por ríos como el Cinca. Las laderas de las montañas están cubiertas por preciosos bosques de hayas, pinos negros y abetos, entre otras muchas especies.

En otoño, las especies caducifolias adoptan tonos rojos, ocres y anaranjados, convirtiéndose en un gran espectáculo natural. Entre su fauna, podrás encontrar marmotas, rebecos, ciervos y jabalíes, además del águila real y el quebrantahuesos, es decir, una de las aves más grandes del planeta.

Torla

Es imprescindible hacer una ruta, ya sea en coche o bici, por los pueblos medievales de la ciudad. En este trayecto, no puedes olvidar la visita a Torla, donde sus menos de 300 habitantes pueden disfrutar del rumor de las aguas del río Ara, que pasa lamiendo las casas de piedra, y la emblemática y bonita iglesia-torre de San Miguel.

La villa medieval de Torla es de visita obligadaLa villa medieval de Torla es de visita obligada

Aunque Torla estuvo amurallada durante su época medieval, en el siglo XVI, hoy en día solo se conserva parte de su castillo y del resto de torres y puertas en Casa Ruba y Casa Ballarín. Utiliza esa ciudad como puerta de entrada para visitar y explorar el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido o el valle del Ara.

Estación de esquí de Formigal y Panticosa

Pero lo mejor es que en Huesca también se puede esquiar durante la temporada de nieve. La estación de esquí de Formigal y Panticosa es la mejor opción para ello porque es el mayor destino de esquí en España y la gran referencia para los amantes de los deportes de invierno. Tiene acceso a cuatro valles, cuenta con 176 km de pistas esquiables, repartidos en 14 pistas verdes, 52 rojas, 34 azules, 42 negras y 5 itinerarios. La cota máxima es de 2.250 msnm y la mínima de 1.145, pudiendo utilizar 10 cintas teletransportadoras, 9 telesquís, 4 telesillas biplazas, 8 telesillas cuatriplaza y 4 telesillas sextiplaza para llegar a las pistas. Será una garantía de practicar tu deporte favorito disfrutando a su vez del precioso paisaje.

Estación de esquí de Formigal y PanticosaEstación de esquí de Formigal y Panticosa

Gastronomía

Después de recorrer la ciudad y conocer sus principales museos y monumentos, llega el momento de hacer un descanso para disfrutar de la gastronomía tradicional de Huesca, marcada por su ubicación a los pies del Pirineo Aragonés. Sin duda alguna, su comida atrapará el paladar hasta de los visitantes más exigentes con sus preparaciones culinarias recias, compuestas mayormente de carne como el ternasco de Aragón, pollo, ternera del Pirineo o carne de cerdo.

Y es que debido a su situación geográfica, la gastronomía oscense se basa en la carne de cordero y en los pescados procedentes de los ríos que cruzan la provincia. El pescado más consumido es el bacalao, traído en salazón desde las frías aguas donde se pesca al interior del país. Recetas que por supuesto van siempre acompañadas de las mejores verduras de la huerta, como borrajas, cardos o espárragos.

Los Chiretas constituyen uno de los platos más representativos y puede describirse como la tripa del cordero cosida y rellenada con arroz condimentado, jamón, tocino y vísceras del animal como corazón y pulmón. Además, el ajoarriero también es muy famoso y se trata de una pasta a base de patata, ajo, aceite y huevo, machacada en un mortero. Se añade zumo de limón para darle un ligero sabor ácido.

El ajoarriero es uno de los platos más famosos de HuescaEl ajoarriero es uno de los platos más famosos de Huesca

A la hora de elegir una bebida para acompañar esta rica gastronomía, la mejor opción es sin duda el vino. En la región se produce vino con Denominación de Origen Somontano, con variedades de uvas blancas y tintas que se cultivan a los pies del Pirineo Aragonés.

Por último, como broche final, los postres tradicionales, entre los que se encuentran los empanadicos, glorias de Huesca, tarta Loreto, pastel ruso, castañas de mazapán, trenza de Almudévar, campanas de Huesca, leche frita, suspiros de monja o cocas de nata. Y es que Huesca es una ciudad de gran tradición pastelera, ya que sus pasteleros han sabido mantener las viejas recetas y los productos más tradicionales han pasado de una generación a la siguiente. También han sabido innovar creando nuevas formas, nuevos sabores, nuevas técnicas.

Alojamiento

La ciudad medieval cuenta con una gran oferta de hostales y hoteles donde dormir. En el casco antiguo, rodeado por la Muralla, se encuentran los mejores hoteles de la ciudad, cercanos a la Iglesia de San Lorenzo, la Catedral de Huesca o el Monasterio Viejo de San Juan de la Peña.

Además, muchos de los viajes a esta ciudad se hacen para disfrutar del turismo activo al aire libre, lo que permite encontrar bastantes sitios para dormir a las afueras. Hay una gran oferta de hostales pensados para aquellos que quieren disfrutar de actividades de aventura y deportes de riesgo.

Otra opción bastante popular para buscar alojamiento en Huesca es la de las casas rurales que hay por los alrededores. En un radio de menos de 50 km de la ciudad hay muchos alojamientos desde los que puedes hacer excursiones al Parque Natural de la Sierra de Ordesa y Monte Perdido.

Artículos recomendados