Menú
Qué ver en Gante: los lugares que no puedes perderte en esta ciudad de Bélgica
Qué ver en Gante: los lugares que no puedes perderte en esta ciudad de Bélgica
UNA CIUDAD CON ENCANTO

Qué ver en Gante: los lugares que no puedes perderte en esta ciudad de Bélgica

En la ciudad de Gante se encuentra uno de los bares más pequeños, el Café 't Galgenhuisje, que se encuentra en la Groentenmarkt justo al lado de la Lonja de Carnes.

Sheila González Oliva

La ciudad de Gante, se sitúa en la confluencia del río Lys en Bélgica y tiene un encanto particular. Generalmente Brujas siempre es lo que más reclamo turístico tiene pero para sorpresa de muchos, Gante ofrece un sinfin de paisajes dignos de enmarcar en una postal, además hace unos gofres XL imposibles de olvidar. Es la ciudad flamenca con mayor número de edificios históricos, tiene una intensa vida cultural y una situación privilegiada entre Brujas y Bruselas, a media hora de ambas en tren, todo un lujo tanto para los lugareños como para los turistas.

Ríos Lys, BégicaRíos Lys, Bégica

Gante, además de tener gran interés arquitectónico, ofrece la posibilidad de visitar diversos museos, infinidad de tiendas, restaurantes y por si fuera poco, tiene una vida noctura emocionante. Cualquier noche es buena para disfrutar de un concierto gratuito en cualquier bar, ya que es algo muy típico de la ciudad. Además, es una ciudad donde se respirar muy buen ambiente debido a que es una ciudad universitaria donde hay mucha juventud. Sus preciosas callejuelas junto a su asombrosa arquitectura forman una ciudad donde hay infinidad de posibilidades a la hora de visitar. Se puede decir que Gante es la ciudad olvidada de Bruselas, pero lo cierto es que tiene mucho que ofrecer y sin duda es una de las ciudades más bellas Europeas.

Cómo llegar a Gante desde Bruselas

La mejor opción a la hora de viajar de Bruselas a Gante es la de reservar un tren. Se puede coger el tren en diferentes estaciones: Bruxelles-Midi, Bruxelles-Nord o Bruxelles-Central, en dirección Ostende. La parada en la que tienes que bajar es Gent-Sint-Pieters, el trayecto es de 45 minutos y el precio oscila alrededor de los 10 euros. Una vez en la estación de Gante se puede coger un tranvía al centro de la ciudad. Para moverse por Gante lo mejor es andar para poder descubrir cada rincon de esta bella ciudad belga.

La mejor opción para viajar a Gante es coger un trenLa mejor opción para viajar a Gante es coger un tren

Asimismo, para aquellos que van directamente a Gante desde los aeropuertos más cercarnos hay dos alternativas. Una opción es para aquellos viajeros que llegan al aeropuerto de Charleroi, que es la de coger un autobús hasta la estación Midi de Bruselas y allí coger el tren a Gante. Para aquellas personas que llegan al aeropuerto de Bruselas, Zavetem, se puede coger un tren directo a Gante o con escala en Bruselas.

Muelles Graslei y Korenlei

Cuando se comience la ruta por Gante hay que tener en cuenta que los muelles más importantes son Graslei y Korenlei y se encuentran a orillas del río Lys. Es una zona de gran actividad comercial. Se fueron construyendo casas de estilo tradicional que han llegado hasta nuestros tiempos, convirtiendo las calles de Graslei y Korenlei de las más transitadas e icónicas de la ciudad. Lo ideal es pasear tanto de día como de noche para ver el contraste de estilos que tienen las curiosas callejuelas.

Las calles de Graslei y Korenlei, a las orillas del río LysLas calles de Graslei y Korenlei, a las orillas del río Lys

Ruta por los canales

Una de las paradas más que obligatorias en Gante, es la de realizar un paseo en barco por los canales. De esta manera se disfrutará desde otra perspectiva de la ciudad. Las barcas sales desde la zona más céntrica de los muelles de Graslei y Kornlei y tienen un recorrido que dura aproximadamente unos 40 minutos. Además, a su paso irán explicando la historia de los edificios más importantes por los que se pase. El precio es asequible de entre 7 a 10 euros dependiendo del tipo de embarcación que se escoja.

Iglesia de San Nicolás

Otro de los lugares de interés de la ciudad es la iglesia de San Nicolás que pertenece al siglo XIII, y corresponde a uno de los lugares más antiguos e importantes de Gante. La construcción de la iglesia fue financiada por el gremio de los comerciantes, al ser San Nicolás el patrón del comercio, fue construido en su honor en piedra de color azul grisácea. Destaca por su campanario y sus torres cónicas más pequeñas situadas en las esquinas del edificio.

Iglesia de San Nicolás, en el centro de GanteIglesia de San Nicolás, en el centro de Gante

Es una de las iglesias que merece la pena entrar en su interior para poder disfrutar de sus enormes vidrieras que iluminan con la luz natural cada uno de los detalles arquitectónicos del templo religioso. Sin duda, las mejores vistas de la iglesia de San Nicolás son al subir al cercano campanario de Gante, la Torre Belfort. Es aconsejable echar un vistazo antes de ir a los horarios porque pueden variar en función de la época del año en la que nos encontremos.

Parada en Belfort

La torre del Campanario, conocida como Belfort, sobresale de los tejados de la ciudad con sus 91 metros de altura. Se trata de una antigua torre de vigilancia del siglo XIV, coronada por una figura de un dragón dorado. Tiene varias plantas en su interior con varias exposiciones que tienen que ver con la historia de la torre. En una de las salas se encuentra la famosa campana de la torre, Roland, que se utilizaba para advertir a la gente de que se acercaba un enemigo. En otra de las plantas se encuentra el carillón de 52 campanas, sin duda impresioante.

Torre de Belfort o La torre del CampanarioTorre de Belfort o La torre del Campanario

Puente de San Miguel

Paseando por Gante se llegará al Puente de San Miguel situado en el río Leie, siendo uno de los lugares más bohemios de Gante y sobre todo para los amantes de la fotografía. Desde lo alto del puente se podrá ver las increíbles fachadas de ambas orillas, las torres de varias iglesias cercanas y los barcos navegando por el canal, una imagen que se quedará guardada en la retina para siempre. Uno de los mejores momento para visitar el Puente de San Miguel es al atardecer mientras se iluminan los edificios de la ciudad.

Puente de San Miguel, sobre el río LysPuente de San Miguel, sobre el río Lys

Castillo de los Condes de Flandes

El Castillo de los Condes de Flandes o Gravensteen, es una de las fortalezas defensivas mejor conservadas de Europa y otro de los lugares que visitar en Gante. Fue construido en el siglo XII por Felipe de Alsacia, conde de Flandes, sobre el río Lys, con un foso a su alrededor para así proteger la fortaleza. Lo mejor de todo es que no solo se puede ver por fuera sino que además se puede entrar en el castillo para ver la antigua Sala de Torturas y subir a la Torre del Homenaje, desde donde se obtendrán unas vistas increíbles de Gante.

Castillo de los Condes de Flandes o Gravensteen, sobre el río LysCastillo de los Condes de Flandes o Gravensteen, sobre el río Lys

Korenmarkt

La plaza de Korenmarkt se encuentra en pleno centro histórico y está rodeada de locales. Una buena opción es hacer parada en esta plaza para probar algunas de las mejores cervezas belgas. Esta prestigiosa plaza, además está rodeada de edificios de la Edad Media con preciosas fachadas con un encanto particular.

Ayuntamiento de Gante

También en el centro histórico se puede aprovechar para visitar el ayuntamiento de Gante o Stadhuis. Está representado en diferentes estilos arquitectónicos por lo que a su simple apreciación puede parecer algo recargado pero a la vez muy hermoso. El edificio que ocupa una manzana, parecen en realidad dos, al tener una fachada de estilo gótico y otra renacentista. Se puede visitar el interior y ver varias salas, como la Sala de la Pacificación, la sala del Arsenal, la Sala del Trono y la capilla de bodas con unas hermosas vidrieras.

Ayuntamiento de Gante o StadhuisAyuntamiento de Gante o Stadhuis

Catedral de San Bavón

Esta catedral se construyó en honor a San Bavón. La catedral es famosa por albergar en su interior el retablo de la 'Adoración del Cordero Místico', de los hermanos Van Eyck, unas de las obras maestras de la historia del arte. Además, en el interior también destaca 'San Bavón entra en el convento de Gante' de Rubens. Las puertas de roble y la torre campanario de 90 metros de altura son algunos de los elementos del exterior que más llaman la atención.

Catedral de San BavónCatedral de San Bavón

Plaza Vrijdagmarkt

Si se viaja en invierno cerca de las navidades el ambiente de la la Plaza Vrijdagmarkt que rodea algunas de las casas tradicionales más llamativas de la ciudad es impresionantemente acogedor. Es una buena zona para hacer una parada de desanso y tomar algo para recuperar las fuerzas.

Artículos recomendados